Están Chihuán. Vilcatoma amenazó a Salaverry con mandarle a Mamani.
Están Chihuán. Vilcatoma amenazó a Salaverry con mandarle a Mamani.
Edición 2564: Jueves, 8 de Noviembre de 2018

Cuidados Implosivos

El efecto bumerán que terminó con descalabro de la mayoría parlamentaria y deriva fujimorista.

Están Chihuán. Vilcatoma amenazó a Salaverry con mandarle a Mamani.
Están Chihuán. Vilcatoma amenazó a Salaverry con mandarle a Mamani.

"Moisés (Mamani) enciende tus cámaras por favor”, amenazó por tuit la vicepresidente del Congreso, Yeni Vilcatoma, a propósito de sus críticas al presidente del Legislativo, Daniel Salaverry, por una supuesta reunión con el presidente Martín Vizcarra el 30 último.

Así está el ambiente en Fuerza Popular. Tras la renuncia de José Chlimper, la “histórica” Luz Salgado fue designada secretaria general en lugar del voceado Miki Torres, con quien se anunciaban dificultades para mantener las riendas.

Keiko Fujimori había declarado que “las responsabilidades penales son de cada uno” en alusión al congresista Rolando Reátegui, que terminó de testigo protegido de la Fiscalía sobre el “pitufeo” de campaña en San Martín para proteger a su familia. Pero no era el único. Su colega Miguel Castro también salió del clóset de los testigos protegidos pero advirtió que iba a retirar su testimonio porque el fiscal José Domingo Pérez mencionó su nombre.

Desde la Clínica Centenario, donde Alberto Fujimori sigue ganando tiempo para no ser trasladado de nuevo a la Diroes, el expresidente le pide perdón a su hija. Pero son múltiples las versiones que fuera de cámaras recrimina el autosabotaje de los últimos tiempos. Una dilapidación digna de las Kardashian en la Quinta Avenida.

Becerril, días de caras largas.
Becerril, días de caras largas.
Efecto bumerán: la guerra al exfiscal de la Nación Pablo Sánchez por no encarcelar a los exejecutivos de Graña –emprendida por el hoy equilibrado Salaverry–. La insistencia en la vacancia de Pedro Pablo Kuczynski por las asesorías a Odebrecht, incluso luego de indultar al padre. La pulverización de su hermano con la celada de Mamani, hasta con la intención de comprometerlo penalmente. Recordar el reclamo público de sanciones a los exministros “involucrados” hecho al presidente Martín Vizcarra.

Y recordar la reunión que tuvo con Vizcarra el 26 de junio en la casa de José Chlimper, solicitada por ella. El pésimo trato que la excandidata tuvo con el mandatario redefinió los términos del juego de allí en adelante. El reclamo principal era uno: una semana antes se había publicado en el diario El Peruano las pautas para el uso de octógonos en los alimentos procesados, a lo que se oponía la Sociedad Nacional de Industrias que encontró su aliada en la bancada de Fuerza Popular. De allí que Fujimori le pidiera la cabeza de la ministra de Salud, Silvia Pessah, que aprobó el documento. Tenía el poder de emprender reformas, pero fue el lobby lo que descarriló la relación.

Unidad de cuidados intensivos de Clínica Centenario, lunes 5.
Unidad de cuidados intensivos de Clínica Centenario, lunes 5.

SALVAR LA BICAMERALIDAD

En este desmadre, el Congreso podría encontrar nuevos cauces.

La decisión del TC sobre el reglamento del Congreso tuvo efecto inmediato en la bancada de PPK. Gilbert Violeta y Carlos Bruce se refirieron a “salvar la bicameralidad” en el referéndum del 9 de diciembre.

La propuesta inicial de Vizcarra contemplaba el retorno del Senado. Pero en el camino, el Presidente la volvió a pensar y consideró que las modificaciones que operó el Congreso tras el debate –donde incluyó en los articulados constitucionales propuestos los conceptos de la modificación del reglamento– “desnaturalizaban” el proyecto original. Aunque Vizcarra no fue explícito, todo indica que también pesó el contrabando para permitir la reelección de los actuales padres de la patria. Vizcarra instó entonces a votar por el NO en el caso de la bicameralidad y las encuestas confirmaron su poder de convocatoria.   
El artículo 43 de la Ley de los Derechos de Participación y Control Ciudadanos establece que “una norma aprobada mediante referéndum no puede ser materia de modificación dentro de los dos años de su vigencia, salvo nuevo referéndum o acuerdo del Congreso en dos legislaturas con el voto de dos tercios del número legal de congresistas. Si el resultado del referéndum deviene negativo, no podrá reiterarse la iniciativa hasta después de dos años”.

Es decir, si gana el NO para el retorno de la bicameralidad, la posibilidad no podrá comenzar a ser discutida en el ámbito parlamentario hasta fines del 2020. Y al ser una reforma constitucional que requiere de votación en dos legislaturas, ya no sería alcanzada en este gobierno. Y ello será responsabilidad de Vizcarra.

Loading...