Vizcarra acudió el lunes a San Juan de Lurigancho por aniegos. Actual alcalde Álex Gonzáles ya no juega con helicópteros.
Vizcarra acudió el lunes a San Juan de Lurigancho por aniegos. Actual alcalde Álex Gonzáles ya no juega con helicópteros.
Edición 2573: Jueves, 17 de Enero de 2019

El Discreto Hermano

Influyente pero casi invisible César Vizcarra sale a responder por contrataciones con consorcio de Odebrecht.

Vizcarra acudió el lunes a San Juan de Lurigancho por aniegos. Actual alcalde Álex Gonzáles ya no juega con helicópteros.
Vizcarra acudió el lunes a San Juan de Lurigancho por aniegos. Actual alcalde Álex Gonzáles ya no juega con helicópteros.

En las últimas semanas circuló la información de que la empresa constructora que el presidente de la República, Martín Vizcarra, tenía con su hermano César –C y M Vizcarra S.A.C.– había contratado con Odebrecht. El programa Panorama confirmó que entre el 2006 y 2008 la empresa alquiló en total maquinaria por S/ 322 mil al consorcio CONIRSA, encabezado por la brasileña y encargado de la construcción de la Interoceánica Sur en sus tramos 2 y 3, por lo que, se supo una década después, el ex presidente Alejandro Toledo recibió una coima que llegaría a US$ 33 millones (CARETAS 2547).

César Vizcarra, clave en círculo presidencial.
César Vizcarra, clave en círculo presidencial.
Vizcarra insistió en que nunca contrataron directamente con Odebrecht. Aunque la denuncia fuera evidentemente teledirigida y de escasa monta, sonó a música para los apristas. Alan García cuestionó la impronta anticorrupción de Vizcarra y Jorge del Castillo también fue con todo contra lo que consideró una falta a la verdad del mandatario. Bocatto di cardinale en el contexto del cobro de US$ 100 mil que hizo García por una conferencia que en realidad habría sido pagada por el Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, la famosa contabilidad paralela. Por su parte, Fuerza Popular promueve que la Comisión de Fiscalización investigue el caso. El hermano del presidente salió a respaldar su versión y aclarar que no sabían que Odebrecht integraba el consorcio. Suena poco creíble pero da cuenta del efecto corrosivo –y en retrospectiva, lo que tiene un punto de absurdo– que hoy tiene el nombre de la constructora. Lo más interesante es que respondió César Vizcarra, el discreto hermano que es una de las personas más influyentes de la esfera presidencial.