Carlos Castillo, nuevo Arzobispo de Lima: "La iglesia no debe ser cómplice de abusos ni de delitos".
Carlos Castillo, nuevo Arzobispo de Lima: "La iglesia no debe ser cómplice de abusos ni de delitos".
Edición 2579: Sábado, 2 de Marzo de 2019

Castillo pide “una conversación espiritual de todos”

En una ceremonia sencilla y rompiendo protocolos, Carlos Castillo Mattasoglio asumió su cargo como el nuevo Arzobispo de Lima.

Carlos Castillo, nuevo Arzobispo de Lima: "La iglesia no debe ser cómplice de abusos ni de delitos".
Carlos Castillo, nuevo Arzobispo de Lima: "La iglesia no debe ser cómplice de abusos ni de delitos".

En medio de gran alegría y sentimiento de fe, cientos de feligreses se juntaron en Jr. de la Unión en el Rímac para acompañar, al que fuera su parraco de la Iglesia San Lázaro, el padre Carlos Castillo Mattasoglio, a la Catedral en la Plaza de Armas para asumir su cargo como el nuevo Arzobispo de Lima.

Antes de partir, el padre Carlos hizo un juramento de fidelidad ante el Nuncio Apostólico, Monseñor Nicola Girasoli.  “Acepto todas y cada una de las cosas sobre la doctrina de la fe y las costumbres propuestas por la Iglesia de modo definitivo. Acepto, además, como religioso, obsequio de mente y voluntad, toda la doctrina anunciada por el Colegio de Arzobispos en el ejercicio del magisterio auténtico”.

El nuevo Arzobispo de Lima salió, como es tradición, de la Iglesia San Lázaro en el Rímac donde, además él fue el párraco durante cinco años.
El nuevo Arzobispo de Lima salió, como es tradición, de la Iglesia San Lázaro en el Rímac donde, además él fue el párraco durante cinco años.

Tras su juramentación, autoridades eclesiásticas, sacerdotes y cientos de fieles lo acompañaron a pie hasta la catedral de Lima donde se realizó una Santa Misa. En esta ceremonia asumió la Ordenación Episcopal y Toma de Posesión del trigésimo tercer arzobispo de Lima y primado del Perú. Castillo reemplaza al Juan Luis Cipriani quien estuvo en el cargo durante 20 años.

En su primer mensaje como Arzobispo de Lima, Castillo hizo referencia a la esperanza, la ciudadanía, el feminicidio y la laboral que viene cumpliendo la prensa con respecto a los casos de abuso sexual. Fue claro al decir que la Iglesia no puede quedarse callado ante esta problemática. "La iglesia no debe ser cómplice de abusos ni de delitos", señaló. 

En un pasaje de su discurso lo dedicó a la prensa peruana. Para el nuevo arzobispo los medios están cumpliendo un papel fundamental en destapar los casos que han empañado la imagen de la iglesia católica en los últimos tiempos.

"El Papa felicitó a los periodistas quienes han hecho denuncias muy serias de la iglesia. Nosotros pensábamos que defender la iglesia era mejor para callar a los periodistas pero en el fondo estaban haciendo lo que los profetas decían, que el problema existe y que hay que cambiar", señaló.

Conozco más sobre la teología de Castillo. 

En la catedral de Lima, Carlos Castillo, como nuevo Arzobispo de Lima, rompió protocolos y permitió que la gente se le acercara a saludar.
En la catedral de Lima, Carlos Castillo, como nuevo Arzobispo de Lima, rompió protocolos y permitió que la gente se le acercara a saludar.

Recordó asimismo que el Papa Francisco pide una iglesia misionera y para los pobres. Para advirtió que será necesario cambiar el estilo, la lectura eclesial e inclusive “hay que reinventar la iglesia siempre basados en el espíritu de Jesús”. Castillo Castillo dijo: “no es cuestión de hacer salidas de vez en cuando, deben ser salidas para encontrarse con nuevos sujetos, con nuevos problemas”.

Para eso es importante que la iglesia, “sin prejuzgar”, se una con responsabilidad y sencillez a las causas de la ciudadanía, sin tener aspiraciones políticas. Para eso “se requiere una enorme conversación espiritual de todos”.  Para eso “necesitamos callejear, jironear, gastar suelas, acostumbrarnos a caminar y pedalear. Tenemos que hablar el lenguaje de nuestro pueblo, de nuestros jóvenes para saber recoger la experiencia”.

Antes de terminar, Carlos Castillo dejó tres preguntas a los peruanos sobre temas que él considera que se deben debatir: “¿qué se debe mejorar en la iglesia de Lima?, ¿qué principales problemas hemos de atender? y la última fue ¿qué formas debe tomar nuestra iglesia misionera en Lima para signo de esperanza” y pidió a los peruanos “a fortalecer el lazo con Dios”.