Edición 2586: Jueves, 18 de Abril de 2019

El entierro de Alan García

El gobierno ofreció hacer un funeral de honor pero la familia del ex presidente dijo que el sepelio será en privado.

Desde el miércoles en la noche, los restos de Alan García Pérez son velados en el Aula Magna de la Casa del Pueblo en la Av. Alfonso Ugarte, en Breña. 

Cientos de militantes apristas y compañeros de partido le rinden homenaje al que fuera dos veces presidente de la república y uno de los líderes más emblemáticos del APRA en las últimas décadas.

De acuerdo a los planes, el funeral se llevará este viernes. Antes de ir al Cementerio de Huachipa, donde habrá una cremación, el cortejo fúnebre hará un recorrido por el Centro de Lima. Partirá de la Casa del Pueblo a las 10.30 a.m. y se dirijirá hacia la Plaza Dos de Mayo y después en hombros irán a la Plaza San Martín. 

  

La familia pidió que las exequias sean en privado, aunque de acuerdo con el dirigente del Partido Aprista, Omar Quesada, “se han hecho todas las consideraciones para que las diferentes bases apristas del país estén presentes”.

Al ex presidente Alan García le correspondería recibir honores de Estado, pero “la familia ha rechazado el ofrecimiento”, señaló Pinedo.

Se sabe también que los hijos de García han pedido que el cortejo no sea encabezado por el presidente de la República, Martín Vizcarra, y que tampoco se le rinda honores militares contemplados en el reglamento del Ceremonial Terrestre y protocolo Militar para la Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, según los artículos 61 y 63 del Decreto Supremo.

Lo que el Gobierno si hizo fue declarar desde el miércoles 17, de acuerdo con el Decreto Supremo N° 096-2005, tres días de duelo nacional.

Eso significó que los edificios públicos, las bases militares, los buques, las dependencias del Estado y los establecimientos policiales, se deben decretar en Duelo oficial y por lo tanto las banderas están a media asta.