Urraca Fénix. La periodista se reinventa y se defiende de las críticas por la distancia que ha tomado de la farándula. Su  nuevo rol en el noticiero va de 5 a 9 AM.
Urraca Fénix. La periodista se reinventa y se defiende de las críticas por la distancia que ha tomado de la farándula. Su nuevo rol en el noticiero va de 5 a 9 AM.
Edición 2478: Jueves, 9 de Marzo de 2017

Medina a la Medida

Por: Silvia Crespo | Deslenguada periodista regresa a la pantalla chica frente al noticiero 90 Matinal.

Urraca Fénix. La periodista se reinventa y se defiende de las críticas por la distancia que ha tomado de la farándula. Su  nuevo rol en el noticiero va de 5 a 9 AM.
Urraca Fénix. La periodista se reinventa y se defiende de las críticas por la distancia que ha tomado de la farándula. Su nuevo rol en el noticiero va de 5 a 9 AM.

Tras casi dos años de estar fuera de la pantalla chica, Magaly Medina, más conocida como la ‘Urraca’, retornó a la televisión para conducir el noticiero 90 Matinal junto a Mijael Garrido Lecca. “Me gusta la adrenalina”, dice Medina emocionada por su retorno a la TV. Ahora la conductora tendrá que madrugar. “Me levanto a las 3 a.m para alistarme y maquillarme porque el programa empieza a las 5 a.m”, dice la mujer de cabellera rojiza, quien acuñó la palabra ‘Chollywood’ y llegó a superar los 30 puntos de rating con su programa Magaly TeVe. “Todos nos deprimimos o nos sentimos tristes alguna vez”, confiesa. “En mi caso era una enfermedad diagnosticada pero estoy aprendiendo a tratarla con métodos no tradicionales. Mi trabajo siempre ha sido mi mejor terapia”. Es Magaly, tal cual.

¿Cómo tomas las críticas por tu cambio de rubro en la televisión?

–No me quitan el sueño. Hace tantos años que estoy en este negocio y siempre ha habido gente que no quiere que esté en la televisión. Siempre he ido contra la corriente. En las redes sociales, todos son comentaristas y opinólogos, pero a veces no tienen ningún sustento. Las redes sociales son un referente, pero, finalmente, el rating tiene otros marcadores. Espero que el televidente sea el que me baje o me suba el dedo. Mientras que los que me critican, me vean, no hay ningún problema porque contribuyen a mi permanencia en la televisión.

–¿Por qué crees que las otras periodistas (Sigrid Bazán y Carolina Dabdoub) decidieron retirarse del programa?

–Creo que hay extrema susceptibilidad en las personas, ¿no? Tienen la sensibilidad a flor de piel. Quizá yo no les gustaba como periodista y siempre digo que hay que estar al lado de quien respetas. Les deseo la mejor de las suertes. Ni me molesta ni fastidia.

–¿En qué momento te hartaste de la farándula?

–Tanto espectáculo, en tantos sitios, en los noticieros, fuera de los noticieros, todo es farándula, eso me llegó a hartar.

–Reformulaste el periodismo de espectáculos. Quizá por eso el público no ve con buenos ojos tu ingreso a otro rubro periodístico.

–Eso es discriminación, porque un periodista se puede mover en cualquier ámbito de la noticia. Empecé haciendo espectáculos cuando venía de la prensa seria, venía de Oiga, había cubierto temas municipales, política, policiales y locales. Fue el destino el que me encaminó hacia el rubro del espectáculo, yo no lo decidí. Pero eso sí, en el momento que lo hice, quise hacerlo a mi manera, a mi estilo y esa originalidad resultó en un programa exitoso por  años. Me alejo de ese tipo de comentarios que viene de gente mediocre, ignorante, que no sabe nada de cómo funcionamos los seres humanos.

Fue a prisión de octubre a diciembre del 2008 por el caso Paolo Guerrero.
Fue a prisión de octubre a diciembre del 2008 por el caso Paolo Guerrero.

–Un caso polémico fue el de las ‘prostivedettes’. ¿Alguna autocrítica?

–Nos ganó la emoción y la adrenalina, y pusimos imágenes que no teníamos por qué para demostrar lo que quisimos. No necesitábamos poner una cámara en la habitación. Entonces, ahí sí fue flagrante violación de la intimidad. Perdí un juicio por eso, pero luego vas aprendiendo. Nadie reconocerá que la creadora de mi estilo fui yo, la creadora de ese programa, la que desarrolló la estructura, y la que día a día vivía en el canal, revisando sus notas, haciendo las ediciones, y viendo todo. Nadie lo reconocerá porque para ellos soy cualquier bruta, cualquier basura. Pero no trabajo en función de mis críticos, trabajo en función del público.

¿Y el caso de Paolo Guerrero?

–Fui a la cárcel por defender a mi periodista y a mi fotógrafo, y lo volvería a hacer. No fui por difamadora.

–¿Qué aprendiste de esa experiencia?

–Aprendí que cada vez que pase un video o una foto tengo que tener el fechador y la hora, cosa que no registró la cámara en ese momento.

¿Qué críticas harías a los 15 años que estuviste frente a la TV?

–Nada, fue exitoso. A la gente se le mide por sus resultados, y ese programa era exitoso.

–¿No le diste la espalda a la política dura? Era la época del fujimorismo, Montesinos y la corrupción.

–Yo era espectáculos, sé mi lugar. En esta vida no te debes abrir muchos frentes, se abren uno por uno, hay que escoger a los enemigos bien. Por mucho tiempo me dijeron “deberías hacer otro tipo de periodismo”, y ahora lo hago. Todo el mundo dice “por qué, si ella solo sabe de farándula, que vaya a entrevistar a Andy V o a Susy Díaz”. En espectáculos tenía muchas críticas y amenazas.

¿Qué tipo de amenazas?

–Me enteré que un jugador de fútbol se fue al Callao para contratar a esos tipos de mal vivir y me dieran un sustito.

“No me fui por difamadora” (sobre caso Paolo). “Lamentable” (sobre Butters)..
“No me fui por difamadora” (sobre caso Paolo). “Lamentable” (sobre Butters)..

–¿Tus estándares éticos han cambiado desde Magaly TeVe?

–Los estándares éticos son personales, no tienen que ver con la carrera. Hago TV comercial, no trabajo en cable. Sé lo que es ser un producto comercial.

–¿Cómo vez la política actual? ¿Qué piensas de PPK?

–Siento que este barco no tiene capitán y eso lo percibo desde el gobierno de Humala, los pantalones los llevaba Nadine. No sé dónde está PPK, si está bañándose en la piscina del club el Golf o en algún otro lado, porque la gente no lo siente.

–¿Por quién votaste en el 2016?

–Voté por Keiko en primera vuelta, pero eso no quiere decir que sea fujimorista. En la segunda vuelta no voté, estaba de viaje. Después de tener un presidente mangoneado por su mujer, para mí Keiko era fuerte y líder en su agrupación.

–¿En qué orilla política te ubicas?

–Soy de centro porque tengo mi lado social muy arraigado, pero no soy roja ni caviar ni nada por el estilo. No comulgo con los caviares.

–¿Cómo tomas los comentarios de Phillip Butters?

–Lamentable, porque hay formas de decir lo que piensas. No podemos alentar la violencia.

¿Deberían regular a Butters?

–No, yo nunca hablo de regular. Soy una comunicadora que cree en la libre empresa y que nosotros mismos debemos autocensurarnos para no esperar que venga el resto a regularte y a decirte lo que tienes que hacer, como ocurría en las épocas dictatoriales.

–¿Qué le dirías a quienes dicen que eres la creadora de la TV basura?

Si vamos a hablar de TV basura hablaríamos de público basura. Jamás le diría a mi público que es basura porque le di lo mejor de mí. Cuando dicen TV basura están insultando a toda la masa de gente que consume ese tipo de programas. Que se pasen ciertos límites y que se exhiban unos cuantos traseros, eso no es para decirle TV basura.

Loading...