Presidente Kuczynski y vicepresidente Martín Vizcarra con 721 kilos en base de Mazamari, VRAEM.
Presidente Kuczynski y vicepresidente Martín Vizcarra con 721 kilos en base de Mazamari, VRAEM.
Edición 2492: Jueves, 15 de Junio de 2017

La Muralla Fina

Escribe: Enrique Chávez | Hay casi 40% más de hectáreas de coca que las que se creían. Incautaciones en el primer semestre equivalen a las de un año.

Presidente Kuczynski y vicepresidente Martín Vizcarra con 721 kilos en base de Mazamari, VRAEM.
Presidente Kuczynski y vicepresidente Martín Vizcarra con 721 kilos en base de Mazamari, VRAEM.

Nos hemos encontrado con una cuantificación de hoja de coca que estaba claramente muy subestimada”, revela el viceministro de Orden Interno, Rubén Vargas.

“El informe de Naciones Unidas cifró que en el 2016 había 40300 hectáreas de coca sembradas en el Perú. Pero hace poco se han ratificado e informaron que hay 15 mil más. Si hay entre 55 mil y 60 mil hectáreas, estamos en un proceso de ascenso como el que se tuvo entre 2005 y 2006. Eso es muy peligroso”, advierte Vargas.

En paralelo, Vargas sostiene que, en lo que va de este año, la incautación de drogas cocaínicas en el Perú también bate un récord. Si en un año el promedio de incautación está alrededor de las 25 toneladas, a fines del último mayo ya se superaron las 20 toneladas. En un semestre se incautará la droga capturada usualmente en un año. La producción estimada de cocaína en el Perú es de 400 toneladas.

Dos policías fueron asesinados.
Dos policías fueron asesinados.

A ello se añade la situación del vecindario. El proceso de paz en Colombia tuvo entre sus consecuencias que en los últimos años retrocedió la intensiva política de erradicación en ese país. Y el resultado es explosivo.

“El cultivo se ha disparado en Colombia. Los reportes lo señalan así”, dice Vargas.

Todavía no llegan las cifras de NNUU, pero la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca reporta 188 mil hectáreas en ese país, lo que constituye un récord histórico. Más del doble desde el 2014. La producción potencial de cocaína en ese país llega a las 700 toneladas.

Vargas: “cuantificación subestimada”.
Vargas: “cuantificación subestimada”.

EL RIESGO DEL NARCOESTADO

El ministro de Defensa, Jorge Nieto, advirtió el fin de semana en La República que “existen estamentos, zonas y autoridades que han sido captados por el narcotráfico” y alertó que “uno de los pilares de esa confrontación tiene que ser una reforma electoral que impida el ingreso de dinero sucio a la política”.

¿Vamos camino al temido ‘Narcoestado’?

“Estamos bastante lejos de ello”, cree Vargas, si bien anuncia que “todavía tenemos casos en carpeta que involucran a ex autoridades”. Se unirán al caso del sentenciado exgobernador de Ucayali, Jorge Velásquez. El mes pasado se desarticuló una organización con la que está vinculado. “Lavaba dinero de la corrupción y probablemente del narcotráfico”. Las cuatro avionetas incautadas ya pasaron al servicio de la Policía.

El alcance de otras organizaciones, como la de la familia Pariona, que fue intervenida hace dos semanas, es un indicativo del impacto actual del narcotráfico. Su zona de operaciones era el cono norte y fueron intervenidos 20 edificios.

“Amasaron muchísimo dinero de la cocaína del VRAEM”, dice Vargas.

Tres cuartas partes del total de droga provienen del allí.

Avioneta de ex gobernador Velásquez.
Avioneta de ex gobernador Velásquez.

CORRUPCIÓN EN EL VRAEM

Poco antes de ser designado viceministro, Vargas denunció un “problema fundamental de corrupción” en la conducción militar de este valle (CARETAS 2442). Cuando faltaban días para concluir su mandato, Ollanta Humala trasladó esa responsabilidad de los militares a la policía, que ya había estado al frente de la lucha contra el narcotráfico en el Alto Huallaga.

Vargas explica que el traslado vino “sin fondos ni logística. Fue bastante perverso”. De ese modo, el Comando Conjunto continúa al frente del VRAEM. 

Tres cuartas partes de la droga provienen del VRAEM. Capacidad de producción es de 400 toneladas.
Tres cuartas partes de la droga provienen del VRAEM. Capacidad de producción es de 400 toneladas.

Pero explica que aún así la policía pudo hacer una diferencia porque “el añadido es la inteligencia operativa en equipos especiales dentro de la Dirección Antidrogas. Esa es nuestra principal arma de combate”.

El puente aéreo del mismo VRAEM que “hasta hace dos años era muy activo” se trasladó al extremo norte, en Codo de Pozuzo, Oxapampa y Puerto Inca. “Ahí aterrizan las avionetas bolivianas para llevar la droga que se mueve a Brasil y Europa”. Cada  nave carga entre 350 y 400 kilos.

En el país carioca el kilo de cocaína de alta pureza se vende entre US$ 45 mil y US$ 50 mil el kilo. “El mercado cada vez más insaciable de Brasil es el que empuja el crecimiento de las hectáreas en el Perú”, sentencia Vargas. “Allí está llegando por lo menos el 60% de la cocaína peruana”.

Un informe de la policía federal brasileña estima que las narices en ese país aspiran una tonelada diaria de cocaína. Otros países del Mercosur como Chile y Argentina también han incrementado dramáticamente su consumo en los últimos años.

En consecuencia, el traslado de la droga por tierra hasta los puntos de despegue de las avionetas también ha pasado por importantes transformaciones. El fuego abierto no estaba en el modus operandi de los grupos de mochileros o “cargachos” que eran sorprendidos.

Ahora los mochileros trasladan drogas con contingentes de seguridad.
Ahora los mochileros trasladan drogas con contingentes de seguridad.

“Antes simplemente huían, pero ahora tienen una cobertura de seguridad”, aclara Vargas.

El cambio fue detectado en diciembre, cuando se produjo un enfrentamiento en Tambo, Ayacucho, donde fueron interceptados unos 20 mochileros. Murieron 4 de ellos y un policía. Además de la droga se incautaron  fusiles AKM y pistolas automáticas. En circunstancias similares dos policías fueron asesinados por francotiradores en Luricocha, Huanta, el pasado 31 de mayo.

“Vamos a revertir la situación”, confía el viceministro. “Si nos dejan trabajar”.


La Estrategia de Masías

Seis mil hectáreas de cultivos legales al año.

Carmen Masías retornó a Devida luego de café amargo del 2014.
Carmen Masías retornó a Devida luego de café amargo del 2014.

Durante el gobierno de Ollanta Humala se le puso una atención significativa a la erradicación. Unas 65 mil hectáreas fueron erradicadas entre 2015 y 2016. Pero Vargas considera que se flaqueó en estrategias posterradicación y en muchos casos la resiembra llegó al 90%.

Leer: En el Blanco

Como ejemplo de esa trayectoria errática estuvo la salida de Carmen Masías de Devida, en 2014. El vuelco que experimentó el Valle del Monzón en Alto Huallaga tras la captura del líder senderista Artemio, dos años antes, quedó como un cambio tan significativo como solitario. Pero en septiembre último Masías volvió al puesto y acaba de presentar la Estrategia Nacional de Lucha contra las Drogas 2012-2017, que en su política de desarrollo alternativo incluye la siembra de 6 mil hectáreas de cultivos legales por año. El plan también incide en titulación y obras viales que permitan agilizar la salida de productos.             

Loading...