Comunidades no permiten reparación del ducto y Marañón se contamina.
Comunidades no permiten reparación del ducto y Marañón se contamina.
Edición 2597: Jueves, 4 de Julio de 2019

Apu Madre

Escribe: Adrián Arriola | Tensión por derrame de crudo se torna en incontrolable, sin principio de autoridad y extorsiva.

Comunidades no permiten reparación del ducto y Marañón se contamina.
Comunidades no permiten reparación del ducto y Marañón se contamina.

La situación es alarmante. El derrame de petróleo ocurrido el pasado 18 de junio en la comunidad nativa de Nuevo Progreso, distrito de Manseriche (Loreto), tomó tal dimensión que ha llegado a contaminar al río Marañon. La escena se agrava y Petroperú asegura que es debido a una serie de impedimentos y actitudes de comunidades, que han evitado que el crudo se pueda contener de manera efectiva, entre ellas hasta agresiones contra funcionarios.

El gobierno declaró en emergencia sanitaria a las comunidades afectadas. Pero el problema sigue sin resolverse. A eso se suma la infructífera reunión del 27 de junio entre comunidades y altos funcionarios de la PCM, mecanismo que se pone en práctica desde años atrás.

Las comunidades exigen la presencia del premier Salvador del Solar. Caso contrario, iniciarán un paro indefinido el 5 de julio en reclamo por la actividad petrolera en la Amazonía. Anuncian bloqueos de carreteras y el cierre de válvulas petroleras.

 Relacionista comunitario de Petroperú, Pedro Kuji, fue agredido. DER. Secretario de gestión social y diálogo de PCM, José Miguel Flórez.
Relacionista comunitario de Petroperú, Pedro Kuji, fue agredido. DER. Secretario de gestión social y diálogo de PCM, José Miguel Flórez.

Beatriz Alva, gerente de comunicaciones de Petroperú, sostuvo que “lo que se advirtió es que la tubería –a la altura del kilómetro 237 del ramal norte– tiene una raya perfecta, que implica un corte”. Tras el sabotaje, Petroperú activó un plan de contingencia que requería colocar una grapa y flotadores especiales. Días después, funcionarios se acercaron a la localidad de Saramiriza para corroborar si la contención estaba funcionando, pero se confirmó la expansión del crudo. A su regreso, el personal fue interceptado por 60 personas de la comunidad de Jerusalén que indicaron que estaba prohibido el ingreso de cualquier autoridad. El representante de relaciones comunitarias de Petroperú, Pedro  Kuji Shawit, y el subprefecto del distrito de Manseriche, Rufino Chumpi, fueron golpeados y retenidos.

Representantes indígenas insisten en que el derrame fue a consecuencia del mantenimiento deficiente. “Sabemos que ya ha pasado el tiempo de vida del oleoducto, 20 a 30 años (…) ¿quién garantiza el transporte de crudo?, en las condiciones de cómo hay derrames por todos lados, la idea es declarar en estado de emergencia para que se pueda dar el cambio total o parcial de la tubería”, explicó a CARETAS el Apu Ismael Pérez, representante de los Pueblos Afectados por la Actividad Petrolera.

Leer: La Agonía de un Paraíso

Alva-Hart, tajo es de sabotaje.
Alva-Hart, tajo es de sabotaje.

Alva Hart responde que todos los años se presenta un plan de mantenimiento y que en marzo la empresa Rosen realizó un estudio de condiciones concluyendo que el material del ducto estaba en óptimas condiciones. “En los últimos años no hemos tenido derrames por temas de mantenimientos”, explicó, “el último fue en Lagunas fue porque la tubería tuvo un pliegue por el terremoto de junio”.

 “La reunión que no se llevó a cabo y el asunto del derrame son dos eventos distintos. A lo segundo estamos respondiendo como una emergencia y hemos priorizado la salud de la población”, explicó José Miguel Flórez, secretario de Gestión Social y Diálogo del Viceministerio de Gobernanza Territorial de la PCM.

La mesa de diálogo viene desde hace varios años y consta de 3 agendas: 1) trata de hidrocarburos que se divide en 7 temas (ONP en declaratoria de emergencia, comisión de la verdad, ley de hidrocarburos, ley de distribución del canon, compensación por derrames, servidumbre y remediación), 2) Plan Post Petróleo donde exigen un fondo de S/ 10 mil millones, y 3) Proyectos Inmediatos 2019.

Denis Pashanase, asesor técnico de la Coordinadora Regional de los Pueblos Indígenas de San Lorenzo, explicó que “después de varias reuniones, lo que la población siente es que los acuerdos son una burla por parte del gobierno”.