La costa del Pacífico de California a Chile ofrece las mejores condiciones para el desarrollo del deporte del surf.
La costa del Pacífico de California a Chile ofrece las mejores condiciones para el desarrollo del deporte del surf.
Edición 2492: Jueves, 15 de Junio de 2017

Entre Yuyos

Escribe: Alberto Sánchez Aizcorbe | La autoridad de la Costa Verde y la Marina de Guerra tienen responsabilidad.

La costa del Pacífico de California a Chile ofrece las mejores condiciones para el desarrollo del deporte del surf.
La costa del Pacífico de California a Chile ofrece las mejores condiciones para el desarrollo del deporte del surf.

Una nueva polémica corre pareja con las olas del acantilado de la Costa Verde de Lima.  El pasado 24 de mayo, por Acuerdo de Concejo número 034, la municipalidad distrital de Barranco aprobó por mayoría un convenio que permitiría la realización del proyecto Ana María entre las playas Los Yuyos y Baños de Barranco. Este proyecto contemplaba un muelle y una plataforma sobre el mar en donde funcionaría un restaurante cinco tenedores o tres michelines, y se completaría con una plataforma sobre el mar pegada a la costa para estacionamiento, a lo que después se le agregó una playa artificial de 600 metros cuadrados (más o menos una cancha de fulbito o de tenis). La alarma se ha activado.

La iniciativa no era nueva. En diciembre de 2001 fue presentada por primera vez y contó con la aprobación del Instituto Metropolitano de Planificación en su condición entonces de secretaría técnica de la Autoridad del Proyecto Costa Verde, dándole certificación previa y considerarla “un núcleo turístico de mar”.   La Marina de Guerra, un año y medio después (2004) le otorgó derechos de uso de agua acuática sobre un área de 5,000 metros cuadrados (Resolución Suprema firmada por el presidente Alejandro Toledo y el ministro de Defensa Roberto Chiabra).

Espigón de Lima Marina Club alteró las rompientes. Al centro, proyecto Ana María partiría la ola Yuyos según los especialistas.
Espigón de Lima Marina Club alteró las rompientes. Al centro, proyecto Ana María partiría la ola Yuyos según los especialistas.

Desde entonces, hubieron de pasar nueve años, refiere el regidor José Antonio Ayulo, para que la Marina, mediante Resolución Directoral de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas, reitere derechos por 30 años  a la empresa Alta Mar. Su gerente general, señor Carlos Reátegui Roselló, había insistido mediante cartas de diciembre de 2007 y julio de 2010, sobre el derecho de uso de las aguas marítimas el que, al fin, le fue concedido (2013). Y de ahí se abre un paréntesis durante  el cual se construye el club Náutico al extremo sur de Los Yuyos, para llegar al 2016 y 2017 en donde se ha activado el tema con la polarización de posiciones que a nada bueno conduce, porque Barranco ha visto reducirse en un  50%  su área de playas, perdiendo algunas arena  y otras, por el contrario,  ganándola; pero,  por lo general, afectando a los vecinos que ven la reducción de su espacio público.

Alcalde Mezarina por superar la ola.
Alcalde Mezarina por superar la ola.

Mariano Sota tiene 43 años y no está de acuerdo con el proyecto: “Llevo 38 surfeando, Barranco es un balneario con olas” asegura. Cuando niño y joven bajaba a la playa desde la calle Tacna por el sendero que permitía llegar al mar desde lo alto  del acantilado. No lo puede hacer ahora porque alguien reclamó propiedad “hasta la tercera ola” y cerró el sendero en donde hoy se desprende un edificio (a la altura del restaurante Cala). Mariano habla de olas ya desaparecidas, como la Anaquea y la Alamoana (voces del lejano Hawai) y defiende la Yuyos que, según él, sería partida en dos si se construye el pretendido muelle a partir de la  extensión del muñón de piedra que hoy se aprecia. Por otro lado, cree que es necesario destacar que la playa los Yuyos es una zona de aprendizaje de surf por sus olas relativamente tranquilas. “Aquí se iniciaron varios de nuestros campeones de tabla”, concluye.

La falta de un plan ordenador de la Costa Verde se hace evidente en las acciones individuales desarrolladas en los últimos 30 años.
La falta de un plan ordenador de la Costa Verde se hace evidente en las acciones individuales desarrolladas en los últimos 30 años.

El tema viene con olas agitadas. El alcalde Antonio Mezarina tiene una valla alta que vencer si quiere sacar adelante el proyecto. No sería desaconsejable que estudiara alternativas que preserven las playas y el espacio público, que haga participar a los vecinos capacitados  en el tema y, de esta manera, evitar que el asunto se vaya hacia aguas profundas y corrientes no deseadas. La congresista María Elena Foronda Farro, presidenta de la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y  Afroperuanos,  Medio Ambiente y Ecología (vaya poder de síntesis del Congreso) ha dirigido un oficio al alcalde Mezarina preocupada por el tema. Un punto que cabe destacar en su mensaje es el exhorto a cumplir la ley de preservación de las rompientes apropiadas para la práctica deportiva (dada durante el gobierno del presidente Humala) y una preocupación final sobre las características de vía rápida segregada que se le ha dado al ‘circuito de playas’, a través del diseño y  los 80 kilómetros  por hora de velocidad asesina que se  le ha establecido.

Regidor Ayulo en defensa de Yuyos.
Regidor Ayulo en defensa de Yuyos.

Loading...