Edición 2598: Jueves, 11 de Julio de 2019

Barra Brava

Si sale, ¿Fujimori volverá al ala dura de su bancada?

De salir en libertad, Keiko Fujimori encontrará un escenario político que tiene literalmente al partido en contra.

El miércoles 9, la congresista Rosa Bartra protagonizó un nuevo incidente en la Comisión Permanente. Cuando se discutía, nuevamente, el destino del ex fiscal de la Nación Pedro Chávarry, Bartra acusó a Gino Costa (Bancada Liberal) de “tratar de crear una realidad en la cual Keiko Fujimori tiene que estar presa porque hay una mayoría que está blindando… para que una secuestrada política como es Keiko Fujimori siga en la cárcel usando argumentos falsos”.

El fujimorista Héctor Becerril y el izquierdista Marco Arana se trataron de “ladrón” y “delincuente”. Bartra volvió a la carga: “Típico de los comunistas descalificar, típico de comunistas confundir. Ahí están, hablan ahora con indignación de los peajes. Caraduras, sinvergüenzas en su máxima expresión”.

El caso de la liberteña Bartra, que preside la Comisión de Constitución, es de los más representativos. Además de abogada es química farmaceútica. Y su fórmula no ha variado. Ir con todo. Es parte del ala dura del fujimorismo, que no cesa de ir al choque a pesar de haber perdido 20 congresistas desde que comenzó el gobierno actual, entre ellos el actual presidente del Congreso, y hoy contar solo con 53 escaños. En ese grupo puede contarse a otros como Luis Galarreta, Karina Beteta y Becerril.

Desde que perdió la elección ajustadamente contra Pedro Pablo Kuczynski, Fujimori hizo gran despliegue de limitaciones políticas. Censuró dos ministros de Educación –y de paso un gabinete con lo que dejó al Parlamento en la vulnerabilidad actual a ser disuelto constitucionalmente-, no cejó hasta hacer renunciar a PPK –con argumentos relacionados con Odebrecht, como ocurrió con la prisión de Humala y Heredia, que luego se volvieron contra ella- y luego “quemó” su relación con el presidente Martín Vizcarra por defender los intereses de la industria en el debate de los octógonos alimenticios. Un récord.

Hoy esa ala dura culpa al gobierno de la encarcelación de su líder y pone en cuestión a la democracia peruana. ¿Si sale libre Fujimori se va a sumar a la barra brava para el partido que termina todavía en el 2021? ¿O apostará por darle estabilidad al país?