Exsecretario Ricardo Pinedo  en la Casa del Pueblo. Dice que no tenía protocolo con García para enfrentar detención.
Exsecretario Ricardo Pinedo en la Casa del Pueblo. Dice que no tenía protocolo con García para enfrentar detención.
Edición 2589: Jueves, 9 de Mayo de 2019

Ánimos Calientes

La ola expansiva del suicidio de AGP. De un operativo que terminó en tragedia a zamaqueo policial.

Exsecretario Ricardo Pinedo  en la Casa del Pueblo. Dice que no tenía protocolo con García para enfrentar detención.
Exsecretario Ricardo Pinedo en la Casa del Pueblo. Dice que no tenía protocolo con García para enfrentar detención.

El martes 7, el presidente Martín Vizcarra respaldó al ministro del Interior, Carlos Morán, y a la Policía Nacional tras el incidente del día anterior en el Congreso. El aprista Jorge del Castillo, como presidente de la Comisión de Defensa, citó a Morán y a los efectivos miembros de la Diviac –División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad– que intervinieron en el operativo del miércoles 17 de abril, durante el cual el expresidente Alan García se quitó la vida. Uno de los momentos de mayor tensión vino cuando el mayor PNP Freddy Ordinola respondió a la pregunta de Del Castillo sobre si llevaron chalecos antibalas, tomando en cuenta que sabían que García poseía armas. “Por supuesto que sí”, dijo fastidiado. “Quería sacarme la casaca porque ya no aguanto, para que vean mi chaleco. Están que nos cuestionan eso del chaleco y me parece muy incómodo ya. ¿Sí se nota mi chaleco o me saco el polo?”. Del Castillo le advirtió que “no necesita faltarle el respeto a nadie” y Ordinola exclamó que “no le estoy faltando el respeto a nadie aquí”. Morán intercambió palabras con el policía, que pidió disculpas a la sala si se sintieron ofendidos. Pero Del Castillo le pidió que se retire y que lo entrevistarían al final de la sesión.

El martes 7, Vizcarra ofreció respaldo a Morán y la PNP.
El martes 7, Vizcarra ofreció respaldo a Morán y la PNP.

Morán dijo luego que los asesores de Del Castillo y el fujimorista Carlos Tubino son policías retirados y “tenían un interrogatorio con terminología policial. Yo me di cuenta ahí y le dije que están provocando a los policías porque están repitiendo las mismas preguntas, están exacerbándose los ánimos”. Morán calificó la sesión de “atropello” y “lamentable espectáculo”. Demandó que Del Castillo le pida disculpas “a toda la institución”. El aprista señaló que, más bien, fue el congresista de Nuevo Perú Richard Arce “el que se pone a gritar, actuando casi en una actitud de sobonería con la Policía”. Añadió que él se comportó “correctamente” y que solo tuvo el incidente con Ordinola, “por su actitud prepotente, desafiante y fuera de lugar”.

A la hora de responder a las críticas de quienes le señalaron que debió abstenerse de participar por su involucramiento emocional en el tema, dijo que “también están involucrados emocionalmente los odiadores y los antialanistas acérrimos”.

Los apristas cuestionan los procedimientos que se llevaron a cabo. El exsecretario de García, Ricardo Pinedo, dijo a CARETAS que este lo llamó minutos antes de las 6 y 30 de la mañana de ese 17 de abril.

–“Ya están aquí”, dijo el expresidente.

–“Presidente, tranquilo”, lo exhortó Pinedo.

Al instante llamó al jefe de escolta del expresidente con instrucciones de que no se despeguen de él. Pero segundos después, el jefe de escolta lo llamó:

–“¡Se ha disparado, se ha disparado, se ha disparado!”.

Pinedo dice que existía un “procedimiento planificado” acordado entre él y García en caso de una orden de allanamiento. El expresidente entregaría su celular a las autoridades y se retiraba de la casa con su escolta rumbo a la casa de su madre o al Instituto de Gobernabilidad de la Universidad San Martín de Porres, donde despachaba, mientras las autoridades rebuscaran la residencia.

Pero, asegura, en caso de una orden de detención no tenían una línea de acción definida. Ahora Pinedo dice haber tomado conciencia sobre a qué se refería García cuando le repetía que “jamás me tomarán una foto esposado”.

Incidente en Comisión de Defensa del Congre  so, el lunes 6.
Incidente en Comisión de Defensa del Congre  so, el lunes 6.

Los apristas cuestionaron que el vídeo policial no tiene audio y está entrecortado. El ministro dijo que se trataba de una cámara utilizada para videovigilancia y que exprofeso se le había puesto el audio en off. Afirmó que la Fiscalía olvidó llevar la propia. Sostuvo que los cortes en la filmación se deben a que se buscaba ahorrar batería.

El APRA sostiene que el fiscal Henry Amenábar, que trabaja con José Domingo Pérez, no se presentó con su nombre y no dijo que se trataba de una orden de detención y allanamiento.

De acuerdo a Pinedo, con base en la declaración de uno de los agentes de la DIVIAC presentes, que coincide con el de un guardaespaldas de AGP, el fiscal no se identifica por nombre ni hace explícita la naturaleza de la intervención.

“Nunca le dicen de qué se trata”, explica Pinedo. “El Presidente pregunta “¿no me quieren decir?” “Baje, baje”, se limitan a decir las autoridades”.

García giró sobre sus talones y subió al escritorio en el segundo piso diciendo que iba a hacer unas llamadas. En el vídeo se aprecia que empuña un revólver en ese momento. A los pocos instantes se escuchó la detonación de un arma de fuego.   

Pinedo sostiene que una de las responsabilidades de las autoridades en una intervención es evitar que el sujeto se autolesione, y que en este caso no se cumplió con el reglamento.

Morán respondió que, si no iban a la sesión de la Comisión, “iban a decir que el ministro del Interior está encubriendo una mala intervención y se iba a victimizar al señor Alan García”. A un muerto, es decir.