Rubén Larios Cabadas, implicado en incautación de 7 TM de cocaína.
Rubén Larios Cabadas, implicado en incautación de 7 TM de cocaína.
Edición 2500: Jueves, 10 de Agosto de 2017

Charro con Suerte

Por: Edgar Mandujano | En México los narcos se matan en los resorts. Aquí son liberados. El caso Larios Cabadas.

Rubén Larios Cabadas, implicado en incautación de 7 TM de cocaína.
Rubén Larios Cabadas, implicado en incautación de 7 TM de cocaína.

Al Cártel de Sinaloa se le atribuyen miles de muertes en Sudamérica. Es considerada una de las organizaciones más sanguinarias del tráfico de drogas. Su fama no es gratuita: dos mexicanos investigados por la fiscalía en el caso ‘Carbonero’ acaban de ser eliminados. Se trata de Aldo Daniel García Madrigal (39) y Julio Alan Reyes Alvarado (25), quienes estuvieron en nuestro país en el 2012 colaborando con el envío de las siete toneladas de droga incautadas en Trujillo. Tres meses después de la incautación de droga, el 10 de noviembre, seis personas armadas con fusiles de largo alcance secuestraron a Aldo García Madrigal, quien se encontraba en el interior de su empresa en la ciudad de Irapuato. Horas más tarde fue encontrado por un campesino en la comunidad de Tejamanil, Guanajuato. Estaba semidesnudo y con cuatro impactos de bala en el cuerpo. A García Madrigal la fiscalía lo investigaba por ser socio en una empresa con Marco Antonio Larios Díaz, enlace directo con el Cártel de Sinaloa y el financista del hallazgo de droga más grande de los últimos años en el Perú. Otro crimen vinculado al caso ocurrió el 20 de diciembre del 2016 contra Julio Alan Reyes Alvarado. A él lo encontraron muerto en el interior de su camioneta, acuchillado y mutilado, en plena ciudad de Monterrey. Le habían cortado todos los dedos de sus manos como señal de advertencia. Según la fiscalía, Reyes Alvarado apoyaba a Rubén Larios Cabadas en la administración del dinero. Además, agrega que Julio Reyes mantenía contacto telefónico con una hermosa dama que lo habría visitado en Trujillo durante su estadía en el 2012.

Sábado 5, Cabo San Lucas, México. Triple homicidio en exclusivo hotel, a plena luz del día. Sicarios ejecutaron  el crimen en un minuto. Derecha, Larios sale libre el 25 de agosto.
Sábado 5, Cabo San Lucas, México. Triple homicidio en exclusivo hotel, a plena luz del día. Sicarios ejecutaron  el crimen en un minuto. Derecha, Larios sale libre el 25 de agosto.

Otra es la suerte de los mexicanos detenidos Rubén Larios Cabada, Jhoseth Gutiérrez León y el peruano Néstor Porfirio Herrera Villanueva, quienes saldrán en libertad el 25 de agosto, gracias a que la Segunda Sala Nacional de Apelaciones a cargo del juez César Sahuanay no consideró el razonamiento correcto de ampliación de prisión preventiva que hizo la jueza Zaida Catalina Pérez Escalante, del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, al no adjudicar el Decreto Legislativo 307 que dejó sin efecto el pedido de la fiscalía al considerarlo inviable. Pero la tesis planteada por la fiscalía en el caso ‘Carbonero’ sostiene que su principal financista es el mexicano Marco Antonio Larios Díaz ‘Maki’, y que para concretar el ilícito negocio constituyó cuatro empresas: ‘A. Y O. Comercializadora y Distribuidora S.A. de C.V’ en México, ‘Importing and Exporting D´art Blaper SL’. en España, ‘Betas Andinas del Perú’ y ‘Alfa & Omega’ en el Perú entre los años 2011 y 2012. También concluye que Rubén Larios y Jhoseth Gutiérrez (próximos a obtener su libertad) se encargaron del manejo logístico del inmueble donde se acopió y acondicionó la droga. Otra función encargada a los mexicanos fue la parte administrativa junto a Rodrigo Torres ‘Lic’ de las empresas Alfa & Omega y Betas Andinas. La pericia técnica de la Divindat entregada a la fiscalía realizada a los números telefónicos de Larios Cabadas y Gutiérrez León confirmó que mantuvo comunicación con los peruanos Néstor Porfirio Herrera Villanueva, Carlos Manuel Mendoza Rodríguez y José Luis Tinta detenidos en el mismo caso. También aparecen entre sus contactos Marco Antonio Larios Díaz, Rodrigo Torres ‘Lic’ y Nazario Delgado Haro ‘Nazcar’ implicados en la investigación pero prófugos de la justicia. A través de la Cooperación Internacional con el Gobierno de España, se recibió información que la empresa Betas Andinas del Perú S.A., cuyo representante es Luis José Tinta Jara, envió un contenedor al puerto de Algeciras en el 2013 con 9,000 kilos, de carbón antracita en Big Bag a la empresa Importing and Exporting D art Blaper SL, la cual fue intervenida lográndose hallar 307 kilogramos de cocaína. En las 250 diligencias realizadas por la Segunda Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada contra la Criminalidad Organizada a cargo de la fiscal provincial Mayda Virginia Morí Anto, durante los 36 meses de investigación, encontró suficientes elementos de convicción para decir que el Cártel de Sinaloa puso el dinero y su experiencia para financiar el transporte, introducirla en el extranjero y, posteriormente, comercializarla, con el apoyo de peruanos sindicados de pertenecer a un cártel internacional.

Loading...