De 2013, cuando declaró en Lima, al 2014, cuando se tomó esta foto, su aspecto cambió radicalmente. Prensa de Israel no lo ha visto públicamente al menos hace un par de años.
De 2013, cuando declaró en Lima, al 2014, cuando se tomó esta foto, su aspecto cambió radicalmente. Prensa de Israel no lo ha visto públicamente al menos hace un par de años.
Edición 2475: Jueves, 16 de Febrero de 2017

El Trasplante de Maiman

Cómplice de Toledo ha pasado por trasplante de hígado. Pretendería presentarse como lobista.

De 2013, cuando declaró en Lima, al 2014, cuando se tomó esta foto, su aspecto cambió radicalmente. Prensa de Israel no lo ha visto públicamente al menos hace un par de años.
De 2013, cuando declaró en Lima, al 2014, cuando se tomó esta foto, su aspecto cambió radicalmente. Prensa de Israel no lo ha visto públicamente al menos hace un par de años.

Cuando en abril de 2015 CARETAS presentó las tomas del documental Egypt’s Lost Power, realizado por la cadena Aljazeera con Yosef Maiman de protagonista, fue un contraste de imágenes lo primero que llamó la atención.

En julio de 2013, Maiman (hoy de 71 años) había pasado por Lima por última vez para declarar ante la 48 Fiscalía Provincial de Lima en el marco de las investigaciones del caso Ecoteva. Pero apenas 11 meses después, abordado en junio de 2014 por los periodistas en la puerta de su casa en Israel, lucía mucho más delgado y demacrado.  

Hoy se sabe que afronta una enfermedad que ha tenido como consecuencia un trasplante de hígado. La prensa israelita no ha visto a Maiman en actividades públicas al menos en dos años.

Leer también: Quién es Maiman 

En Israel también residen sus socios Sabi Saylan y Gideon Weinstein, incluidos en las investigaciones del fiscal Hamilton Castro. De igual modo, allí está Avraham ‘Avi’ Dan On, exjefe de seguridad de Toledo que tiene un papel protagónico en las cuestionadas finanzas del expresidente.

¿Un eventual fallecimiento de Maiman tendría consecuencias en el caso de Alejandro Toledo?
Según fuentes del Ministerio Público, la estrategia del fiscal Hamilton Castro no requiere de un testimonio significativo de su parte.

En lo que respecta al caso Ecoteva, Maiman se atribuyó en su declaración ante la Fiscalía la propiedad del dinero que financió las operaciones inmobiliarias asociadas a Toledo. Entonces no hizo alusión a la profunda crisis financiera que atravesaban sus negocios cuando constituyó el millonario fondo que benefició al expresidente. Sí lo hizo en carta publicada en CARETAS 2381, donde mencionó “mi grupo de empresas Merhav”. A cuyas cuentas, por cierto, fueron a parar directamente los presuntos sobornos de Odebrecht.

Entonces, en abril de 2015 sostuvo que “he facilitado todos los documentos que me fueron solicitados por la Fiscalía, información recibida directamente a través de varios acuerdos de cooperación judicial internacional”.

Emanuel Najshón, portavoz del ministerio de RR.EE. de Israel, anunció que su país no permitiría ingreso de Alejandro Toledo.
Emanuel Najshón, portavoz del ministerio de RR.EE. de Israel, anunció que su país no permitiría ingreso de Alejandro Toledo.
¿Qué dirá Maiman ahora, incluido como autor en el proceso abierto contra Toledo por lavado de activos y tráfico de influencias?

En los corrillos jurídicos suena fuerte que su estrategia consistirá en justificar las millonarias transferencias bajo la fachada de una gestión de intereses a favor de Odebrecht. Una salida con poco futuro si se toma en cuenta el alcance de la colaboración eficaz del brasileño Jorge Barata, ex mandamás de la constructora en el Perú.

Otras piezas que se añaden al rompecabezas son el papel de sus asociados y subordinados en la historia. No solo Saylan y Weinstein instruyeron a los brasileños sobre cómo y dónde hacer las transferencias –el “acuerdo” con Toledo se habría alcanzado un año antes de conformarse el Departamento de Operaciones Estructuradas que organizó las coimas- sino que sus nombres también saltan en la historia de Ecoteva. Allí también está el de Dan On, a quien se le atribuyen vuelos privados a Costa Rica, donde tenía otras offshore, entre 2004 y 2008.

La debacle de Toledo ha desempolvado casos que en su momento la Fiscalía mandó al archivo. En el proceso que lleva adelante el juez Abel Concha se incluye la posibilidad de que el dinero de Ecoteva provenga de otras fuentes, como el supuesto soborno que Toledo pudo haber recibido por la venta de la cervecería Backus a la colombiana Bavaria. Entonces hubo hasta el registro del traslado de US$ 1.7 millones por parte del fallecido lobista Jaime Carbajal en un vuelo privado desde Panamá. Entonces, todas las palomas volaron.