La Sala es presidida por César San Martín, el juez que sentenció a Alberto Fujimori.
La Sala es presidida por César San Martín, el juez que sentenció a Alberto Fujimori.
Edición 2579: Jueves, 28 de Febrero de 2019

Para No Creerlo

Daniel Urresti insiste en que a Hugo Bustíos no lo mataron los militares. Jueces supremos deciden si irá a nuevo juicio.

La Sala es presidida por César San Martín, el juez que sentenció a Alberto Fujimori.
La Sala es presidida por César San Martín, el juez que sentenció a Alberto Fujimori.

El 4 de octubre del año pasado, el Colegiado B de la Sala Penal Nacional decidió absolver de todo cargo a Daniel Urresti Elera, ex candidato a la alcaldía de Lima, por el asesinato del periodista de CARETAS Hugo Bustíos, el 24 de noviembre de 1988 en Huanta (CARETAS 2560). Luego de tres horas de audiencia el pasado miércoles 20, la Sala Permanente de la Corte Suprema de Justicia dejó al voto por un plazo de treinta días -quizás antes-, si ratifica o declara nula esa sentencia.

La Sala está conformada por César San Martín y los vocales Aldo Figueroa Navarro, Hugo Príncipe Trujillo, Iván Sequeiros Vargas y Zavina Chávez Mella. San Martín es quien estuvo al frente del histórico juicio que sentenció a 25 años a Alberto Fujimori. La teoría de la autoría mediata sirvió para demostrar el dominio que tuvo sobre los atroces crímenes del Grupo Colina.

Urresti también culpó a CARETAS como la causante de la situación, por haber hecho “una investigación sesgada de la cual la Fiscalía tomó en cuenta los artículos”. Concluyó que “lo que ha hecho CARETAS es echarle la culpa a los militares”.

Hijos de Bustíos, Hugo y Celia.
Hijos de Bustíos, Hugo y Celia.

La historia, sin embargo, es la que dejó en claro la autoría militar del crimen tras décadas de encubrimiento expuestas en el primer juicio donde se condenó por primera vez a los autores materiales. Urresti busca reescribirla.

La defensa de la familia Bustíos, a cargo del abogado Hernán Barrenechea, solicitó a la Sala Suprema, tomar en cuenta las pruebas que no fueron “valoradas”, por el Colegiado B. Para el abogado, la sentencia “incurrió en vicios fundamentales improcedentes”, por no haber calificado como hecho de crímenes de lesa humanidad. Incluso advierte una contradicción al momento de emitir la sentencia ya que el Ministerio Público “en un primer momento reconoce que se produjo en el marco de una violencia interna, donde se cometieron grandes violaciones de los derechos humanos”. Sin embargo, “se contradicen al decir que estos hechos no califican como crimen de lesa humanidad”, aseveró el abogado de COMISEDH.

Otro de los puntos destacados por Barrenechea fue la descalificación de los medios de prueba del ex militar Edgardo Montoya Contreras, quien ha declarado dos veces que Daniel Urresti, alías “Capitán Arturo”, estuvo en el camión militar que salió del cuartel de Castropampa. La Sala del Colegiado B, considera que “no está acreditado que haya salido del camión militar con su equipo de inteligencia el 24 noviembre de 1988 al Pago de Erapata”, apunta Barrenechea.

Urresti sostuvo que por el juicio perdió las elecciones a la alcaldía.
Urresti sostuvo que por el juicio perdió las elecciones a la alcaldía.

De hecho, el tratamiento de la testigo presencial  Isabel Rodríguez Chipana fue todavía más cuestionable. Ella aseguró que sí vio a Daniel Urresti entre la patrulla militar que disparó y mató al periodista Hugo Bustíos. También acusó a Urresti de haberla violado dos veces en los días siguientes. En su sentencia, el tribunal consideró insólitamente que el “odio y resentimiento contra el acusado” limitaba su testimonio.

Durante su intervención, Daniel Urresti, dijo  llevar “esta tortura china trece años de investigación que no me ha dejado avanzar en mi carrera”. Y añadió que “ustedes recodarán que hace poco fui candidato de Lima y una semana antes yo encabezaba la encuesta con 10 puntos adelante, sin embargo este juicio hizo que pierda esta elección”.

Afortunadamente para Urresti, la gestualidad del juez San Martín siempre ha sido así de expresiva.