Kenji en el Congreso la última semana. Le reclaman por participar poco en la bancada.
Kenji en el Congreso la última semana. Le reclaman por participar poco en la bancada.
Edición 2479: Jueves, 16 de Marzo de 2017

Mi Media Naranja

El peso de Kenji Fujimori en la, no tan callada, trifulca de Fuerza Popular. Sus nuevos asesores son rancios albertistas.

Kenji en el Congreso la última semana. Le reclaman por participar poco en la bancada.
Kenji en el Congreso la última semana. Le reclaman por participar poco en la bancada.

Si al gobierno le llueve, en el fujimorismo no escampa.

El impromptu de Kenji Fujimori, con un tuit del miércoles 8 que puso a su bancada de vuelta y media, tuvo evidentes consecuencias.

“Nauseabundo! NO SE DEBE blindar a un presunto abusador sexual, el tema #Figari NO fue debatido en @bankadafp ¿Quién encubre a #Figari?”, trinó el benjamín.

Fuerza Popular acababa de descartar la conformación de una comisión investigadora para el caso de los abusos sexuales del Sodalicio.

La reacción vino poco después, con un anuncio de reconsideración por parte del vocero Luis Galarreta, hecha, dijo, a pedido de Keiko Fujimori. El hermano ninguneado.

La nueva propuesta fujimorista fue pasarle la pelota a la Defensoría del Pueblo. Pero, como sostiene el exdefensor Eduardo Vega, esta institución se limita a constatar si es que la Fiscalía hizo bien o mal a la hora de archivar la investigación.

Kenji publicó una columna dominical en El Comercio donde más o menos saludó la contramarcha de su partido, que no lo era tanto. Ciertamente, la prosa trabajada y de tinte confesional no parecía toda hechura de un autor de pocas palabras.  

Cuando los hermanos se distanciaron en la campaña, Kenji le echó la pelota a su exasesora Rosario Enciso.
Cuando los hermanos se distanciaron en la campaña, Kenji le echó la pelota a su exasesora Rosario Enciso.

Igual, los congresistas en funciones le soltaron críticas no tan veladas. Pero algo indicaba que la bola se había echado a correr. El  martes por la noche la bancada anunció, de nuevo en boca de Galarreta, su apoyo a la conformación de una comisión que iría más allá del caso del Sodalicio e investigaría toda una gama de abusos. Otra forma de no ignorar el tema sin tomar al toro por las astas. Sin nombrar directamente a Kenji, le dio duro al criticar a quienes buscan una agenda personal con el tema.

La pregunta sobre el encubrimiento formulada por Kenji remitió a Pier Figari, el poderoso asesor de la bancada. Si bien no se le ha emparentado con Luis Figari, el escurridizo ex factótum sodálite, sí es primo hermano del cura Mendoza Figari, miembro del Consejo Superior de la orden. Pier Figari es señalado como el nexo entre los congresistas de FP y Carlos Neuenschwander, quien maneja los asuntos económicos del Sodalicio. Según la versión recabada, el congresista Daniel Salaverry participó en una reunión reciente con el personaje.

Mientras tanto, excongresistas como Julio Gagó y Alejandro Aguinaga defendieron el derecho que tiene el hijo del expresidente a competir con la hermana. Cuando durante la última campaña salió con que podría ser el candidato del 2021, Keiko demandó una explicación. Kenji le echó la pelota a su asesora Rosario Enciso y su esposo Gustavo Ríos. En consecuencia, fueron desterrados del círculo del poder.

Jorge Morelli y Carlos Orellana, ideólogos y escribas del padre. Hoy con el benjamín.
Jorge Morelli y Carlos Orellana, ideólogos y escribas del padre. Hoy con el benjamín.

Pero ahora Kenji tiene a su lado a dos colaboradores de la más rancia línea albertista. Jorge Morelli fue ideólogo televisivo del poder en la década del 90 y ahora pasó de asesorar a la bancada a dedicarse al delfín. La dupla es completada por Carlos Orellana, exsecretario de prensa de Alberto y su escribidor en la sombra. Hoy publica por las redes las entregas de una ficción distópica que advierte de la amenaza chilena luego del año 2400. Aquí nadie se aburre.

Todo ocurre cuando revive el caso Limasa, que se originó en el 2013, cuando  se encontraron 91 kilos de cocaína en uno de sus almacenes. La empresa es propiedad de Kenji y sus hermanos Sachi y Hiro. Al cierre de edición,  el congresista,  que está protegido por la inmunidad parlamentaria, pidió al fiscal Eduardo Cueva, que ya investiga a sus dos hermanos, que lo cite para declarar.

Loading...