Primer ministro Salvador del Solar abandona el Congreso con el gabinete el martes 4 después de sustentar la cuestión de confianza.
Primer ministro Salvador del Solar abandona el Congreso con el gabinete el martes 4 después de sustentar la cuestión de confianza.
Edición 2593: Jueves, 6 de Junio de 2019

Paren el Coche

Gobierno obtiene confianza sobre reformas políticas. Fantasma de la disolución persistirá hasta la aprobación de proyectos.

Primer ministro Salvador del Solar abandona el Congreso con el gabinete el martes 4 después de sustentar la cuestión de confianza.
Primer ministro Salvador del Solar abandona el Congreso con el gabinete el martes 4 después de sustentar la cuestión de confianza.

El actual primer ministro en personaje de monarca, como lo rescata la carátula de la presente edición de CARETAS, podría servirle de munición a la opinión de redes que identifica al gobierno de Martín Vizcarra como una dictadura en ciernes.

El papel en cuestión es el del Rey en El Gran Teatro del Mundo (1999), el autosacramental de Calderón de la Barca. Pero en la portada lo asalta un dilema más bien hamletiano: ¿reformar la política o cerrar el Congreso?

Según esa línea, que tiene no poco rebote, Vizcarra y Salvador del Solar se preparaban para disolver el Legislativo. Durante la jornada del martes 4, en la que el primer ministro sustentó la cuestión de confianza sobre los proyectos de reforma política, el congresista todoterreno Salvador Heresi pasó un vídeo de Nicolás Maduro para compararlo con Vizcarra. La fujimorista Luz Salgado advirtió que el cierre parlamentario sería “quebrar el orden democrático y una dictadura”. El ultraconservador Julio Rosas se declaró en “huelga democrática” contra “los grandes intereses ideológicos y totalitarios de este régimen dictatorial”.  

Sin embargo, el discurso de media hora del primer ministro, que precedió esas tremendas intervenciones, tuvo un tono más bien democrático. El gabinete Del Solar obtuvo la confianza con 77 votos a favor, 44 en contra y 3 abstenciones, aunque todavía faltaba ver cómo se cocinaría su procesamiento, que tendría que incluir una ampliación de la legislatura, y si el Ejecutivo la ratificaría con la aprobación de los proyectos de ley, en lo que el congresista Gino Costa diferenció como confianza “formal” y “práctica”.  

La izquierda dejó en claro su voto para cerrar el Congreso. Verónika Mendoza marchó el martes 4 con congresista Édgar Ochoa.
La izquierda dejó en claro su voto para cerrar el Congreso. Verónika Mendoza marchó el martes 4 con congresista Édgar Ochoa.

POLÍTICOS CONVERSAN
Si aquí hubo un Juego de Tronos, es buena noticia reportar que los jugadores de distintas tiendas mostraron sus cartas en varias conversaciones previas.

Tras la confirmación de la cuestión de confianza, el escenario de la disolución del Congreso se instaló con fuerza en el ambiente de Abancay. El viernes 31 por la noche se reunieron Juan Sheput, Javier Velásquez Quesquén, Luis Galarreta, Víctor Andrés García Belaunde y el expremier César Villanueva. El último les informó que el presidente Vizcarra lo había citado para el día siguiente a las 11 de la mañana. Villanueva quedó en reportar lo conversado esa misma noche.

En esa reunión se unieron Jorge del Castillo y Luz Salgado. Villanueva transmitió que Vizcarra les aseguraba que no buscaba el cierre del Congreso. Confirmó que el caso del exfiscal de la Nación Gonzalo Chávarry fue un detonante de la cuestión de confianza y recalcó las dificultades que tenían para sacar adelante los proyectos de ley debido a la actitud de la fujimorista Rosa Bartra al frente de la Comisión de Constitución.

Presidente Vizcarra acompañó a ministro del Interior Carlos Morán en presentación de 5 toneladas de droga incautada, el lunes 3. Allí insistió en necesidad de reformas.
Presidente Vizcarra acompañó a ministro del Interior Carlos Morán en presentación de 5 toneladas de droga incautada, el lunes 3. Allí insistió en necesidad de reformas.
Y, por cierto, la inocultable división de Fuerza Popular hace la situación más complicada. “Son realmente un pollo sin cabeza”, compara una fuente parlamentaria que cuenta unas seis facciones en la cancha. Según la versión, Salgado retiene influencia solo sobre los “históricos”, Úrsula Letona representa a otro pequeño grupo y se lleva muy mal con Bartra, quien en una reunión le preguntó a Salgado “quién era” para darle instrucciones. El intento del presidente del Congreso, Daniel Salaverry, de reconstituir las comisiones no tuvo votos el lunes 3 y determinó que las reformas sigan, en buena medida, en manos de Bartra.  

Luego del encuentro en el que escucharon el mensaje de Vizcarra, tanto Villanueva como Sheput tuvieron reuniones por separado con el primer ministro Salvador del Solar. A Sheput le aseguró que la carta había sido un gesto político. El congresista le insistió en que tomara distancia del tono de la misiva durante su exposición. De hecho, el aprista Jorge del Castillo presentó una cuestión previa, no aceptada por el presidente del Legislativo Daniel Salaverry, para que le devuelvan la carta a Del Solar. El hecho que el primer ministro comenzara su exposición con el artículo 86 del reglamento del Congreso, que la cuestión de confianza solo se plantea “en la sesión del Pleno del Congreso” dejó en claro que la carta quedó como mero trámite.

Sintomático que Sheput y Villanueva, a pesar de su condición de ex primer ministro, no sean parte del círculo del gobierno de Peruanos Por el Kambio, y que fueran precisamente ellos los que ayudaron a “desinflamar” el debate.  

Durante ese fin de semana, los congresistas no solo conversaron con sus colegas de las respectivas bancadas, sino también con embajadores y empresarios que se mostraban preocupados por un “desenlace constitucional”. Las garantías expresadas por Vizcarra y Del Solar ayudaron a distender la atmósfera.  

Sheput se reunió con Del Solar el domingo.
Sheput se reunió con Del Solar el domingo.
En las conversaciones no participaron representantes de izquierda. Ambas bancadas –Frente Amplio y Nuevo Perú– ya tenían definida la posición de votar en contra de la cuestión de confianza para ir a elecciones generales y convocar una Asamblea Constituyente. El paquete completo.  

CIRCUITO CONSTITUCIONAL
En su discurso, Del Solar se basó en artículos constitucionales para justificar la presentación de la cuestión de confianza:

- El 51 que establece que “la Constitución prevalece sobre toda norma legal”.

- El 126 que señala que “todo acuerdo del Consejo de Ministros –como la cuestión de confianza- requiere el voto aprobatorio de la mayoría de sus miembros”

- El 133 por el cual “el Presidente del Consejo de Ministros puede plantear ante el Congreso una cuestión de confianza a nombre del Consejo. Si la confianza le es rehusada, o si es censurado, o si renuncia o es removido por el Presidente de la República, se produce la crisis total del gabinete”.

A estos se añade el 134, que faculta al Presidente de la República a disolver el Congreso tras dos gabinetes censurados. Y el doble filo del 206, que de un lado incluye al Presidente entre quienes tienen iniciativa de reforma constitucional, y de otro le prohíbe observar la ley de reforma constitucional ya aprobada por el Congreso.

Villanueva transmitió mensajes de Vizcarra.
Villanueva transmitió mensajes de Vizcarra.

El último artículo originó un polarizado debate entre constitucionalistas (ver recuadro) pero es claro que la cuestión de confianza no tiene limitantes definidas y que el presidente sí puede presentar una reforma constitucional. En vilo quedan dos puntos de la carta al Congreso con la que Del Solar anunció la cuestión de confianza: el tema de los inminentes plazos de aprobación en la legislatura que termina y si es que el Ejecutivo puede interpretar que la confianza que se le otorgó en un principio no fue tal cuando los proyectos de ley aprobados resulten “desnaturalizados”.

Los proyectos que Del Solar condicionó para la cuestión de confianza, adaptados de las recomendaciones de la comisión encabezada por Fernando Tuesta, incluyen:

- Impedir ser candidatos a los condenados en primera instancia por delitos dolosos con penas privativas mayores a 4 años, el que modifica la Ley de Organizaciones Políticas.
- Regular la democracia interna y promover la participación ciudadana en el proceso de selección de candidatos en elecciones primarias abiertas.
- Eliminar el voto preferencial en las listas parlamentarias.
- Alternancia y paridad de género en las listas.
- Reemplazar, para la inscripción de partidos, el aproximado de 750 mil firmas de adherentes por unos 14 mil afiliados.
- Tipificación de delitos de financiamiento indebido de organizaciones políticas.
- Que un grupo autónomo se encargue del levantamiento de la inmunidad de los congresistas.
    

Del Castillo participó en reuniones.
Del Castillo participó en reuniones.

REFORMAS POSTERGADAS
Identificar las reformas con el “vizcarrismo” o identificarla con politólogos y sociólogos sin verdadera experiencia política, es no ir más allá de las propias narices. Demandar en su lugar más trabajo contra la anemia y mejores resultados en la reconstrucción del norte es demagogia pura.  

Las misiones electorales internacionales vienen advirtiendo desde hace más de 10 años que el sistema peruano requiere urgentes renovaciones. Lo dijo a CARETAS el ex canciller canadiense Lloyd Axworthy ya en mayo de 2006, entonces jefe de misión de la OEA: “Todavía requiere trabajarse más las políticas de reforma electoral concernientes al financiamiento, las encuestas, los partidos políticos y aquello que contribuya a una elección democrática en el marco del respeto y la tolerancia… otra importante área de reforma son los partidos políticos. La ley electoral podría ayudar a reducir la fragmentación política para que no haya 30 partidos” (CARETAS 1926).

Informes subsiguientes de la Unión Europea y Naciones Unidas hicieron hincapié en esas necesidades. Desde mayo del 2013 el sistema electoral peruano demandó la reforma al Congreso vía proyectos de ley encarpetados, centrada en la democracia interna y la mayor transparencia del financiamiento de la política. Uno de los funcionarios que reclamó las reformas fue el ex ONPE Mariano Cucho, sobre quien ahora se confirma que fue sacado del puesto por intereses mafiosos (ver Mar de Fondo). Otra carátula de CARETAS en setiembre de 2015 advertía de la impostergable necesidad de las reformas, en vista de la opacidad de la campaña presidencial anterior, la misma que terminó por dinamitar el sistema político peruano en el marco del caso Lava Jato.

Finalmente, el Congreso se puso en esta situación al censurar al gabinete de Fernando Zavala en su propósito de bajarse de nuevo a una ministra de Educación. Ya lo habían hecho con su predecesor, Jaime Saavedra. Y hoy vamos por la quinta ministra de este período en el sector, que ya fue recientemente interpelada.

Sí, la política no va a mejorar por arte de magia ni por obra de un decreto real, para seguir al ritmo monárquico. Pero mejorar las reglas de juego es una condición ineludible. Y esta es una valiosa oportunidad para cumplirla.


Guarda con los Apoyos

Cuando anunció la cuestión de confianza, el presidente Vizcarra se mostró con los gobernadores regionales, que firmaron un pronunciamiento en apoyo. Pero que mire bien, algunos podrían no ser candidatos según las reformas propuestas. Elmer Cáceres (Arequipa) y Servando García (Piura). fueron denunciados por violación: tres veces el primero y una el segundo. Walter Aduviri (Puno) pudo postular porque la Suprema le anuló una sentencia de 7 años por el “aimarazo” del 2011. Juan Carlos Morillos (Ancash) tiene sentencias por violencia familiar y emitir cheques sin fondo. A Dante Mandriotti (Callao) se le permitió postular cuando le levantaron una orden de detención preliminar por, supuestamente, pertenecer a “Los Malditos de Angamos”. 


Reforma Comparada

El Perú a la saga de modernización de su sistema político y electoral.

El Consejo de la Prensa Peruana recopiló una interesante comparación que evidencia el retraso del Perú en materia de reformas electorales. Varias de las propuestas del Ejecutivo, dentro y fuera de la cuestión de confianza, ayudarían a cerrar la brecha.

En lo que respecta a paridad, Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, México y Venezuela tienen cuotas de entre 30% y 50%. La mayoría con listas alternadas como propone la reforma.
Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y Uruguay tienen variedades de elecciones primarias abiertas a participación ciudadana.

El levantamiento de la inmunidad parlamentaria muestra un panorama mixto. Lo pide el Poder Judicial y la decide el Congreso: Ecuador, Costa Rica y México, igual que en el Perú en la actualidad. En Argentina, EE.UU. e Italia solo se requiere del Congreso, sin pedido externo, para levantar inmunidad. Los parlamentarios de Australia, Canadá, Colombia y Reino Unido no tienen inmunidad, pero solo pueden ser procesados por la Corte Suprema.

El cambio de contrapesos y el fortalecimiento de las atribuciones presidenciales no fueron incluidas en la cuestión de confianza, como lo advirtió el primer ministro. Pero otros países le exigen más votos a sus congresos para que aprueben leyes por insistencia, a pesar de la observación del Ejecutivo. En Argentina son dos tercios de los votos, en Chile dos tercios de los miembros presentes.

El período de los magistrados del Tribunal Constitucional también es un factor. En Chile es de 9 años, en Colombia 8 y en Ecuador 9. Aquí la propuesta iría de 5 a 7.

El Congreso peruano tiene un número de escaños similares a los de Uruguay, que tiene una décima parte de habitantes. La representatividad es puesta en duda.

Leyes para facilitar acceso al voto a personas con discapacidad las tienen Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Uruguay.

En el caso de la ley seca, Argentina la aplica 12 horas antes de las elecciones y 3 horas después. En Chile aplica solo el día de la votación. En Ecuador es 3 horas antes y 12 después. En el Perú inicia 48 horas antes.