El propio García dijo que había sido citado de nuevo por fiscal José Domingo Pérez para el 15 de noviembre.
El propio García dijo que había sido citado de nuevo por fiscal José Domingo Pérez para el 15 de noviembre.
Edición 2564: Jueves, 8 de Noviembre de 2018

García Acusa el Golpe

Contraofensiva política de ánimo bélico. El Ministerio Público busca llegar a él a través del Metro. ¿Tiene balas?

El propio García dijo que había sido citado de nuevo por fiscal José Domingo Pérez para el 15 de noviembre.
El propio García dijo que había sido citado de nuevo por fiscal José Domingo Pérez para el 15 de noviembre.

El expresidente Alan García pasó a la ofensiva de Twitter y responsabilizó al presidente Martín Vizcarra y el premier César Villanueva de “encarcelar a Keiko Fujimori”. También los criticó por exigir al Congreso expulsar al Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, y apoyó a este en su empeño de abrir el flanco de Chinchero contra la Presidencia. Para rematar, se preguntó varias veces si está en marcha un golpe de Estado.

Sorprende su ánimo bélico. A pesar de toda la controversia que envuelve al personaje, García suele responder con un grado de contención política que corresponde a quien ha sido dos veces presidente de la República.

Sin mencionarlo por su nombre, Vizcarra le respondió desde Huánuco y lo llamó “irresponsable”. “Que nunca más nadie hable de un golpe de Estado, nunca, porque queremos progresar en democracia”, arengó, para luego preguntar a los pobladores, a propósito del referéndum del 9 de diciembre, si quieren que los actuales congresistas se reelijan. Ya se sabe la respuesta que tronó.   

¿Siente García que le tocan la puerta?

LA COLABORACIÓN DE BARATA
El personaje de estos tiempos, el fiscal José Domingo Pérez, volverá a interrogar a García, según declaró el expresidente, el jueves 15. Se trata de un choque de trenes por las corruptelas de la línea 1 del Metro de Lima, completada en su gobierno.

El 4 de octubre último, Carlos Nostre, exdirectivo de contratos de Odebrecht y encargado del Metro de Lima entre 2008 y 2015, dijo a la fiscalía peruana que las coimas pagadas por esa obra sumaron US$ 24.4 millones, y acreditó un aproximado de US$ 11 millones. Hasta ahora se conoce entre los exfuncionarios a los que se les pagó parte de ese dinero al ex viceministro Jorge Cuba, Santiago Chau, Edwin Luyo y Juan Carlos Zevallos.

Adicionalmente, la fiscalía sigue la pista de Miguel Atala, ex vicepresidente de Petroperú durante el gobierno de García que está envuelto en una sospechosa venta de terrenos a Odebrecht, contra quien se impuso impedimento de salida del país el mes pasado

Leer: Metro a Metro

Nostre dijo que era el propio Jorge Barata, exmandamás de la constructora en el país, quien podía explicar el destino del resto de millones.

Justamente, el 16 de noviembre vence el plazo que el Equipo Especial del caso Lava Jato, liderado por el fiscal Rafael Vela, fijó para formalizar la colaboración eficaz con Barata. Vela espera que en los días siguientes, Barata ayude a llenar los espacios en blanco.

Corre contra el reloj. La situación financiera de la constructora es crítica. En abril no pudo repagar una operación de bonos por U$144 millones y su programa de venta de activos sufre de importantes retrasos -el Perú es un ejemplo–. El temor es que si se hunde, las pruebas desaparezcan con la empresa.

Desde Huánuco, presidente Martín Vizcarra respondió a rumores de golpe propalados por García y lo calificó de irresponsable.
Desde Huánuco, presidente Martín Vizcarra respondió a rumores de golpe propalados por García y lo calificó de irresponsable.

EL INFORME LAVA JATO

García también fue el protagonista ausente de la acalorada sesión parlamentaria del martes 6. Tras la interminable lectura del informe de la Comisión Lava Jato por parte de la presidenta de esa comisión, Rosa Bartra, el Frente Amplio pidió exponer el informe en minoría firmado por su miembro Humberto Morales donde sí se incluye como investigados, a diferencia del otro, a García y Keiko Fujimori.
Para bloquearle el paso, y en medio de la escalada de tono, la pequeña bancada del APRA presentó una moción de orden que fue apoyada por Fuerza Popular.

García sí fue incluido en un informe preliminar donde se le acusaba de provocar que el costo de la obra se eleve, que se le exonere del SNIP y se emitan decretos de urgencia que favorecieron a Odebrecht. Pero desapareció de la versión final en la que sí aparece responsabilidad, por ejemplo, del exministro Enrique Cornejo.  

Gloria Montenegro de APP reclamó “cadena perpetua” para el aprista. Richard Arce de Nuevo Perú demandó que “responda a la justicia”. El abogado de García, Erasmo Reyna, argumenta que todo “es más de lo mismo” y que el fiscal Pérez “no tiene ningún tipo de elementos que puedan sustentar, siquiera forzadamente, un pedido de esta naturaleza”, como la detención preventiva contra Keiko Fujimori.

Blume y el TC pusieron freno en seco y unánime a exceso del Congreso. Derecha, van dos. Mulder: Mordaza y confianza.
Blume y el TC pusieron freno en seco y unánime a exceso del Congreso. Derecha, van dos. Mulder: Mordaza y confianza.

VIZCARRA FORTALECIDO
Por otro lado, pese a la elocuencia del líder aprista, los cargos que formula son inverosímiles. El ruido de sables en las Fuerzas Armadas es nulo. Hubo  una sensación de maltrato en la alta jerarquía como consecuencia del relevo adelantado de los comandantes generales la semana pasada, pero nada más. Por otro lado, es un ejercicio de imaginación audaz creer que Martín Vizcarra tiene ya al Poder Judicial y el Ministerio Público bajo su yugo, cuando el Presidente no tiene partido político ni bancada propia en el Congreso. Creerlo es presumir que son tan venales el PJ y el MP a los cantos de sirena del populismo achacado al Presidente.  

Aunque García se refiera a “repetir las manipulaciones y psicosociales de Montesinos”, Vizcarra refuerza su legitimidad desde otros frentes y esa es una buena noticia en medio de la inestabilidad sísmica que hoy golpea la vida política peruana. Si la democracia aguanta es porque el Presidente en ejercicio viene construyendo, con todas sus limitaciones, la presidencia más fuerte desde Valentín Paniagua. Dos mandatarios que no llegaron por las urnas, que encontraron su leit motiv en la agenda anticorrupción y llevaron el Ejecutivo en medio de amplios procesos penales conectados con la política.

En esa línea, el Tribunal Constitucional le volvió a enmendar la plana al Congreso y declaró inconstitucional la modificación de su reglamento sobre las limitaciones a la cuestión de confianza, la crisis total de gabinete y la disolución del Congreso.

Un nuevo revés para la mayoría de Fuerza Popular, otro espaldarazo para Vizcarra y un segundo cocacho jurídico para el aprista Mauricio Mulder, cuya ley contra la publicidad estatal también fue anulada hace poco menos de un mes.   

Fiscal de la Nación Chavarry insiste en abrir flanco del caso Chinchero.
Fiscal de la Nación Chavarry insiste en abrir flanco del caso Chinchero.
La unanimidad de la decisión revela que, independientemente del signo político de los magistrados, primó la protección del contrapeso de poderes. El presidente del colegiado, Ernesto Blume, anotó que el fallo cuestiona la forma y el fondo. El Congreso unicameral aprobó una modificatoria tan trascendente sin informe de comisión y con una sola votación en el Pleno. “Se trata de una comprensión restringida para un tema de tanta importancia”, opina el miembro del TC, Eloy Espinosa-Saldaña.

“El Congreso ha excedido la facultad que le otorga la Constitución de autonormarse”, explicó Blume. “No es para restringir competencias constitucionales propias del presidente de la República o los ministros del Estado”. Consideró la cuestión de confianza “una herramienta fundamental para el equilibrio de poderes”.

En la práctica, a partir del día 15, cuando se publique la sentencia, el gobierno de Vizcarra podrá volver a solicitar la cuestión de confianza y, si se la niegan, quedará el camino expedito para cerrar constitucionalmente el Congreso y convocar a nuevas elecciones.

Loading...