Fiscal Víctor Rodriguez Monteza, elemento distorsionador.
Fiscal Víctor Rodriguez Monteza, elemento distorsionador.
Edición 2598: Jueves, 11 de Julio de 2019

Suprema Distorsión

Víctor Rodríguez Monteza, fiscal supremo insostenible en el caso Fujimori.

Fiscal Víctor Rodriguez Monteza, elemento distorsionador.
Fiscal Víctor Rodriguez Monteza, elemento distorsionador.

Si la inhibición de Jorge Castañeda es debatible, la que debió darse definitivamente es la del fiscal supremo Víctor Rodríguez Monteza, encargado de sustentar la posición de la Fiscalía en la casación. El miércoles 3, Rodríguez Monteza entregó a la sala el documento de 52 páginas en el que se pronuncia a favor de Fujimori y en contra de la posición de sus subordinados del Equipo Especial Lava Jato. Los mismos que no se han callado su oposición a que Rodríguez Monteza vea el caso. Y tienen razón.

Rodríguez Monteza fue acusado por las fiscales que investigan a los Cuellos Blancos de filtrarles a los presuntos integrantes de esa mafia que eran investigados. Y eso ocurrió nada menos cuando Rodríguez Monteza era jefe de Control Interno del Ministerio Público.

Ante el pedido formal en junio del procurador público de lavado de activos, Miguel Sánchez Mercado, para que Rodríguez Monteza se aleje de la casación, la junta de fiscales supremos –que también integran la fiscal de la Nación Zoraida Ávalos, Pablo Sánchez, Pedro Chávarry y Tomás Gálvez- concluyó que no tiene competencia para tomar la decisión y que solo el propio Rodríguez Monteza, como fiscal supremo, podía inhibirse. A lo que, por cierto, se negó.      

Ávalos votó por que sí podía pronunciarse, Sánchez se abstuvo y Chávarry y Gálvez se negaron. En caso Sánchez hubiera votado a favor, Ávalos pudo dirimir en su calidad de presidenta.

Rodríguez Monteza es un elemento distorsionador y recuerda la necesidad de poner en marcha la Junta Nacional de Justicia que pueda hacer los cambios que requiere la Junta de Fiscales Supremos. A Rodríguez Monteza le quedan casi 20 años más como Supremo. Chávarry, en cambio, se jubila el 2020.    

Leer más en la edición impresa de CARETAS.