Hugo Delgado (der.) de RPP dijo que José Chlimper le dio US$ 200 mil al contado rabioso en el tramo final de la segunda vuelta electoral de 2011.
Hugo Delgado (der.) de RPP dijo que José Chlimper le dio US$ 200 mil al contado rabioso en el tramo final de la segunda vuelta electoral de 2011.
Edición 2563: Miércoles, 31 de Octubre de 2018

Pepe, el Travieso

José Chlimper renunció a la secretaria general de Fuerza Popular, pero no al directorio del Banco Central.

Hugo Delgado (der.) de RPP dijo que José Chlimper le dio US$ 200 mil al contado rabioso en el tramo final de la segunda vuelta electoral de 2011.
Hugo Delgado (der.) de RPP dijo que José Chlimper le dio US$ 200 mil al contado rabioso en el tramo final de la segunda vuelta electoral de 2011.

José Chlimper renunció esta semana a la Secretaría General de Fuerza Popular, pero no a su silla en el Directorio del Banco Central de Reserva. Como Daniel Salaverry, que la semana previa pidió licencia del vapuleado FP, pero no de la presidencia del Congreso.  

La permanencia de Chlimper en el directorio del BCR es cada vez más incómoda. Su nombre saltó en la audiencia de prisión preventiva a Keiko Fujimori y 11 de sus allegados.

El fiscal José Domingo Pérez reveló el miércoles 24 que en mayo de 2011 Chlimper pagó US$ 210 mil en efectivo a Hugo Delgado Nachtigall, gerente general de Radio Programas del Perú (RPP) por concepto de pauta publicitaria de campaña presidencial. La declaración la hizo el propio Delgado ante el despacho del fiscal el 16 de octubre.

“Me entregó US$ 210 mil en efectivo y me dijo que ese dinero era para la continuidad de la campaña hasta el 5 de junio del 2011 para que se mantenga, porque ellos sabían que si no pagaban no salía la pauta”, declaró Delgado.

Mediante comunicado, RPP precisó que el pago de Chlimper fue facturado al concluir la campaña, para cubrir un retraso por parte del fujimorismo, que en total pagó S/1.192 millones. Delgado había guardado el cash en una caja fuerte.

Pero Chlimper ha negado esa versión. Dice que es falsa y que sólo fue vocero económico entre la primera y segunda vuelta del 2011. No se entiende por qué lo niega. Tampoco es un delito. Puede ser raro, extraño, curioso pero no es propiamente un delito. Una sociedad anónima no tiene obligación de bancarizar el ingreso, sino el  egreso para deducirlo como gasto tributario. Pero los partidos políticos no son afectos al pago de impuestos y por lo tanto no tienen incentivos para hacerlo. En efecto, extraño, muy extraño.

Loading...