Subcontratista SSK denunció el contrato y despidió a dos mil trabajadores.
Subcontratista SSK denunció el contrato y despidió a dos mil trabajadores.
Edición 2565: Jueves, 15 de Noviembre de 2018

Se Chantó Talara

La modernización de la refinería de Talara en punto muerto.

Subcontratista SSK denunció el contrato y despidió a dos mil trabajadores.
Subcontratista SSK denunció el contrato y despidió a dos mil trabajadores.

La construcción de la refinería de petróleo de Talara está virtualmente paralizada por un millonario pleito entre Petroperú y el contratista Técnicas Reunidas (TR) de España que ha arrastrado a los subcontratistas. En septiembre pasado, SSK, filial peruana de Sigdo Koppers de Chile, a cargo del montaje de la parte central o corazón de la refinería, cortó en seco su contrato con TR y despidió a sus dos mil trabajadores. SSK ha demandado ante tribunal arbitral de la Cámara Internacional de Comercio (CIC) a TR por el incumplimiento del contrato y montos impagos por los que exige una indemnización de US$ 100 millones TR también confronta un arbitraje con Cosapi por un monto desconocido planteado meses antes. Otros subcontratistas atraviesan la misma encrucijada, pero en compás de espera, son las empresas peruanas JJ Camet y Graña y Montero.

Ministro Carlos Oliva tiene dificultades para destraba los proyectos.
Ministro Carlos Oliva tiene dificultades para destraba los proyectos.
La obra de modernización de la refinería de Talara iniciada el 2014. marchaba como un relojito suizo –63% de avance de obra en junio del 2017– (CARETAS 2495), antes que Petroperú adjudicara las unidades auxiliares de Talara a la firma española Cobra y no a Técnicas Reunidas, en enero del presente año. En ese momento el conflicto entre Petroperú, Técnicas Reunidas y los subcontratistas escaló en virulencia.

Los subcontratistas denuncian que Técnicas Reunidas empezó a incumplir con los plazos de entrega de los estudios de ingeniería definitivos y con el pago a los proveedores atrasando la obra. El propio Juan Eduardo Errázurriz, CEO de Sigdo Koppers, viajó a Madrid  para encontrar una solución en agosto, pero la directiva de TR no lo recibió. En respuesta al desplante, Errázurriz accionó la demanda arbitral y pegó el portazo.

Técnicas Reunidas y Petroperú sostienen a su vez una discrepancia por US$ 500 millones y que parece ser la madre del cordero.  

El costo de la nueva refinería de Talara, una obra pública financiada por Petroperú, es US$ 5,200 mil millones. Tenía programado entrar en operaciones en 2021. Debido al presente plantón está claro que el Presidente de la República no inaugurará Talara el Año del Bicentenario. En Sigdo Koppers en Santiago se afirma que el proyecto tiene ya dos años de retraso.