Veterano magistrado Manuel Miranda, un voto clave.
Veterano magistrado Manuel Miranda, un voto clave.
Edición 2585: Jueves, 11 de Abril de 2019

Corren las Apuestas

Reconocimiento del matrimonio homosexual se juega en el TC. Partida jurídica vs. activista.

Veterano magistrado Manuel Miranda, un voto clave.
Veterano magistrado Manuel Miranda, un voto clave.

El caso de Susel Paredes centra en la línea de gol al de Óscar Ugarteche.

¿O no?

Al confrontar el rechazo de Reniec para reflejar su estado civil en su documento de identidad –casado aunque el trámite se cumpliera fuera del país–, Ugarteche pasó por todo el circuito del Poder Judicial. Tras ser su demanda admitida en una de las instancias, fue archivada por una cuestión de plazos a la hora de presentar la acción de amparo.

De ahí recurrió al Tribunal Constitucional.

En el caso de Susel Paredes y su esposa Gracia Aljovín, tras el rechazo administrativo de Reniec, el Décimo Primer Juzgado Constitucional de la Corte Superior de Justicia de Lima les dio la razón. Al cierre de edición, la Procuraduría Pública de Reniec no había apelado el fallo.

A esto se suma la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre la protección internacional de los vínculos de parejas del mismo sexo.

Es decir, la jurisprudencia nacional e internacional respaldan que el máximo entre constitucional del Perú ratifique el derecho al reconocimiento matrimonial de Ugarteche.

Pero la discusión, como suele suceder, está en los votos.

Para la materia, el TC se divide en aparente 4 a 3 a favor de Ugarteche.

A favor: Carlos Ramos, Marianella Ledesma, Eloy Espinosa-Saldaña y Manuel Miranda.

En contra: Ernesto Blume, José Luis Sardón y Augusto Ferrero.

El balance es, sin embargo, frágil. El magistrado Miranda, ex presidente del colegiado, se graduó de abogado en 1965. No será conservador per se pero es, al fin y al cabo, hombre de su tiempo. Los otros tres magistrados agrupados en el primer grupo suelen inclinarse por causas progresistas, aunque Ledesma tenga una tendencia marcadamente más de izquierda.

El doctor Blume, mientras tanto, es el actual presidente del colegiado. Aunque no puede ser considerado tan conservador como sus otros dos colegas, aquí su voto sí los acompañaría.  

¿Qué pasa si el debate mediático pasa a ser una puja de activismo? Probablemente Miranda se incline por la orilla conservadora.

La solución pragmática está a la vista, siempre y cuando los decibeles se mantengan bajo control: el PJ ya acepta el trámite, así que no hay mucho que discutir.