Difícil. Estrategia fujimorista vira a reconocer “pitufeo” pero negar plata de Odebrecht.
Difícil. Estrategia fujimorista vira a reconocer “pitufeo” pero negar plata de Odebrecht.
Edición 2565: Jueves, 15 de Noviembre de 2018

Cuentas Negras

Documentos de servidor MyWebDay confirman entrega del segundo medio millón de Odebrecht a campaña de Fujimori. Un lavador clave.

Difícil. Estrategia fujimorista vira a reconocer “pitufeo” pero negar plata de Odebrecht.
Difícil. Estrategia fujimorista vira a reconocer “pitufeo” pero negar plata de Odebrecht.

Keiko Fujimori se encuentra a  la espera del resultado de la apelación de su orden de detención preventiva de 36 meses. La Segunda Sala de Apelaciones de la Sala Penal Nacional rechazó las recusaciones contra el juez Richard Concepción Carhuancho, pero fue la misma que anuló la detención preliminar de la excandidata. Si se suman los antecedentes trazados por el Tribunal Constitucional al enmendarle la plana a Concepción en los casos de Ollanta Humala y Nadine Heredia y los exejecutivos de Graña y Montero, el pronóstico la favorece y la decisión podría llegar pronto. Pero más allá del drama de la cárcel, el fondo del caso del aporte de US$1 millón por parte de Odebrecht a su campaña del 2011 es cada vez más claro.   

El martes 12, el caso de los falsos aportes a la campaña presidencial de Fuerza 2011 dio un dramático vuelco. Con Keiko Fujimori y Vicente Silva Checa en prisión preventiva, el juez Richard Concepción Carhuancho continuaba con las audiencias para decidir el destino de los otros implicados.

Jaime Yoshiyama no se mueve de Miami.
Jaime Yoshiyama no se mueve de Miami.
 Entonces, el fiscal José Domingo Pérez leyó parte del testimonio previamente ofrecido por Jorge Yoshiyama Sasaki:

“...Mi tío Jaime Yoshiyama me conduce al costado de su dormitorio principal y me lleva al closet en que había una caja fuerte que abrió y sacó varios fajos de dólares por la suma de 100 mil dólares norteamericanos aproximadamente (...) y me entregó unos recibos de aportaciones de Fuerza 2011”. Añadió que recibió un número de cuenta para hacer depósitos menores a US$10 mil. El total que recibió para “pitufear”, dijo, fue de US$800 mil.

Leer: Yoshiyama contra las cuerdas

Jorge Yoshiyama declaró que esto ocurrió en el verano de 2011, en febrero o marzo, en la casa de su tío en Las Moreras, La Molina.

Más aún, Humberto Abanto, abogado del ausente Jaime Yoshiyama, confirmó la información pero advirtió que según la legislación peruana, se trata apenas de una falta administrativa y que el dinero no procedía de Odebrecht. Con acento de suspenso, anunció que revelaría la identidad de los donantes.

En consecuencia, el fiscal Domingo Pérez retiró el pedido de prisión preventiva contra el menor Yoshiyama y lo cambió por comparecencia restringida.

El fiscal Rafael Vela, jefe del equipo Lava Jato, calcula el efecto dominó de la jugada, y que los demás implicados a punto de ser enviados a la reja por el “canero” juez Concepción Carhuancho, como el exministro Augusto Bedoya Camere, cantarán la misma tonada: Yoshiyama organizó el reparto de la plata, que venía sobre todo de los ricachones que observaban con pánico la eventual victoria de Ollanta Humala. La estrategia alcanzaría a la propia Keiko Fujimori, quien aludirá que no sabía de los detalles de la procedencia del dinero.  

Convenientemente, Yoshiyama se encuentra en Estados Unidos y el abogado Abanto solicitó que la Fiscalía tome su declaración en Miami. Es decir, no tiene planeado retornar. Como ya lo hizo tras la caída del gobierno de Alberto Fujimori.

Jorge Yoshiyama Sasaki en cabalístico martes 13. Se tragó el sapo con agua y reconoció “pitufeo”.
Jorge Yoshiyama Sasaki en cabalístico martes 13. Se tragó el sapo con agua y reconoció “pitufeo”.

RUTA ACREDITADA
El esfuerzo en negar la participación de Odebrecht en la campaña tiene su explicación en que se conoce que el US$1 millón que habría aportado directamente a la campaña, además de los US$200 mil que sumó a la bolsa de Confiep en el último tramo, tiene su origen ilícito en el Departamento de Operaciones Estructuradas, el de las coimas, y sustenta en buena medida la hipótesis fiscal de la organización criminal encabezada por Keiko Fujimori que se tomó la estructura partidaria.

Por eso el abogado Abanto repite por doquier que, sencillamente, Odebrecht no aportó dinero. La Fiscalía recibió de la constructora copias de correos electrónicos –presumiblemente entre el exejecutivo Jorge Barata y Ubiraci Chaves, responsable de las planillas negras de Odebrecht, en las que el primero solicita el 27 de abril de 2011 US$518,134.72 para el código “CAMPANHA NAC. 2”. Precisa que la transferencia debe ser programada para el 2 de mayo.

CARETAS - Edición 2565.
CARETAS - Edición 2565.
Se trata del segundo medio millón que Odebrecht aportó a la campaña de Fujimori. Recordar la frase “aumentar keiko para 500” en la agenda de Marcelo Odebrecht, decisión que la empresa tomó tras el aporte de US$ 3 millones que “Lula” da Silva decidió, a través de Odebrecht, a la campaña de Humala.

También se dieron a conocer dos “ordem de pagamento por conta” que detallan dos pagos, del 2 de mayo, por US$200 mil y US$318,134.72. Exactamente la suma solicitada por Barata para la campaña fujimorista.

Según esas órdenes, las transferencias se realizaron a la cuenta 4010206154 del Credicorp Bank de Panamá, cuyo beneficiario es la empresa Construmaq, domiciliada en Elías Aguirre 126, departamento 904, Miraflores, Lima.

Pero otros dos documentos –uno de ellos en la presente carátula de CARETAS– constituyen pruebas reinas. Se trata de estados de cuenta almacenados en el sistema Mywebday, el famoso servidor encriptado de Odebrecht, incautado inicialmente en Suiza.

Pertenecen a Select Engineering Consulting and Services Inc., una de las offshore más importantes controladas por Odebrecht, con dirección en las Islas Vírgenes Británicas.

Figuran las dos transacciones mencionadas con las mismas cantidades, exactas, con fecha 11 de mayo. Todo el resto de movimientos se oculta en negro.

La ruta del dinero se encuentra totalmente acreditada.

¿Qué ocurrió a partir de ese punto?

Gonzalo Monteverde, movió millones.
Gonzalo Monteverde, movió millones.
 MONTEVERDE DE VERDES
La empresa Construmaq, que figuraba como proveedora de Odebrecht, es propiedad de Gonzalo Monteverde Bussalleu.

Como lo explicó Gustavo Gorriti en CARETAS 2529, el último 8 de marzo, Monteverde y María Isabel Carmona Bernasconi eran piezas centrales del lavado de dinero de Odebrecht:

“Lo interesante es que las compañías de Monteverde y Carmona no solo recibieron dinero de las offshores Constructora Internacional del Sur y Klienfeld, sino también de Odebrecht y del Consorcio IIRSA Norte. En 2007, las empresas de Monteverde y Carmona recibieron 11 millones 733 mil 332 dólares del Consorcio IIRSA Norte, Odebrecht, Constructora Internacional del Sur y Klienfeld. El 60% de ese dinero fue girado a la muy clandestina Balmer Holding Assets, formada en Panamá pero con cuenta en un banco brasileño en Barbados. Ahí se perdió la huella del dinero, hasta ahora. Ese fue, sin embargo, el año en el que IIRSA Norte empezó y logró en poco tiempo acumular sobrecostos que aumentaron en 98% el precio contratado de la obra”.

Jefe del Equipo Especial, Rafael Vela.
Jefe del Equipo Especial, Rafael Vela.

Gorriti añadió que entre 2013 y 2014 esas sociedades también derivaron casi US$4.4 millones a la campaña presidencial de Panamá. Monteverde y Carmona, por cierto, querellaron a Gorriti y Romina Mella de IDL Reporteros.

La Unidad de Inteligencia Financiera rastreó a Monteverse y sus empresas por recibir fondos vinculados a Odebrecht, que luego –US$7 millones aproximadamente– fueron desviados para pagar coimas al expresidente Alejandro Toledo a cuentas vinculadas con Yosef Maiman.

Entre 2008 y 2015, las empresas de Monteverde –Construmaq, Dimaco, División Maquinaria Antares– recibieron fondos de Odebrecht por aproximadamente US$13 millones. Además, otros fondos del extranjero por alrededor de US$14.7 millones.

La UIF encontró que aproximadamente US$13 millones fueron retirados en efectivo, y unos US$6 millones en cheques, cuya mayoría fue cobrada por Monteverde. También se realizaron transferencias al exterior por US$9 millones. En ese total se incluyen los US$4.4 millones de la campaña panameña, donde participó el otrora poderoso publicista del Partido de los Trabajadores, Joao Santana, y su esposa Mónica Moreira.

El gran movimiento de dinero en efectivo vuelve a conectar con la historia de Fuerza 2011. En CARETAS 2538 se explicó que los aportes a las campañas políticas –que incluye los US$3 millones para la de Ollanta Humala– no se realizaran por intermedio de “doleiros” que traían la plata de Brasil, como se especuló en algún momento:

“Ahí entra el papel de Isaías Ubiraci Chaves Santos, uno de los empleados más antiguos y de más confianza de la empresa. Según contó a las autoridades brasileñas, el sistema ideado por Odebrecht condicionaba los pagos de coimas y aportes de campaña a encontrar obras en construcción con cuenta corriente de saldo positivo. A esas cuentas se transfería el dinero para los pagos. Ubiraci tenía registradas todas las obras que Odebrecht realizaba en los distintos países y su estado de cuenta”.

Una modalidad era la de los pagos a proveedores, como Monteverde. Así, este retiró el dinero en efectivo y se lo entregó a Barata, que a su vez lo hizo llegar a los colaboradores de Fujimori.

¿Por qué en este caso le transfirieron poco más de US$ 518 mil y lo que llegó a Fuerza 2011 fue medio millón? Simple. Según la Fiscalía, Monteverde cobraba su comisión, en este caso un fee de US$18 mil.

Loading...