Luciana de la Fuente, especialista en nutrición, encabezó donación de la USIL de comida lista para el consumo.
Luciana de la Fuente, especialista en nutrición, encabezó donación de la USIL de comida lista para el consumo.
Edición 2483: Miércoles, 12 de Abril de 2017

Lluvia de Donaciones

Las instituciones y empresas que más ayudaron.

Luciana de la Fuente, especialista en nutrición, encabezó donación de la USIL de comida lista para el consumo.
Luciana de la Fuente, especialista en nutrición, encabezó donación de la USIL de comida lista para el consumo.

Mientras Pedro Pablo Kuczynski delegaba facultades para la pronta recuperación del Perú, su esposa y primera dama de la República, Nancy Lange, estuvo al mando de las donaciones en el Patio de Honor de Palacio de Gobierno.

Todos los días, desde el 18 de marzo en adelante, se formaron largas colas frente a la Plaza de Armas. “Es mi obligación y creo que deberían cambiar el nombre de primera dama a Primera Voluntaria”, comentó Lange a CARETAS.

Cada día se enviaron más de 50 toneladas en víveres donados a los lugares más afectados del norte. La minera Las Bambas, por ejemplo, hizo entrega de 25 toneladas de alimentos no perecibles en camiones que fueron derivados a la Base Naval.

Otras empresas que pusieron el hombro fueron el BCP, el BBVA, Scotiabank, Coca Cola, Antamina, Huawei, Suiza Lab, Kimberly Clark, Alicorp, Backus, la SNP, Enel, Cabify, Uber, Bitel, Entel, Movistar, Claro, Cencosud, Reebok, Maestro, Sodimac, Peruvian, Tottus, Latam, Yaqua, Procter & Gamble, Ferreycorp, Ripley, Saga Falabella, Real Plaza, Mega Plaza y Jockey Plaza. Y un largo etcétera.
Entre las universidades que también apoyaron la causa estuvieron la Universidad de Ingeniería, la Universidad del Pacífico, la Universidad de Ciencias Aplicadas, la Universidad de Lima, el ISIL, la Universidad de Piura, la PUCP, y un largo etcétera. Por su parte, la Universidad San Ignacio de Loyola donó 50 mil raciones de alimentos nutritivos.

Al grito de una sola fuerza, alrededor de 30 alumnos de la USIL se aglomeraron alrededor de Nancy Lange, quien reiteró su agradecimiento a dicha institución. El singular donativo consistía en alimentos listos para ser consumidos sin necesidad de cocinarse, puesto que el envase lo mantenía intacto a cualquier temperatura, según explicaba una alumna.

Luciana de la Fuente, especialista en nutrición, explicó que tales alimentos (frijoles condimentados e importados) fueron elaborados en la Planta Agroindustrial USIL en Pachacámac por un equipo especializado. Allí se preparan, dijo, productos alimenticios manipulados por profesionales, y secundados por profesores y alumnos.

Alfredo Thorne llegó y escuchó las palabras de los donantes. “Más empresas deberían seguir el ejemplo y apoyar”, finalizó el ministro. 

Loading...