Ministro Carlos Oliva sustentó el presupuesto el lunes 10. Para 2019 contempla presión tributaria de apenas 12.6%.
Ministro Carlos Oliva sustentó el presupuesto el lunes 10. Para 2019 contempla presión tributaria de apenas 12.6%.
Edición 2556: Jueves, 13 de Septiembre de 2018

Medidas Encapsuladas

MEF responde a baja de recaudación con reducción de exoneraciones.

Ministro Carlos Oliva sustentó el presupuesto el lunes 10. Para 2019 contempla presión tributaria de apenas 12.6%.
Ministro Carlos Oliva sustentó el presupuesto el lunes 10. Para 2019 contempla presión tributaria de apenas 12.6%.

El ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, se presentó el lunes 10 ante el Congreso para sustentar el Proyecto de Ley del Presupuesto Público 2019, que fue remitido el pasado 29 de agosto al Congreso. La propuesta del Ejecutivo contempla para este año una recaudación del 12.6% del PBI. Se trata de una presión tributaria todavía menor al crítico 12.9% del 2017, y cada vez más lejos del 16.6% del 2014.

La proyección del déficit fiscal para el 2019 es de 2.7% del PBI –luego del 3% de este año– y 1.9% para el 2019.  

La proyección indica que los tijeretazos impuestos por el predecesor de Oliva, David Tuesta –incremento del Impuesto Selectivo al Consumo, políticas de austeridad–, no le harán ni cosquillas a la recaudación.

“Nuestra presión tributaria debería estar al menos en 20%”, responde Oliva. “Es el nivel de Colombia, Chile tiene un poco más. Otro país con una estructura federativa como Brasil llega a 40%. Pero el alto nivel de informalidad es una peculiaridad que nos afecta”.

Los decretos legislativos de las facultades delegadas, solicitadas durante la gestión de Tuesta, han estado enfocados a reducir la evasión y elusión. “Estamos muy empeñados en masificar los comprobantes electrónicos, que son una herramienta principal para combatir la evasión”, explica Oliva. “En año y medio, dos años, la cobertura debería llegar al 100%”.

Pero obviamente el ministro no considera ese esfuerzo suficiente. El lunes 17, el Congreso recibirá todo el paquete normativo producido a partir de las facultades y comenzará su revisión. Ese mismo día, entregará tres nuevos proyectos de ley.

“Planteamos aumentar la recaudación por lo menos en dos puntos del PBI”, anticipa Oliva.
El primero le hinca los dientes a las exoneraciones tributarias. “Analizamos una por una, viendo si existe evidencia que las sustenten. Si ese impacto no es comprobado, vamos a proponer que se retire o cambie”, adelanta.

Según Víctor Shuiguiyama, jefe de SUNAT, las exoneraciones le cuestan al fisco casi S/ 16,500 millones o el equivalente 2.19% del PBI. La primera categoría (0.83% del PBI) es la de Aplicación General, que incluye los beneficios a la Amazonía, el Drawback (retorno tributario a los exportadores), recuperación anticipada de IGV y exoneración del impuesto a la Renta a las organizaciones sin fines de lucro. Las exoneraciones al sector agropecuario acumulan 0.58% del PBI y las que van al sector de intermediación financiera, 0.27%.

Las exoneraciones al rubro de Educación se llevan un porcentaje similar de la torta, lo que significa nada menos que S/ 1,925 millones. Ahí se amasaron las fortunas de personajes como César Acuña, dueño de la Universidad César Vallejo cuyo partido APP tiene la mayor cantidad de autoridades elegidas del  país, y Luis Cervantes Liñán, rector de la Garcilaso que gana S/ 2 millones mensuales.

También la de José Luna, ex congresista y dueños de Telesup que hoy es personaje central en el escándalo de los CNM-audios. Esta semana, Martín Benavides, jefe de Sunedu, recalcó que a la fecha solo 50 de las 143 universidades del país han sido licenciadas y el proceso de cierre de las que no obtengan la certificación de inicia el próximo año.

El segundo proyecto de ley es el de modificación de regímenes de impuesto a la renta. “Tenemos 4: RUS, RER, Mype Tributario y Régimen General. Vamos a ver si es uno, lo ideal, o máximo dos”, anuncia el ministro.

En tercer lugar, se mejorará la fórmula del impuesto predial, “que es el más importante para las finanzas de los gobiernos locales. La norma tiene tanto por mejorar que la gente la utiliza para no pagar renta. Muchas viviendas se quedan al 95% de ser terminadas porque si tarrajeas, ya pagas renta”. Oliva aclara que “si bien las tasas de renta son relativamente bajas, no estamos hablando de incrementarlas”.

Loading...