Lantarón: “Todo ha sido para Challhuahuacho, donde han cerrado la mina. Allí tienen un alcalde preso y otro prófugo”.
Lantarón: “Todo ha sido para Challhuahuacho, donde han cerrado la mina. Allí tienen un alcalde preso y otro prófugo”.
Edición 2585: Jueves, 11 de Abril de 2019

‘El Odio, el Rencor’

Lantarón: “Todo ha sido para Challhuahuacho, donde han cerrado la mina. Allí tienen un alcalde preso y otro prófugo”.
Lantarón: “Todo ha sido para Challhuahuacho, donde han cerrado la mina. Allí tienen un alcalde preso y otro prófugo”.

Con Baltasar Lantarón a la tercera fue la vencida. El educador candidateó sin éxito al gobierno regional de Apurímac en el 2006 y al Congreso el 2016. Esta vez ganó en segunda vuelta el gobierno regional con el movimiento Llankasun. Hoy, en medio de la tensión en el proyecto minero Las Bambas, va y vuelve a Lima. Conversó con CARETAS antes de entrevistarse con la ministra de Educación, Flor Pablo, sobre los acuerdos sobre la materia en la zona.   

–El acuerdo con la comunidad incluye tres compromisos de la minera: el acuerdo económico sobre la carretera del fundo Yavi Yavi y la revisión de puestos laborales y otros beneficios según los acuerdos originales con Xstrata en el 2009. ¿Eso incluye retomar la figura del mineroducto?
–No. El inciso K tiene 17 puntos y los más resaltantes son dos: el primero es la prioridad de la mano de obra en la región, es decir más del 50%.

–¿A cuánto llega?
–Ni al 20%

–¿Hay técnicos en la zona suficientes?
–Mina Pierina (Huaraz) tiene 100% de mano de obra no calificada de la zona, 80% de técnicos profesionales y eso no se da en Las Bambas. Los trabajadores son arequipeños, cusqueños. El otro punto es la adquisición de los bienes de la región. Papas, choclos, carnes. No se le compra casi nada.

–¿Qué más está en juego?
–El tema del Plan Cotabambas firmado en 2016.

–¿Con el Estado?
–Y también la empresa.

–¿Qué es lo que se ha incumplido?
–El incumplimiento más fuerte es la pavimentación de la vía. Yavi Yavi, que es una zona inhóspita en la puna. Pero la ruta empieza por el distrito de Mara y ahí todas las comunidades están haciendo bulla. Los otros (Fuerabamba) están por la plata, pero los más damnificados vienen de Mara.

–¿Qué píden?
–Justiprecio. Como les están pagando sobreprecio a los de Yavi Yavi, ¿qué va pasar en Mara? Lo mismo pues.

–¿Cuántas comunidades son las que vienen detrás?
–En el distrito de Mara tenemos seis. ¿Qué pasa? El Estado quiere invertir más de S/ 3 mil millones en la pavimentación. Pero en las vías departamentales de Apurímac solo tenemos cerca del 9% de asfaltado. Mejor que se haga una APP, que la mina cobre su peaje y recupera su inversión. ¿Para que el Estado va a invertir su plata si hay mucho que hacer en Apurímac?

–¿Y los servicios básicos?
–Todo ha sido para Challhuahuacho, donde han cerrado la mina. Allí tienen un alcalde preso y otro prófugo. Challhuahuacho recibe de las actividades, 20%, más que el gobierno regional que recibe 15%, con 5% adicional dividido en dos universidades. Pero no tiene ni una vereda ni pistas. ¿Qué han hecho con la plata?

–¿Qué pasó con el cambio de manos de Xstrata a MMG?
–Al inicio Las Bambas fue un modelo en el Perú, hasta el cura Marco Arana habló bien cuando estaba con Xstrata porque fue la única empresa minera que entraba en la población con un fondo social de US$120 millones del FOSBAM - Fondo Social de Bambas. Con el Estudio de Impacto Ambiental plantean el mineroducto de Las Bambas a Tintaya, Cusco, donde iba a ser la planta de procesamiento. Nadie se iba a dar cuenta del transporte del mineral.

–Pero el mineroducto no se hizo porque Xstrata solo se quedó con Tintaya.
–Son dos dueños. Con Ollanta Humala aprueban ya no un EIA sino un estudio técnico mediante el cual el Ministerio del Ambiente aprueba la planta de procesamiento en Challhuahuacho y ya no en Tintaya. Ya no mineroducto sino carretera. No hay licencia social existente. Los compromisos de la minera son para cuatro distritos y marginó a los demás.

–Es insostenible.
–El odio, el rencor. Acusan a los de Fuerabamba de ser los únicos que se ganan con todo.  

“Leí propuesta de De Soto. Se debe convertir a los comuneros en socios”.
“Leí propuesta de De Soto. Se debe convertir a los comuneros en socios”.

–¿Cuáles son las posturas en Fuerabamba?
–Hay un grupo de dirigentes que todavía piden como condición la liberación de los asesores Chávez Sotelo. Otro grupo ya entiende que el tema está en la Justicia y que hay separación de poderes. En la asamblea más de 2 mil 400 comuneros me querían obligar que firme un memorial pidiendo la renuncia del premier, del Ministro de Energía y Minas, del viceministro Raúl Molina, y la libertad de los asesores. “Yo no firmo esto”, dije. ¿Entonces? El gobernador es un traidor. Dicen que les tendió una trampa a los Chávez. Hace 40 años que no los veo, sé que eran vecinos cuando éramos niños, pero no los veo.

–¿Son mercenarios?
–Una cosa es ser abogado y cosa es inducir a esto.

–¿Y Paredes Terry?
–Son los “antauristas” que se están metiendo ahí también. Se ve que los asesoran porque los jóvenes y adultos se van a tomar Yavi Yavi y dejan a mujeres, niños y ancianos y bloquear la puerta de la mina.

–¿Reciben canon?
–No exactamente. Se discute un Decreto Supremo del gobierno de Fujimori, de depreciación anticipada. En cinco años las empresas pueden depreciar su inversión, mientras no deprecien el 100% no pagan el canon. Ahora están pagando las regalías contractuales que es el 3% de la venta total de los gastos administrativos. Estamos haciendo más o menos S/.80 millones. Pedimos que se pague el canon mediante un fondo generado por el gobierno. Segundo, Las Bambas se concesiona con US$ 1200 millones de dólares y Xstrata lo vendió en más de US$ 7 mil millones. El Congreso autorizó que la venta (2011) se haga en el extranjero y el país dejó de cobrar impuestos que favorecían a la región de Apurímac. ¡30% de la venta que eran unos US$ 2400 millones!

–¿Pero acaso eso se puede revertir?
–Por eso debemos de responsabilizar al Congreso. Por culpa de un lobby, por unos legisladores que han vendido la patria, nosotros nos vemos perjudicados. Frente a todo esto, hay que bajar la conflictividad. Una forma es que la propiedad del suelo también sea del subsuelo. Así los comuneros pueden ser accionistas.

–Es similar a lo que propone Hernando de Soto sobre los títulos valorizados afuera. Pero modificar la propiedad del subsuelo implica un cambio constitucional.
–Sí leí lo de De Soto. Este cambio se hace reforma constitucional o  referéndum.

–Muy bien asociar al comunero del asiento minero, ¿pero no se repite el problema de dejar por fuera a las demás comunidades?
–Las Bambas tienen que atender también la labor social de desarrollo socio económico, ambiental con esos afluentes, igual va a pagar renta. Pero la diferencia es que tú vas a ser socio de la empresa y ya no va paralizar Yavi Yavi. Al contrario, es mi empresa, y vamos para adelante. Eso marca la diferencia.

–¿Qué esperamos en los próximos días?
–No solamente que vayan el premier con los ministros. Sería importante que  también vayan el representante del Episcopado, la Defensoría. La única forma es el diálogo. Sin diálogo no hay solución. Con estar sentado en la mesa ya es bastante.