El candidato Daniel Urresti ha sido procesado por asesinato y además tiene acusaciones por violación.
El candidato Daniel Urresti ha sido procesado por asesinato y además tiene acusaciones por violación.
Edición 2559: Sábado, 6 de Octubre de 2018

Caso Bustíos: Espíritu de Cuerpo

Por Enrique Chávez | La absolución de Daniel Urresti y la autoría militar del crimen de Hugo Bustíos.

El candidato Daniel Urresti ha sido procesado por asesinato y además tiene acusaciones por violación.
El candidato Daniel Urresti ha sido procesado por asesinato y además tiene acusaciones por violación.

Tras conocer el fallo que lo absolvía por el asesinato del periodista Hugo Bustíos, el candidato a alcalde Daniel Urresti se fundió en abrazos con sus familiares y compañeros de armas. También con Víctor la Vera Hernández, el ex jefe de la base militar de Castropampa que ya había sido sentenciado por el crimen en el año 2007.

Fue el abrazo más significativo de todos, pues expresa el espíritu de cuerpo –o el pacto de impunidad, según quiera verse- ejercido durante treinta años frente al abominable asesinato de un hombre de prensa.

Leer: Urresti Absuelto

Y por eso es tan relevante que, en varias de sus declaraciones posteriores, Urresti subrayara que entendía el dolor de la familia de Bustíos porque las “nuevas pruebas” presentadas durante este juicio dejaron en claro que los asesinos seguían sueltos. Según lo que Urresti dice, terroristas de Sendero Luminoso.

Amador Vidal Sanbento, "Ojos de Gato", (derecha) involucró a Urresti en el homicidio del periodista Bustíos. (Foto: ÓSCAR MEDRANO)
Amador Vidal Sanbento, "Ojos de Gato", (derecha) involucró a Urresti en el homicidio del periodista Bustíos. (Foto: ÓSCAR MEDRANO)

Urresti podría haberse quedado tranquilo, por el momento, con su propia absolución. Pero se preocupó en extenderla a La Vera Hernández y Amador Vidal Sanbento, conocido como “Ojos de Gato”. El militar cuya versión inicial y rectificada ante la Fiscalía, por cierto, involucró a Urresti en el homicidio. 

Leer: Lo que vio "Ojos de Gato"

Aunque no viví el crimen como periodista en CARETAS, escribo en la revista hace casi 20 años y he podido conocer los detalles del caso. Además de la lectura de casi todos los documentos y artículos disponibles, entrevisté en varias ocasiones a Margarita Patiño –la viuda que fue un ejemplo de dignidad hasta su trágica muerte hace dos años- y su hija Sharmelí Bustíos. También al fiscal Luis Landa, los abogados de la parte civil y los miembros de las organizaciones civiles interesadas en el caso. Por supuesto, también he conversado con Urresti en varias oportunidades, tanto para notas en la revista como en entrevistas de televisión. En una ocasión también recibimos la visita de La Vera Hernández y su abogado Sócrates Grillos Bockos, quien ha sido un personaje central en la discutida estrategia de defensa de Urresti.

Se trata de un caso complejo. No puede ser distinto con un crimen perpetrado hace tres décadas en medio de dos fuegos. Pero de lo que no tengo la menor duda es de su autoría militar.

No es pálpito ni corazonada. Para el efecto recomiendo la lectura de la sentencia de 2007, plenamente ratificada por la Corte Suprema.

CASO BUSTÍOS - Sentencia de 2007 by RevistaCARETAS on Scribd

Una revisión al dossier de artículos colgado en esta página web deja muy en claro la estrategia de impunidad que desplegó el Ejército desde el mismo momento en el que mataron a Bustíos. Esto fue advertido por organismos internacionales e incluso miembros del Poder Judicial y el Ministerio Público que fueron acosados cuando quisieron investigar los hechos.

Ver: ESPECIAL del CASO BUSTÍOS: La Historia Completa

Eduardo Rojas, colega de Hugo que sobrevivió al ataque y murió tres años después, acreditó la identidad militar de los que emboscaron a Bustíos.  Lo mismo dijo el único testigo presencial inicialmente conocido por la prensa -quien fue asesinado apenas unos meses después, “supuestamente” por Sendero-. Cuando por fin La Vera -el que se abrazó con Urresti- y Vidal Sanbento fueron condenados a 17 y 15 años de cárcel respectivamente, solo purgaron cuatro en el –relativamente- acogedor penal militar de Tarapacá. La Vera intentó reengancharse laboralmente en el Sedena, dependiente de la PCM y donde Urresti tenía influencia en los años del gobierno de Ollanta Humala.

La sentencia que absuelve a Urresti ya fue apelada y tendrá que ser analizada al detalle en los próximos días. Pero el elector dubitativo debería tomar muy en cuenta que el candidato Urresti participa en la perpetuación de una mentira que hace mucho ya debería haber sido admitida por las Fuerzas Armadas en un esfuerzo de reconciliación y enmienda. Dadas las circunstancias, su insistencia resulta culposa y muy probablemente busque salvar su propia responsabilidad.       

 

Loading...