No se fugan. Asesores Ana Herz y Pier Figari salen de audiencia de Augusto Bedoya el lunes 5.
No se fugan. Asesores Ana Herz y Pier Figari salen de audiencia de Augusto Bedoya el lunes 5.
Edición 2564: Jueves, 8 de Noviembre de 2018

Fieles al Castigo

Proporcionalidad de prisión preventiva de 36 meses a Keiko Fujimori en debate. Estándares del TC puestos a prueba.

No se fugan. Asesores Ana Herz y Pier Figari salen de audiencia de Augusto Bedoya el lunes 5.
No se fugan. Asesores Ana Herz y Pier Figari salen de audiencia de Augusto Bedoya el lunes 5.

Tras obtener la prisión preventiva de Keiko Fujimori, la Fiscalía atravesó un revés con la decisión de la Primera Sala Penal de Apelaciones, que el lunes 5 rechazó la recusación presentada por el Equipo Especial contra el colegiado que anuló la detención preliminar de la ex candidata y otros investigados.

Se trata de la Segunda Sala Penal de Apelaciones, presidida por Octavio Sahuanay e integrada por Iván Quispe y Jessica León, que seguirá viendo el caso de lavado de activos. El fiscal Rafael Vela, coordinador del equipo especial, intentó cuestionar a León por sus supuestas comunicaciones con el encarcelado juez chalaco Walter Ríos.

En consecuencia, será esa la sala la que analice la apelación contra la detención preventiva presentada por Giuliana Loza, abogada de Fujimori, el martes 6. También evaluará la recusación para apartar del caso al juez Richard Concepción Carhuancho.

Las cartas están echadas. Para juristas como César Azabache, el fiscal José Domingo Pérez construyó un caso creíble al sustentar el pedido de detención preventiva más en la estrategia de obstaculización de la investigación por medio del poder político que en el riesgo de fuga. Los personajes más cercanos a Keiko, Ana Herz y Pier Figari, han seguido asistiendo a las audiencias con el conocimiento casi pleno de que terminarán también en la cárcel. No se puede decir lo mismo de Vicente Silva Checa, ausente en las últimas sesiones.

Pero el control que Keiko tiene de su organización (“¿aplaudimos, presidenta?”) hace imposible, según el fiscal, que no supiera de la entrega de US$1 millón para la campaña del 2011 y su procedencia.
De ahí surgen otras preguntas. ¿Se justifican tres años de prisión sin haber presentado siquiera denuncia? Hasta Pedro Cateriano reconoce, en ese punto, posibilidad de discusión. La proporcionalidad pasa al centro del debate.

También están los estándares establecidos por el Tribunal Constitucional en los casos en los que le enmendó la plana a Concepción, como Humala-Heredia y Graña. En los corrillos del TC según ha podido sondear CARETAS, no hay convencimiento.  

HISTORIA DE UNA ENEMISTAD
El fiscal José Domingo Pérez encaró a la prensa agolpada en la calle al final de esa jornada para afirmar simplemente que “esta sentencia debe hacernos reflexionar sobre la permanencia del Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry”. Giró sobre sus talones y abriéndose paso enérgicamente entre sus guardaespaldas desapareció de la escena. En una declaración equivalente a un tuit  abrió todo un nuevo expediente político.

¿Cómo explicar la rivalidad? Al fin y al cabo, Chávarry lo empoderó al sacar a Hamilton Castro de la jefatura del Equipo Especial para el caso Lava Jato y reemplazarlo por Rafael Vela, coordinador de lavado de activos que ya era el jefe inmediato de Pérez.

Cuando Chávarry asume su cargo en medio de una crisis de legitimidad por su relación con el juez César Hinostroza, buscó a Pérez para posicionarlo. Éste accedió solo si Vela pasaba a ser el coordinador del equipo unificado.

La relación se resquebrajó definitivamente con los pedidos de detención preliminar a Keiko y otras 19 personas, que no fueron advertidos en ningún momento a Chávarry. Este respondió con la remoción y el despido de la fiscal Erika Delgado, que integraba el equipo de Pérez.

Leer: Keiko Fujimori Detenida

En ese tránsito se produjeron las declaraciones del testigo protegido del fujimorismo, que señaló que Chávarry era considerado en la bancada como un rehén de Fuerza Popular.

En el Equipo Especial insisten en que realizan un trabajo operativo y que no confunden lealtad con ningún ofrecimiento de impunidad para nadie. Hacer lo contrario, advierten, sería cometer encubrimiento. En esa medida, la permanencia de Chávarry puede convertirse en un dolor de cabeza hasta para FP.

Pérez citó a Chávarry a declarar el próximo 19 de noviembre.

Loading...