Boliviano apodado “John” se reúne con Petar Miljanic y Nikola Stevanovic en el cruce de las avenidas Larco y 28 de Julio.
Boliviano apodado “John” se reúne con Petar Miljanic y Nikola Stevanovic en el cruce de las avenidas Larco y 28 de Julio.

Edición 2457: Jueves, 6 de Octubre de 2016

Llamadas Peligrosas

Conversaciones telefónicas incriminan a peruanos en mafia dirigida por serbio Zoran Jaksic.

Boliviano apodado “John” se reúne con Petar Miljanic y Nikola Stevanovic en el cruce de las avenidas Larco y 28 de Julio.
Boliviano apodado “John” se reúne con Petar Miljanic y Nikola Stevanovic en el cruce de las avenidas Larco y 28 de Julio.

Escuchas telefónicas judicialmente autorizadas aludían a un personaje extranjero muy interesado en comprar grandes cantidades de droga proveniente del VRAEM. Chiquito’, ’Enano’, ’Grandazo’ y ’Colorado’ eran los apodos con los que sus cómplices llamaban al serbio Zoran Mihailovic Jaksic (56). Hablamos de los miembros de los clanes familiares Algumer Vilca, Medina Gavilán y Rojas Vilcatoma.


CARETAS obtuvo en exclusiva decenas de escuchas telefónicas que evidencian pagos y transacciones por envíos de droga desde el VRAEM entre Zoran y sus socios en el Perú. El 16 de febrero, por ejemplo, una conversación entre Mauro César Algumer Vilca (a) “Ángel o Demonio” y Jorge Medina Gavilán (a) “Jota” hace referencia a que el “Grandazo” tiene para una completa (una tonelada de droga) y consulta acerca de quién será la persona de contacto para realizar la operación.

Zoran Jaksic en Castro Castro. En 1998, había sido recluido en el mismo penal.
Zoran Jaksic en Castro Castro. En 1998, había sido recluido en el mismo penal.
Nueve días después, el 25 de febrero, el mismo “Jota” sostiene una comunicación con su esposa (a) “Jessy” con el fin de indicarle que su hermano Fernando Medina Gavilán (a) “Fercho” iba a su encuentro con US$ 255,000. El narcotraficante da directivas claras de cómo repartir el dinero. US $ 240,000 debía ser entregado a la “señora y los muchachos” a cambio de un cargamento de droga y el resto se quedaba con ellos.
 

LOS CLANES FAMILIARES

La presión que tenía el serbio Zoran Jaksic por conseguir grandes cantidades de droga en Lima hizo que contactara a tres familias, todas con amplia trayectoria en la mafia del narcotráfico. Ahí estaban los hermanos Mauro y Walter Algumer Vilca, que cumplían la función de coordinadores y que contaban con el apoyo de Carmen Pantoja Urquia y Danilo Alvarado, esposos dedicado al negocio de los estupefacientes desde hacía varios años.

Los ya mencionados Fernando y Jorge Medina Gavilán, miembros de otra familia con sed de dinero fácil. El segundo en mención incluso operaba desde su cálida celda del penal de Lurigancho con el apoyo incondicional de Héctor Soto Córdova, quien a su vez era un viejo amigo de Zoran y contacto directo con el serbio desde la cárcel.

La familia Rojas Vilcatoma, por último, era la encargada del transporte y aseguramiento de la droga desde el VRAEM a la capital. La gran mayoría de los integrantes de esta desarticulada organización contaba con antecedentes por TID y operaban por su cuenta desde tiempo antes, e incluso muchos de ellos dirigían transacciones de droga desde prisión.

Padre de Petar Miljanic junto a viceministro de Asuntos Exteriores de Serbia.
Padre de Petar Miljanic junto a viceministro de Asuntos Exteriores de Serbia.

 

EL ACERCAMIENTO AL BOLIVIANO

Las acciones de inteligencia realizadas en el mes de abril por agentes de la DIRANDRO, sin embargo, apuntaron los lentes de sus cámaras al seguimiento de un joven extranjero que había llegado días antes a nuestra capital con el único objetivo de reunirse con Zoran Jaksic y otros personajes vinculados al narcotráfico.

Petar Mileta Miljanic, hijo del líder la mafia del ‘Grupo América’ Milla Mileta Miljanic, se hospedó por esos días en el Park Hotel Lima, de la Avenida Caminos del Inca # 2206, Surco.

Miljanic y Bosko Radonjic en Serbia
Miljanic y Bosko Radonjic en Serbia


La mañana del jueves 7 de abril, Petar Miljanic salió de su hospedaje para realizar sus ejercicios de rutina en el gimnasio Bodytech de la avenida Mercaderes del mismo distrito, donde se encontró con su amigo, el también serbio y reconocido boxeador Nikola Stevanovic.

Previo paso por la pollería Don Belisario, los serbios hicieron contacto en el cruce de las avenidas Larco y 28 de Julio con una persona de tez trigueña. El hombre, de nacionalidad boliviana y a quien los agentes apodaron con el apelativo de ‘John’, habría ingresado al país en diversas ocasiones para ponerse en contacto con extranjeros en el negocio de las drogas. Su plena identificación y captura es cuestión de tiempo.

Bosko Radonjic fichado por el FBI al ser detenido por los bombardeos de Chicago.
Bosko Radonjic fichado por el FBI al ser detenido por los bombardeos de Chicago.

LA FOTO DEL RECUERDO

Una fotografía publicada en las redes sociales del baúl de los recuerdos de la mafia, nos remonta a los años 90. En esta aparecen retratados Milla Miljanic, líder del ‘Grupo América’,y su paisano, el temido Bosko Radonjic ‘El Yugo’.

Radonjic emigra a los Estados Unidos en 1970 y sus primeros años en el país del norte trabajo como lava carros. La dureza de las calles de Manhattan curtieron a este serbio. En 1975, fue investigado por el bombardeo contra la casa de un cónsul Yugoslavo en Chicago, declarado culpable y condenado a 4 años de prisión.

El reconocido mafioso, ‘Jefe de Los Westies’, banda irlandesa-estadounidense con sede en la cocina del infierno de Nueva York, fue. deportado en el 90 a su país natal donde se unió al Movimiento de Liberación de la Patria Serbio (SOPO), una estructura anticomunista y terrorista encabezada por su amigo de toda la vida Nikola Kavaja, exagente de la CIA, quien secuestró un Boeing 727 en 1979 intentando estrellarlo en Yugoslavia contra un edificio que albergaba a funcionarios comunistas.

Radonjic se convirtió en un asesor cercano a Radovan Karadzic, el líder serbobosnio acusado de crímenes de guerra, quien fue enjuiciado por la Corte de La Haya. Además, ayudó con fondos para la compra de armas. Todo hace parecer que la ya lejana crisis de las Balcanes ahora tiene sus repercusiones dentro de nuestras fronteras.

Entierro del Bosko, marzo de 2011 en su natal Serbia considerado ‘El Último Jefe’
Entierro del Bosko, marzo de 2011 en su natal Serbia considerado ‘El Último Jefe’