Saavedra reside en Washington pero Velásquez y Salazar lo quieren en Abancay.
Saavedra reside en Washington pero Velásquez y Salazar lo quieren en Abancay.
Edición 2591: Jueves, 23 de Mayo de 2019

No lo Sueltan

Exceso direccionado. Comisión investigadora de textos escolares investiga al exministro Jaime Saavedra.

Saavedra reside en Washington pero Velásquez y Salazar lo quieren en Abancay.
Saavedra reside en Washington pero Velásquez y Salazar lo quieren en Abancay.

El martes 14 llegó al domicilio en Lima del exministro Jaime Saavedra una citación de la Comisión Investigadora de los textos escolares. A través de su abogado, Saavedra comunicó que no vive en Lima hace dos años pues, como es sabido, es el director global para Educación del Banco Mundial.

El jueves 16 le fue remitida la invitación a declarar por vía de correo electrónico. Volvió a responder por intermedio de su abogado que no podía estar en Lima ese día. Le insistieron que se conecte vía Skype pero Saavedra no pudo cancelar las reuniones que tenía agendadas.

Al día siguiente, viernes 17, la congresista fujimorista Milagros Salazar, que dirige la comisión, anunció luego de reunirse con el aprista Javier Velásquez Quesquén que Saavedra pasaría a la condición de investigado.

Saavedra, sin embargo, fue censurado en diciembre de 2016 y los links inapropiados son de textos escolares de tercero de media que fueron supuestamente elaborados durante la gestión del exministro Daniel Alfaro –que sucedió a la reemplazante de Saavedra, Marilú Martens y que a su vez fue relevada por Idel Vexler–.

La actual ministra, Flor Pablo, anunció que están en marcha investigaciones para sancionar a los responsables y que la próxima semana se entregarán las conclusiones de la comisión que analiza toda traza posiblemente controversial en los textos escolares. Pero queda claro que la ley universitaria impulsada por Saavedra es aún un objetivo a derribar (CARETAS 2590), pues varios centros de estudios que hoy están en la cuerda floja han sido fuente de financiamiento de la política. Eventualmente, los parlamentarios tendrán que responder por la paupérrima educación que se brinda en universidades que corren el riesgo de cerrar.