“El Ministerio Público ha tenido que construir varios indicios para llegar a una conclusión que de hecho a cualquiera le resulta grave, pero es posible”.
“El Ministerio Público ha tenido que construir varios indicios para llegar a una conclusión que de hecho a cualquiera le resulta grave, pero es posible”.
Edición 2564: Jueves, 8 de Noviembre de 2018

‘El Cambio es Rotundo’

Entrevista: Enrique Chávez | “La criminalidad organizada sí puede alcanzar a los partidos”, advierte el presidente del Poder Judicial, Víctor Prado.

“El Ministerio Público ha tenido que construir varios indicios para llegar a una conclusión que de hecho a cualquiera le resulta grave, pero es posible”.
“El Ministerio Público ha tenido que construir varios indicios para llegar a una conclusión que de hecho a cualquiera le resulta grave, pero es posible”.

Víctor Prado Saldarriaga termina su breve pero dramático mandato como presidente de la Corte Suprema el 31 de diciembre. Sucedió a Duberlí Rodríguez en medio del escándalo de los audios del caso Lava Juez y ahora es la autoridad de referencia para confrontar el desempeño del juez Richard Concepción Carhuancho. Además, ofrece su pronóstico nada feliz sobre el curso de la reforma judicial.  

 –El fiscal José Domingo Pérez lo cita repetidamente sobre crimen organizado en el requerimiento de detención preventiva de Keiko Fujimori.

–Es mi especialidad.

–¿Le parece correcta la asociación del crimen organizado con los partidos políticos?

–Justo estamos por sacar un libro, esperemos que en enero, que es Lavado de Activos y Organizaciones Criminales. Una característica actual de la criminalidad organizada y de lavado de activos, es camuflarse en personas jurídicas que van desde aquellas sin fines de lucro como las organizaciones no gubernamentales pasando por empresas, pero que también puede alcanzar a partidos políticos. Hay que recordar el caso de Herri Batasuna del País Vasco, que llegó a ser disuelto.

–¿Entonces un partido puede ser una organización criminal?

–Me parece importante, y es la idea del proyecto que presento la bancada del APRA, establecer que un partido no se crea para constituir una organización criminal. Pero en la experiencia histórica al menos de los últimos 20 años, muchos partidos políticos europeos han sido usados como plataformas. Recordemos que Pablo Escobar se infiltra en el partido Liberal colombiano.

–Y el Cártel de Cali en la campaña de Ernesto Samper.

–Exactamente. Eso es factible. Ahora el Ministerio Público ha tenido que construir varios indicios para llegar a una conclusión que de hecho a cualquiera le resulta grave, pero es posible.

“Tremendos procesos para una medida coercitiva”.
“Tremendos procesos para una medida coercitiva”.
¿Odebrecht entra en esa tipología? ¿El político sabía que la plata era de origen ilícito?

Ese es un juego de palabras en mi concepto, ¿por qué? Porque obviamente los delitos de criminalidad organizada no se acreditan con prueba directa, sino con prueba indirecta. Es decir, yo asocio circunstancias que me llevan a inferir que esto –el aporte– no tiene un canal normal, y de hecho si no tiene un canal normal tiene uno anormal, que en el contexto particular de nuevos intercambios son favores u obras.

–Un millón de dólares o tres…

–Nadie te lo regala. Los anglosajones primero y luego en el modelo euro continental se hablaba de la ignorancia intencional y, ¿qué es eso? Hacerte de la vista gorda, la práctica del avestruz, no saco la cara porque no quiero, pero yo sé que ahí está. Y eso se toma muy en cuenta en los tribunales. Un abogado defensor nunca te va decir que esto es así. Un fiscal tampoco. Pero el juez que está entre los dos tiene la obligación de mirar todo.

–¿Es un momento de ruptura?

–Claro, estás obligado a tener lo que dicen las abuelitas: malicia. El famoso tercero de buena fe cada vez es menor. Ahora la Iglesia Católica no puede recibir US$ 3 millones sin saber su procedencia. Cuidado, eso no te lo admite ya nadie. Sabes que tienes que bancarizarlo y si no lo haces, es porque no quieres hacerlo. El cambio es rotundo.

–¿Entonces la plata no declarada en campaña no es solo una falta administrativa?

–Nunca he pensado eso. Si el dinero tiene una procedencia sospechosa, no lava el dinero el que me lo da, sino lava el dinero el que lo usa y ayuda a moverlo. Naciones Unidas, la OEA, la Unión Europea dictan líneas de regulación normativa buscando lo que se llama la armonización legislativa. Que todos tengamos un sistema más o menos igual.

–¿Y la prisión preventiva de 36 meses sin siquiera presentar denuncia?

–Es una cuestión de estrategia procesal. Lo que me parece un desgaste innecesario son estos tremendos procesos para una medida coercitiva cautelar que no va a resolver el caso y no se puede pasar semanas escuchando a gente que dice A,B,C y D, y al final acabar con tremendo documento.

–¿Ha dejado de ser la prisión preventiva una medida extrema?

–Depende. En criminalidad organizada es justamente al revés. Es una de las herramientas que se va asegurar el arraigo, que esa estructura quede inmovilizada o que no te maten o asusten a los testigos. Todo surge en la convención de Palermo de Naciones Unidas. El Código Procesal Penal está pensado para cuando juzgas a quien mató a Pedro o a quien le robó a José, uno por uno. Cuando juzgas a una organización criminal la cosa es diferente.

Ex ministro Augusto Bedoya Camere en audiencia del caso Fuerza 2011.
Ex ministro Augusto Bedoya Camere en audiencia del caso Fuerza 2011.

–Precisamente, César Hinostroza relajó los estándares en la famosa casación de lavado de activos.

–El señor hizo de todo. Quiso elevar el lavado de activos al extremo de decir, “ustedes me prueban a mí de dónde vino”, y no solo eso, “quién intervino, cuándo lo hizo”, eso es absurdo sencillamente. Usted dice que es un momento de ruptura. Pero hay una transición y cada uno quiere llevar agua para su molino.

–¿Meter a la cárcel a Keiko Fujimori antes de decidir sobre los demás investigados no es irregular? ¿El juez lo hizo en prevención a su recusación?

–El juez es dueño de su caso. A diferencia del fiscal o del abogado defensor es el dueño de la pelota, él organiza y toma sus decisiones. También es el responsable exclusivo de lo que ocurra.

–¿Cómo se hace responsable si no actúa correctamente?

–Nuestra legislación establece el daño moral y la calidad de demandado civil del juez, o sea, tiene que indemnizar por el acto digamos arbitrario. Y el abuso puede llevarlo a una responsabilidad penal.

–El Tribunal Constitucional elevó los estándares de la prisión preventiva. ¿Están claros?

–El Tribunal Constitucional se ha dedicado en los únicos tiempos a fijar criterios  bastante estrictos. Cuando ingresa a discutir delitos ahí sí es su talón de Aquiles. No es su especialidad y es un tema de justicia estrictamente ordinaria. Su terreno sí está en temas relacionados con privación de libertad, medidas de detención, impedimento de salida.

–¿En qué momento un juez de investigación preparatoria como Concepción Carhuancho deja el caso?

–El juez de investigación preparatoria termina con la etapa intermedia: sanea lo que va ser el juicio en sí, cuáles son los temas que se van a discutir. La idea es que no haya contaminación, que el que hace el juicio no esté ligado a nada del proceso anterior. Lo cual es una utopía, dicen los procesalistas. Pero se busca que no tenga conexión.

–¿El fiscal tiene los 36 meses de la prisión preventiva para presentar su acusación?

–Es el límite máximo. La medida no está ligada a la acusación sino a que la persona quede arraigada, que no vaya a escapar ni dañar el proceso.

–¿No teme que toda esta convulsión sea manipulada como persecución política por personajes como Hinostroza y Alejandro Toledo?

–Los procesos son públicos y transparentes. Justicia TV nació para eso. La población ve cómo se comporta el juez, el fiscal, si decide bien o mal, si es soberbio, altanero, si es un juez respetuoso de los derechos de las partes. Allí está. Eso mismo se trasmite al extranjero, lo mismo que pasó con el caso Fujimori, el cual intervenimos nosotros conjuntamente con San Martín y Príncipe.

–¿No se puede decir que la justicia está politizada?

–Eso de ninguna manera. El Poder Judicial recepciona procesos, si en esos procesos vienen políticos, ellos son los procesados. No es una tarea distinta. Es un caso más, con cierta complejidad, pero que llevamos bajo el marco de la ley.

–¿Cómo ve la reforma del Poder Judicial que se lleva al referéndum?

–Muy  crítico. La más trascendente era la del Consejo Nacional de Magistratura. Si bien le cambiaron el nombre y de algún modo la composición al incorporar dos representantes de universidades; las funciones, las atribuciones se mantuvieron en lo esencial. El Poder Judicial planteaba que no haya ratificación, que sea solo una vez los primeros 7 años y adquirías inamovilidad, como ocurre en todas partes del mundo. Sin embargo, ya no solamente tenemos la misma ratificación de 7 siete años, sino que tenemos otra a los 3 años y medio. Miles de evaluaciones para un organismo que va tener menos personas, que va tener las mismas competencias, que ya en el pasado colapsaba. Si ya has pasado todos los exámenes y te toca acceder al cargo, ¿tienes que someterte a una votación? A pesar que hayas acumulado el máximo puntaje y tengas el primer lugar pueden subir a otro. Fue una de las razones que generó prácticas de corrupción. Eso no ha cambiado.

–¿No entendió el gobierno?

–El gobierno no ha tenido allí mayor responsabilidad. Presentó un proyecto perfectible pero al Congreso le advertimos por más de 4 horas en  la Comisión de Justicia. Al final salió esto y lo peor es que ahora ya es una ley y el referéndum la puede convertir en norma constitucional. Para nosotros es un desencanto grave. Y es peor. La autoridad autónoma de control va a estar adscrita también al CNM, o sea ya no va haber oficina de Control de Magistratura en el Poder Judicial. Le das un poder total sobre el sistema de justicia a este organismo. Estamos siendo doblemente afectados y lo único que nos queda como esperanza es que este organismo que se llamó Consejo Nacional por la Reforma de la Justicia se apruebe por norma. Pero hasta ahora eso no lo tocan.

Loading...