Daniel Salaverry ajustó más de una vez a la bancada para cumplir los plazos.
Daniel Salaverry ajustó más de una vez a la bancada para cumplir los plazos.
Edición 2559: Jueves, 4 de Octubre de 2018

Kakofonía

Gobierno hizo cumplir cronograma y divergencias en Fuerza Popular dejan a Keiko fuera del área. Temores de desbande.

Daniel Salaverry ajustó más de una vez a la bancada para cumplir los plazos.
Daniel Salaverry ajustó más de una vez a la bancada para cumplir los plazos.

Y lo logró. O casi todo indica que así será.

Por vía de reformas constitucionales, el presidente Martín Vizcarra propuso reorganizar el Consejo Nacional de la Magistratura, transparentar las finanzas de los partidos, retornar a la bicameralidad y prohibir la reelección consecutiva de parlamentarios.

Se esperaba que todo fuera aprobado por el pleno del Congreso el jueves 4 y así pudiera convocar al referéndum para el 9 de diciembre.

Pero el proceso, que pasó por la cuestión de confianza que puso en jaque al Congreso, evidenció profundas diferencias en Fuerza Popular.

Comenzó con el “voto de conciencia” a la hora de otorgar la confianza. Como si el trámite político por excelencia fuera comparable al aborto y el matrimonio gay.

Al presidente del Legislativo, Daniel Salaverry, lo elogian congresistas como Gilbert Violeta y Alberto De Belaunde, quienes le reconocen su liderazgo para empujar las reformas aún en contra de parte de su propia bancada.

Bartra propuso juntar bicameralidad con reelección. Vizcarra piteó.
Bartra propuso juntar bicameralidad con reelección. Vizcarra piteó.
Keiko Fujimori ha visto su talante crítico con las reformas recompensada con un crítico 11% de aprobación, según la última encuesta de Datum.

Sus intérpretes tampoco se hallan. Vizcarra advirtió el martes 2 que se pretendía juntar dos preguntas del referéndum y que esto sería una desnaturalización de las propuestas.

Rosa Bartra, presidenta de la Comisión de Constitución, había puesto sobre la mesa preguntar al elector en un solo punto si aprobaba el retorno a la bicameralidad con la prohibición de reelección consecutiva de los congresistas.

Vizcarra no dejó que le echen agua al tema pero sí atracó otras modificaciones. Los congresistas ya no serán 100 diputados y 30 senadores, sino 130 y 50. Pero una disposición transitoria aseguró que el presupuesto del nuevo Legislativo en su año de instalación no superará el 0.45% del total del sector público.

También aceptó que la fórmula para la elección de los nuevos congresistas –macrodistritos para el Senado, microdistritos para el Congreso– sea trabajada en los próximos meses como una ley de desarrollo. Violeta adelantó que, con 50 senadores, podría haber dos representantes por cada región y el resto por circunscripción nacional.    

Sin embargo, la Comisión de Constitución limitó la facultad del Ejecutivo para presentar la cuestión de confianza solo al primer ministro y ya no a los ministros, como ocurrió en años recientes con Pedro Cateriano y Alfredo Thorne.

Por momentos, pareciera que Fuerza Popular busca legislar para ponerle cáscaras de plátano a este gobierno. Pero las modificaciones regirán a partir del 2021.

Loading...