OAS colocó mallas después del escándalo. “La multitud de rajaduras evidencian una pésima ejecución y diseño de la obra”, según el arquitecto Gutarra.
OAS colocó mallas después del escándalo. “La multitud de rajaduras evidencian una pésima ejecución y diseño de la obra”, según el arquitecto Gutarra.
Edición 2492: Jueves, 15 de Junio de 2017

A la Reja

Por: Silvia Crespo | Bypass de 28 de Julio gestionado por Castañeda tendría graves fallas de construcción.

OAS colocó mallas después del escándalo. “La multitud de rajaduras evidencian una pésima ejecución y diseño de la obra”, según el arquitecto Gutarra.
OAS colocó mallas después del escándalo. “La multitud de rajaduras evidencian una pésima ejecución y diseño de la obra”, según el arquitecto Gutarra.

A solo un año de su inauguración, el bypass en el cruce de la Av 28 de Julio con la Av. Arequipa en el Cercado de Lima muestra rajaduras en las paredes. Además la pista ya ha sido parchada tres veces.

Forado realizado por la empresa OAS evidencia la falta de mallas de fierro.
Forado realizado por la empresa OAS evidencia la falta de mallas de fierro.
  La construcción  del bypass en el cruce de la Av. 28 de Julio con la Av. Arequipa, en el Cercado de Lima, está nuevamente bajo los reflectores. El paso a desnivel fue inaugurado en abril del año pasado. El proyecto vial cotizado  en S/ 264 millones fue construido en 12 apresurados meses. La obra fue adjudicada a dedo por el alcalde Luis Castañeda Lossio a la empresa brasileña OAS. Pero ya se empezó a rajar.

Los túneles están dotados con mejoras tecnológicas y brinda garantías a los usuarios, pues tiene iluminación, sistemas de seguridad en caso de incendios, alarmas interconectadas”, declaró el alcalde Luis Castañeda Lossio al inaugurar el bypass de la Av. 28 de Julio, en el Cercado de Lima, en abril del 2016.

Ahora resulta que el paso a desnivel estaría plagado de rajaduras a lo largo y ancho de su recorrido. Las múltiples fisuras en sus muros de contención serían la punta del iceberg de un forado que apunta al escándalo de corrupción  Lava Jato.

RAJADURAS POR DOQUIER
La aparición de una enorme grieta en el paso a desnivel inaugurado en abril del año pasado puso una vez más los reflectores sobre la polémica obra. El problema sería estructural, según el arquitecto Diego Gutarra, de la Unión de Estudiantes de Arquitectura de Lima.

En enero, ese colectivo denunció el hundimiento de la calzada de la salida a la Av. República de Chile y la presencia de más de 40 rajaduras en los muros. “Las fisuras no están localizadas solo en un sitio especifico. Si se recorre todo el bypass se puede notar que se producen a lo largo de los 200 metros de la obra, de inicio a fin, y cada 50 centímetros”, detalló Gutarra.

El arquitecto de la UNI aseguró que no es normal que exista ese tipo de rajaduras y que ello evidencia “una pésima ejecución y diseño de la obra

Castañeda.
Castañeda.

LO QUE LA GRIETA REVELA  
En una aparición fugaz el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, minimizó las rajaduras en el bypass de la avenida 28 de Julio. “Es algo que se había malogrado, unas cañerías, tubos de Sedapal”, afirmó el alcalde.

Pero la empresa de saneamiento de Lima se apresuró a desmentir al alcalde. Desde entonces, Lima Metropolitana no ha ofrecido más explicaciones.

La grieta puso el tema sobre el tapete y materia de varias jocosas caricaturas. Pero no fue el forado, sino lo que no se ve en su interior, lo más inquietante.  

“Ese forado lo hizo OAS para poder ver hasta dónde era la fisura y así definir sus causas”, precisó Gutarra. “Para reparar la fisura se debe hacer un hueco para colocar una malla de metal electrosoldada o una malla de acero. Además se le agrega una mezcla que sea más fuerte que el concreto del mismo proyecto”, explicó.

Néstor Huamán, ingeniero civil.
Néstor Huamán, ingeniero civil.
Ese  debería ser el procedimiento estándar para reparar las múltiples fisuras a lo largo del bypass.

Así,  la grieta revelaría una falla estructural severa.  ¿Dónde están los fierros de construcción?
“¿Cómo es posible que se pueda diseñar un muro que no tenga fierro?”, denunció el ingeniero Néstor Huamán, colaborador de la Unión de Estudiantes de Arquitectura de Lima. “Eso es imposible desde el punto de vista de la ingeniería y el tipo de obra estructural”, afirmó.

Según Huamán,  la empresa constructora se pudo haber ahorrado hasta 30% del costo de la obra por prescindir del enmallado de acero. “Si hablamos del tema económico, se nota que el concreto usado, solo con tocarlo, no es de la calidad del concreto que debería ser”, según Huamán.

PUNTO DE QUIEBRE
El bypass de 28 de Julio en el Cercado de Lima fue la obra vial  emblemática con la cual el alcalde Luis Castañeda Lossio inició su tercer mandato en enero del 2015.

Fue el punto de quiebre con la gestión de su antecesora Susana Villarán. Castañeda Lossio ordenó que el paso a desnivel sea  financiado con los recursos del fondo fideicomiso del proyecto Vía Parque Rímac (US$ 74,5), firmando así la partida de defunción de aquel proyecto (ex Línea Amarilla), en el lecho del río Rímac, para otro  más útil para la ciudad, según el actual alcalde. El uso de recursos del fideicomiso exoneró a la comuna de convocar a una licitación exigida para obras financiadas con recursos públicos.

Así, la obra fue adjudicada a dedo a la constructora brasileña OAS, concesionaria entonces del proyecto Río Verde, en enero del 2015. Ya para entonces era público y notorio que OAS estaba haciendo agua y en marzo del 2015 se declaró oficialmente en quiebra.

La constructora está implicada en el escándalo de corrupción Lava Jato. El presidente de OAS,  Léo Pinheiro, fue apresado en noviembre del 2014 y  condenado a 16 años de prisión por autorizar el pago de coimas para que OAS se beneficiara con contratos de Petrobras, en Brasil.

Así debió ser. Alameda aún no está lista y el bypass muestra graves fallas.
Así debió ser. Alameda aún no está lista y el bypass muestra graves fallas.

EL HILO DE LA MADEJA
En noviembre del 2016, una investigación de IDL – Reporteros / CARETAS reveló correos electrónicos y mensajes de texto enviados desde los celulares de Léo Pinheiro a fines del 2014, que revelan cómo el entonces candidato Castañeda a Lima intervino –durante la gestión de Susana Villarán– para que la empresa brasileña retire la publiciad del Proyecto Vía Parque Rímac (ex Línea Amarilla) (CARETAS 2461)

Pinheiro se comunicaba con la abogada Giselle Zegarra, gerente de la gerencia de  promoción de inversión privada de la MML durante las dos primeras gestiones ediles de Castañeda.

En 2009, la propia Zegarra fue quien recibió la iniciativa de inversión Línea Amarilla (luego Parque Rímac) de OAS. En noviembre del mismo año, en una proeza antitramitológica, la comuna adjudicó la concesión a OAS por US$ 550 millones. El contrato de concesión los firmó Valfredo de Assis Ribeiro Filho quien aportó 75% del capital inicial. El otro 25% lo aportó Juan Carlos Morón, del Estudio Echecopar.  

El cuñado de la entonces teniente alcaldesa, Patricia Juárez, es Jorge Danós, socio principal del estudio. Su marido, José Danós, era secretario general del Consejo Metropolitano de Lima (CARETAS 2376). Juárez repite el plato como teniente alcaldesa en la actualidad.

Loading...