Detrás del presidente Vizcarra aparece la influyente secretaria general de Palacio, Mirian Morales Córdova.
Detrás del presidente Vizcarra aparece la influyente secretaria general de Palacio, Mirian Morales Córdova.
Edición 2559: Jueves, 4 de Octubre de 2018

Confluencias y Divergencias

Excelente relación del Presidente y el premier no es igual de buena entre sus equipos.

Detrás del presidente Vizcarra aparece la influyente secretaria general de Palacio, Mirian Morales Córdova.
Detrás del presidente Vizcarra aparece la influyente secretaria general de Palacio, Mirian Morales Córdova.

La aprobación del presidente Martín Vizcarra llegó a un pico con el 61% que le asignó Datum en su última muestra.

Su repunte guarda relación directa con la capacidad de reacción que mostró a partir de su mensaje a la Nación del 28 de julio, cuando planteó las cuatro reformas que terminan de ser aprobadas este jueves 4 por el Parlamento, y que serán refrendadas por consulta popular el 9 de diciembre.

La jugada fue lograda en mancuerna con el primer ministro, César Villanueva, que también ha visto un repunte de 10% en un mes según Datum, de 21% a 31%. Esos buenos resultados no se ven reflejados en una situación armónica tras los muros palaciegos de la calle Desamparados.

Vizcarra y Villanueva tienen una relación muy cercana. Tanto que el premier (72) asume gustoso su papel de pararrayos y suele comentar que al Presidente (55) le quedan por delante al menos tres elecciones, aún si se toma en cuenta la imposibilidad constitucional de candidatear el 2021. Aunque no sea cercana, la vicepresidenta Mercedes Aráoz tiene su propia agenda y ya no choca con Villanueva, como ocurrió al principio.

Pero donde las relaciones son más tensas es entre los dos equipos: Presidencia y PCM.

La reforma judicial fue una iniciativa de Palacio y lo evidenció la designación de la comisión de reforma presidida por Allan Wagner. Miembros consultados de ese grupo –como Wagner, Eduardo Vega y Samuel Abad– reconocieron que, si bien se discutió el referéndum como posibilidad, no tuvieron nada que ver con los proyectos de la reforma política.

Estos salieron de la PCM, y Villanueva se habría apurado en poner esa carta sobre la mesa cuando redoblaron las versiones sobre la búsqueda de su reemplazo que hacían desde el equipo vecino. Uno de los consultados fue el exministro Jorge Nieto.

Viceministro de Gobernanza Territorial, Raúl Molina. Clave en reformas.
Viceministro de Gobernanza Territorial, Raúl Molina. Clave en reformas.

Vizcarra tiene tres colaboradores muy cercanos.

La primera es la secretaria general de Palacio, Mirian Morales Córdova (38). Nacida en Abancay, entre 2010 y 2012 fue asesora en prevención y gestión de conflictos del Ministerio de Energía y Minas. De 2012 a 2013 estuvo al frente del proyecto de Prevención de Conflictos Sociales en el uso de recursos naturales del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En ese tránsito trabó contacto con Vizcarra, a la sazón gobernador regional de Moquegua (2011-2014). Trabajaron en la negociación entre la comunidad y la minera Quellaveco, que tuvo final feliz a fines de 2012.

En 2014 fue nombrada coordinadora de la Unidad de Prevención y Gestión de Conflictos de la Autoridad Nacional del Agua (ANA). Vizcarra la llevó de secretaria general del Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Y apenas asumió la Presidencia de la República, la puso en su actual puesto.

Al diario oficial El Peruano le dijo en 2014 que “a veces la variable ‘personal’ intensifica el conflicto y lo que hay que hacer es gestionar egos, sobre todo los masculinos porque aún los dirigentes y autoridades son hombres. La presencia de una mujer puede quebrar la intolerancia”.

Los otros dos más cercanos asesores de Vizcarra son Iván Manchego –moqueguano que viene del gobierno regional– y el argentino Maximiliano Aguiar.

La versión de Keiko Fujimori y sus colaboradoras Úrsula Leto na y Rosa Bartra que señalan al ‘che’ como el estratega detrás de la guerra contra el Congreso es equivocada. Esas propuestas salieron de “La Cocina de la PCM” (CARETAS 2558).

Vicepresidenta Mercedes Aráoz, por su lado.
Vicepresidenta Mercedes Aráoz, por su lado.

Allí tiene un papel preponderante el viceministro de Gobernanza Territorial, arquitecto Raúl Molina Martínez. Es especialista en desarrollo territorial. Entre 2003 y 2005 fue asesor de la Presidencia del desactivado Consejo Nacional de Descentralización (CND). En 2009 fue secretario de descentralización de la PCM de Yehude Simon. Villanueva lo llevó como jefe de gabinete de asesores durante su paso como primer ministro de Ollanta Humala, en 2013.      

Un congresista lo califica como “excelente profesional y descentralizador radical”. De ahí se entiende, en el proyecto de ley del Ejecutivo, la impronta de macrodistritos para el Senado y micro distritos para los diputados, que pasaba por el recorte de congresistas limeños a la mitad.

El gabinete político de Villanueva, sin embargo, fue zarandeado con la salida del asesor Julio Schiappa Pietra (CARETAS 2258), quien se puso en contacto con CARETAS para aclarar que no pecó de infidencias con la prensa durante su paso por la PCM.

“El presidente Vizcarra ha abierto un tiempo nuevo”, considera. “Su talento ha sido darle el soplo de Adán a las ideas y propuestas de ministros y asesores, haciendo de la lluvia de ideas propuestas de cambio. Villanueva es conocido en su tierra como El Brujo por sus habilidades de negociador y vaya que las ha aplicado bien en la Babel del Legislativo. Ha sido un honor acompañarlo en estos meses decisivos”.

Fuentes consultadas señalan que la presión vino de Palacio y que el siguiente en la lista es el sociólogo y columnista Carlos Meléndez.

Curiosa inestabilidad para un equipo al que le iba tan bien.

Loading...