Playboy con varayoc. Del Solar nació en 1941. Se casó con Elvira Labarthe Flores y Beatriz Miró Quesada Martens. Derecha, “Es lo más correcto del mundo”, dice sobre su hijo Salvador del Solar L.
Playboy con varayoc. Del Solar nació en 1941. Se casó con Elvira Labarthe Flores y Beatriz Miró Quesada Martens. Derecha, “Es lo más correcto del mundo”, dice sobre su hijo Salvador del Solar L.
Edición 2555: Jueves, 6 de Septiembre de 2018

Un Dandy en San Isidro

Salvador Del Solar Figuerola, padre del exministro de Cultura y tradicional bon vivant limeño, es candidato a la alcaldía de San Isidro.

Playboy con varayoc. Del Solar nació en 1941. Se casó con Elvira Labarthe Flores y Beatriz Miró Quesada Martens. Derecha, “Es lo más correcto del mundo”, dice sobre su hijo Salvador del Solar L.
Playboy con varayoc. Del Solar nació en 1941. Se casó con Elvira Labarthe Flores y Beatriz Miró Quesada Martens. Derecha, “Es lo más correcto del mundo”, dice sobre su hijo Salvador del Solar L.

“Quien maneja el Club Waikiki puede manejar cualquier cosa”, dice con una sonrisa, solazándose en su calculada frivolidad. La frase es provocadora pero exacta en su pretensión. Porque hoy, a sus 77 años de edad, Salvador del Solar Figuerola dice conocer lo que sus vecinos quieren. Y por eso pretende ser alcalde de San Isidro. “En el Waikiki lidias con 600 socios”, recuerda. “Todos son engreídos y se creen dueños de todo: San Isidro es más o menos lo mismo”, explica. Y explota en una risa muda. “Somos engreídos y exigentes: solo queremos tranquilidad y respeto”.

No hay que engañar al electorado, hay que respetarlo”, sugiere. “Por eso siempre uso corbata, aunque me vaya a la punta del cerro”.

En el Waikiki junto a la princesa Tana Windisch Graetz y Carlos Dogny.
En el Waikiki junto a la princesa Tana Windisch Graetz y Carlos Dogny.
Se presenta tal y como es, desde su departamento en la cuadra 4 de la calle Víctor Maúrtua. Perdió la hacienda familiar de 1,600 hectáreas con Velasco –el antiguo fundo Esquivel en Huaral– y fue indemnizado luego de enjuiciar al Estado. Fue uno de los ‘pitucos’ detenidos en El Potao en 1974. Integró sin suerte las listas al Congreso de los entonces candidatos presidenciales Francisco Morales Bermúdez (1985) y Alejandro Toledo (2000). Hoy candidatea a la alcaldía de San Isidro por el partido Perú Nación, de su amigo Francisco Diez-Canseco Távara. Algo de eso lleva en la sangre. Su bisabuelo, Pedro Alejandrino del Solar Gabans (1829-1909), presidió el Consejo de Ministros del primer gobierno de Andrés Avelino Cáceres y, posteriormente, fue vicepresidente de Remigio Morales Bermúdez.

“La vida me ha dado tanto que es el momento de devolverle”, argumenta. Y para ello ha preparado algunos proyectos sanisidrinos que van desde un convenio que aumente la cantidad de policías hasta nuevos servicios para el adulto mayor. “Quiero promover el ajedrez, la zarzuela y los conciertos en la Huaca Huallamarca”, propone. Del Solar se ha reunido con algunos exalcaldes como Jorge Salmón y Antonio Meier, dos amigos suyos. También recuerda con cariño a Carlos Neuhaus Rizo Patrón. Por cierto, no cree que su caso sea como el de Antonio Meier. Su hijo es actor, pero también político. “Se está yendo seis meses a enseñar en una universidad norteamericana”, dice con orgullo.

Con sus regidores y amigos.
Con sus regidores y amigos.

El tránsito es un tema aparte. “(Manuel) Velarde ha querido imponernos la bicicleta”, explica. “No debió cerrar calles”. Del Solar plantea “exigirle un sótano para visitantes a los nuevos edificios que están construyéndose” e implementar “el urbanito de mi amiga la historiadora María Delfina Álvarez Calderón”. Este sería una especie de ómnibus municipal gratuito con paradero y horario fijo, un transporte público que lleve a los vecinos en viajes cortos de 10 o 15 minutos. “Una idea de mi hijo Salvador es que los sanisidrinos tengan un buen descuento en Uber o alguna otra compañía de taxi”, agrega. Y se toma una pausa para explayarse sobre su hijo.

“Te cuento algo chiquito para que veas lo fregado que es”, dice. “Cuando era ministro yo le dije oye hijo, este amigo mío quiere ir a verte, por favor recíbelo. Y él me respondió papá, por favor, que use el conducto regular, que llame a la secretaria, que pida cita. No quería recibir a nadie así de frente, quería que todo quede escrito: quién va a verlo, cuánto rato va a verlo. Es lo más correcto del mundo”.
Acto seguido habla de sus regidores. Marilú Vignati Scarpati, Patricia Celi de Boza, Augusto Grados Iturrizaga, Rafaella García Miró Scarpati, Francesca Fernandini Rasmussen, Vicente Azula de la Guerra, Alejandra Araujo Álvarez Miró Quesada y Huáscar Ezcurra Zoeger. “Yo he preferido convocar a los amigos”, explica. “A los otros no los conozco ni sé cómo son. Y los técnicos se alquilan, como dijo (Luis) Bedoya Reyes.” Del Solar no cree en el estigma del pituco. No en San Isidro, al menos. Y ya que está en el tema de los amigos, empieza a recordar a los íntimos y a los amores de ayer y hoy. A sus compañeros del Club Nacional, a sus cómplices del Club Waikiki (que presidió del 77 al 79), a sus rivales de backgammon, billar y ajedrez, a las tardes en el baño turco, la biblioteca y los toros. Y en la conversación aparecen nombres como Augusto Felipe Wiese, ‘Frejol’ Diez Canseco, ‘Conejo’ Villarán, ‘Foncho’ Miró Quesada (“que hasta ahora es íntimo de Bo Derek”), las hermanitas Prado, las de la Peña, los Rey de Castro, Nora Bruce (“que era guapísima, doradita, una pena”) y Carlos Dogny (“el único playboy internacional”). Y una larga lista de personajes aparecen y desaparecen mientras pasa una tarde más en San Isidro. (CC)

Loading...