Edición 2462: Jueves, 10 de Noviembre de 2016

Confusión Espacial

La comisión de Defensa presidida por Luciana León citó el lunes 7 al expremier Pedro Cateriano y al exministro de Defensa Jakke Valakivi para que respondan a los cuestionamientos sobre la adquisición del satélite Perú SAT-1 a la empresa francesa Airbus Defense and Space. Se centran en la modalidad del gobierno a gobierno, la transferencia tecnológica, supuesta sobrevaloración y la direccionalidad en la compra.

Desde el 2005 Christophe Roux, vicepresidente de Ventas y Marketing para América Latina de AirBus Defence and Space, visita el Perú para impulsar la compra. 

Christophe Roux, de AirBus.
Christophe Roux, de AirBus.
“Así que yo conocí varios ministros de Defensa, como 5 o 6 directores de CONIDA y a toda la administración, sin hacer política”. Roux aun no entiende “la efervescencia por la compra del satélite”.

“En el año 2014, se llegó al nivel de madurez, así que no es un proceso corto. Hemos tenido otros países donde los procesos han sido más cortos. La entrega del satélite ha sido anticipada porque han ganado tiempo. Hemos desarrollado construido y lanzado un satélite con alcance tecnológico que es alto. Uno de los más potentes del mundo, lo hemos alcanzando en menos de dos años, pues el contrato entró en vigor octubre de 2014 y lo lanzamos en septiembre de este año. ¿Garantías si existe una falla? Si sucediera, haríamos lo necesario para repararlo como empresa. Hasta el momento no hemos tenido ninguna falla en el sistema satelital”. 

La empresa ha fabricado alrededor de 100 satélites de telecomunicaciones y entre 150 a 200 satélites de observación de la tierra. Es el principal  proveedor principal de los países extranjeros en el mercado de la exportación de sistemas satélites. 

CABO A TIERRA 
La Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial (CONIDA) la entidad  del Ministerio de Defensa que terminó por calificar a los cuatro postores: Francia, España, Gran Bretaña e Israel a través de la Comisión Técnica (COTE) sale a defender el proceso. “Hemos trabajado técnicos espaciales, oficiales, ingenieros. Con convicción digo que defendemos la elección que tomamos”, sentencia el coronel FAP Edgardo Barrueto Plaza, director del Centro Nacional de Imágenes Satelitales (CNOIS) y presidente del Consejo Técnico (COTE).

La compra del sistema satelital que costó US$ 597 millones fue auditada por la Contraloría General de la República y aprobada por la Comisión de Relaciones Exteriores.

El secretario general de la Agencia Espacial del Perú, Julio Rodríguez Díaz, manifiesta que “lo que nosotros hemos adquirido es un satélite de información de la tierra de última generación. Hay países que lo tienen como EE.UU, pero que no lo comercializan. Incluso los países que puede hacerlo necesitan permiso de sus gobiernos”.

Mientras el mayor general y director general de la CONIDA, Carlos Rodríguez Pajares, adelantó que estaban por entregar dos informes a la Comisión de Defensa sobre el proceso de contratación y en respuesta a las imputaciones de César Santisteban, consultor en Geomática y gerente técnico de Andes Space & Technology)

“Vamos a desbaratar todas las patrañas de Santisteban, que por cierto están en folders repartidos a los congresistas que apoyan sus falsas imputaciones”, asegura.         

Loading...