Augusto Baertl recorrió las instalaciones de la refinería de Talara la semana pasada.
Augusto Baertl recorrió las instalaciones de la refinería de Talara la semana pasada.

Edición 2458: Jueves, 13 de Octubre de 2016

Talara en la Encrucijada

Presidente de Petroperú viaja este fin de semana a Madrid para gestionar préstamo crítico.

Augusto Baertl recorrió las instalaciones de la refinería de Talara la semana pasada.
Augusto Baertl recorrió las instalaciones de la refinería de Talara la semana pasada.

Augusto Baertl, presidente de Petroperú, viaja este fin de semana a Madrid para reunirse con los ejecutivos de CESCE, la Corporación Española de Seguros de Crédito a la Exportación. CESCE es la sociedad mercantil estatal española cuyo directorio aprobó el año pasado un préstamo de US$ 1,500 millones a Petroperú para financiar la modernización de la refinería de Talara que construye la española Tecnologías Reunidas. La prolongada crisis política en España paralizó el desembolso. La reciente dimisión del líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, allana el camino para una próxima investidura de Mariano Rajoy. El presidente de Petroperú viaja a España para apuntalar el acuerdo. La operación contaría con una garantía soberana de US$ 1,000 millones del Estado peruano. La construcción de la nueva refinería de Talara cuesta US$ 4,800 millones. Petroperú ya ha invertido US$ 1,500 millones, y la obra tiene un 45% de avance, dentro del cronograma. Sin embargo, se ha financiado con deuda de corto plazo. Petroperú estructura con la francesa Societé Generale un crédito sindicado de bancos de US$ 1,500 adicionales con lo que Petroperú lograría cerrar los US$ 3,000 millones para concluir la construcción de la refinería a mediados de 2019. La decisión de CESCE es crítica para las finanzas de la empresa de petróleos peruana y la continuidad de la obra en manos de Tecnologías Reunidas. “Desde el origen este es un proyecto de US$ 4,800 millones. Se presentó al país en US$ 2,700 mil millones que es el valor de ingeniería de Tecnologías Reunidas, pero no incluía el concepto de obras complementarias, alrededor de US$ 500 millones financiadas por el propio Petroperú, el costo financiero de alrededor de US$ 700 millones y las obras tercerizadas en energía y desalinización de agua”, sostuvo Baertl.

“Estamos trabajando en todos los frentes y evaluando todas las alternativas”, sostuvo Baertl.
“Estamos trabajando en todos los frentes y evaluando todas las alternativas”, sostuvo Baertl.
Baertl pretende llegar al 1 de enero próximo con una estructura organizacional de Petroperú nueva que tome en cuenta las recomendaciones hechas por la consultora Wood Mackenzie. “La situación de la empresa es realmente crítica: el oleoducto está parado sin una solución a corto plazo y el proyecto de la refinería no tiene financiamiento y con problemas en la supervisión del proyecto. El primer gran objetivo de esta administración es poner en valor estos activos”, sostuvo Baertl. “La nueva administración está cuestionado todos los supuestos: cuán eficiente es la nueva refinería en producir de un barril de petróleo para producir un galón de gasolina de calidad”, explicó. Anunció que en dos o tres semanas se tendrá una evaluación de Talara. Un capotazo en Madrid definirá muchas cosas.

La viabilidad del oleoducto nor peruano también está bajo cuestionamiento. La empresa Coga analiza las condiciones estructurales del ducto. El oleoducto ha sufrido nueve derrames desde inicios del año –seis provocados por manos ajenas. La interrupción del oleoducto ha paralizado las operaciones petroleras en la selva y exacerbado el conflicto social. La producción de crudo nacional cayó 32% con respecto al año pasado, a solo 41 mil barriles diarios. Petroperú confía que el ramal norte entrará en servicio en cuatro meses. La reposición de los ramales 1 y 2 tomarán más tiempo. La actualización tecnológica del oleoducto entre dos y tres años. “Estamos trabajando en todos los frentes y evaluando todas las alternativas”, sostuvo Baertl.

El oleoducto nor peruano está paralizado desde febrero. Ha sufrido nueve derrames, seis producto de sabotaje.
El oleoducto nor peruano está paralizado desde febrero. Ha sufrido nueve derrames, seis producto de sabotaje.


“Yo sí creo que con una visión de promoción de la industria de hidrocarburos vale la pena poner en operación el oleoducto y concluir la refinería de Talara. Todo esto va a ir saliendo paralelamente. Yo no digo que se va a hacer. Digo que valdría la pena. Y estamos en proceso de evaluar. Tenemos cinco semanas en el cargo. No hay nada definitivo”, dijo Baertl. En el mar de incertidumbres, una importante certeza: “No estamos evaluando la posibilidad de privatización. No lo creemos posible. Un banco de inversión evaluaría a Petroperú en un valor bastante reducido y por lo tanto no creemos que sea conveniente”. Sobre el tapete las reservas probadas de petróleo, el potencial geológico en la selva, la posibilidad de transportar hasta Bayóvar la producción de los yacimientos petrolíferos ecuatorianos vecinos a la frontera, el petróleo ligero y probado en el lote 62 y –la luz al final del túnel –, una refinería de Talara, moderna y compleja, capaz de refinar crudo pesado y ligero al alimón. Esta semana en Madrid es la faena.

Loading...