Presidente Martín Vizcarra llegó hasta Manantay, Pucallpa.
Presidente Martín Vizcarra llegó hasta Manantay, Pucallpa.
Edición 2585: Jueves, 11 de Abril de 2019

Amarrar la Estrategia

El peligro de los cabos sueltos en informalidad, reformas y servicios.

Presidente Martín Vizcarra llegó hasta Manantay, Pucallpa.
Presidente Martín Vizcarra llegó hasta Manantay, Pucallpa.

Los últimos días noticiosos proyectaron un compendio nacional. La tragedia de Fiori volvió la mirada a las limitaciones del Estado en plena capital. El desborde informal muta a la legalidad con la proliferación de terminales terrestres y, como se revela en esta edición de CARETAS, la modificación de vehículos que, una vez más, terminan siendo engendros Frankenstein de la muerte.

Hace pocos días el presidente Martín Vizcarra lamentaba que todos teníamos la culpa de esas 17 muertes. En la última semana, el ministro de Transportes, Edmer Trujillo, repitió una variación del mea culpa general. Pero lo que al principio sonaba dramático, ahora es una gigantesca admisión de derrota.

¿Si en Lima se muere así, puede sorprender que en Las Bambas, Apurímac, se vuelva a ver amenazada la continuidad de la mina más importante del país?

En la lucha contra las mafias en La Victoria, puede medirse día a día la resistencia de la economía negra cuando se ve amenazada. El microcosmos informal/ilegal –que no siempre son lo mismo pero se combinan en un tablero muy difícil de jugar–.

Claudia Cooper, extitular del MEF –y flamante presidenta de la Bolsa de Valores de Lima–, publicó el 5 de abril una columna en El Comercio titulada “La Lucha Imposible”. En cuestión de empleo, la informalidad gana cada vez más terreno. A partir de 2012, el descenso de la informalidad –que pasó del 82% a 74% en 2017– se estancó. De seguir la tendencia, la informalidad se volverá a incrementar a partir del 2020.

El salario promedio informal crece a ritmo de 5.5% anual la última década, mientras que el formal lo ha hecho apenas a 2.5%. La reducción de la brecha hace más atractiva la informalidad.

¿Choca esos cinco? Salvador Del Solar y Daniel Salaverry en lánguido voto de confianza, el jueves 4. 
¿Choca esos cinco? Salvador Del Solar y Daniel Salaverry en lánguido voto de confianza, el jueves 4. 

Para Cooper, la creciente regulación y la rigidez del mercado laboral explica en buena medida el problema. La otra parte se entiende con las modificaciones tributarias que iban dirigidas a formalizar la pequeña y mediana empresa, pero que al atomizar el régimen terminaron fomentando la elusión y atomización de las empresas. La base impositiva se ha empequeñecido. Otros especialistas argumentan que, en cambio, no habrá procesos de formalización que valgan sin que los servicios que brinda el Estado –comenzando por Salud, Educación y Seguridad Ciudadana– salgan del hueco. Los incentivos, en esa línea, no son suficientes.

En medio de la disyuntiva, el destino de las reformas prometidas por el gobierno se encuentra en el limbo. El presidente y el primer ministro Salvador del Solar anunciaron que esta semana presentarían los proyectos de reforma política al Congreso. Poco se sabe cuánto tomarán del informe final de la comisión dirigida por Fernando Tuesta, que recomienda la bicameralidad como madre de todas las reformas. La que fue rechazada en el referéndum de noviembre, en campaña impulsada por Vizcarra.
Del Solar obtuvo un voto de confianza con apenas 46 congresistas a su favor. Se sabía que no lo iban a rechazar casi de ninguna manera, pues equivalía al suicidio constitucional, pero el mustio resultado mide el entusiasmo.  

El presidente del Congreso, Daniel Salaverry juega, por ahora, un partido propio y se aleja del Ejecutivo, quizá en espera de negociar una reelección.

¿Puede el Presidente volver a amarrar su discurso y su acción para marcarle un norte a su gobierno? ¿O llegó la hora de aceptar el bajón de expectativas y desgano nacional?


Ultra Tóxico
La fiscalía Corporativa Especializada en Violencia Contra la Mujer abrió investigación contra el periodista Luis Davelouis por presunto delito de violencia psicológica contra su colega Marissa Chiappe quien denunció los detalles de su relación vía twitter. Davelouis dijo que “no se reconoce” en la descripción y pidió perdón. Admite que fue una “relación tóxica” y “codependiente”, además de haber tenido problemas de consumo de alcohol, pero niega haberla agredido físicamente.