Brigada Muralista y activistas de Ni Una Menos llegarán hasta los tribunales para defender derechos de autor.
Brigada Muralista y activistas de Ni Una Menos llegarán hasta los tribunales para defender derechos de autor.
Edición 2480: Jueves, 23 de Marzo de 2017

Ni Uno Más

Por: Juan Rosales | Colectivo alista demanda contra Municipalidad de Lima ante INDECOPI por borrar mural en Surco.

Brigada Muralista y activistas de Ni Una Menos llegarán hasta los tribunales para defender derechos de autor.
Brigada Muralista y activistas de Ni Una Menos llegarán hasta los tribunales para defender derechos de autor.

Hace un año la pared posterior de la casa de Andreé Ferro, en Surco, exhibía una pinta a favor de Keiko Fujimori. Nadie le había pedido permiso para manchar su pared con propaganda política, pero permaneció allí hasta agosto del 2016. A pocos días de la marcha Ni Una Menos, algunas activistas e integrantes del colectivo Brigada Muralista le pidieron a Ferro y su vecina autorización para pintar sus paredes. El resultado fue un mural  de 20 metros en el que aparecían  tres mujeres de diferentes etnias unidas mediante sus cabellos y frases contra la violencia femenina.

Pero la Municipalidad de Lima, a través de EMAPE, sin consultar a los propietarios, borró con pintura blanca la mitad del mural el 8 de marzo, el Día de la Mujer. Dos días antes, el alcalde Luis Castañeda inauguró el Túnel Benavides, que desemboca en la avenida Agustín Rosa Lozano, donde se encuentra el mural mutilado.

Mural fue mutilado por EMAPE entre el 8 y 15 de marzo.
Mural fue mutilado por EMAPE entre el 8 y 15 de marzo.

Entre el 10 y el 15 de marzo, EMAPE intentó restaurar parte del mural, pero el daño ya estaba hecho. Los seis miembros de Brigada Muralista, acompañados por Ferro, han decidido presentar una demanda por derechos de autor contra la Municipalidad de Lima en INDECOPI. La Comisión de Derecho de Autor sentó un precedente negativo contra la comuna tras sancionarla por el caso de Olfer Leonardo Fernández (CARETAS 2449).

El mural  de Ni Una Menos forma parte de otros cuatro ubicados en Barrios Altos, Independencia y Santa Anita y fue pintado por más de 30 voluntarios en un día. “La gente dice que su participación ha sido en vano porque había desaparecido”, cuenta Fabiola Carranza, una activista involucrada en la intervención.

Siguiendo la filosofía de la Brigada Muralista, los participantes eligieron el diseño y el contenido. “El mural es una plataforma para desarrollar contenidos críticos. Somos facilitadores de una dinámica democrática y horizontal”, explicó a CARETAS el artista Jorge Miyagui, uno de sus miembros. Quien no sigue una lógica democrática parece ser el alcalde Castañeda, quien insiste imponer sus criterios incluso cuando se trata de propiedad privada.

Loading...