Seguimiento registró encuentros en hostales, con dos días de diferencia, con dos mujeres que dependían laboralmente de Ríos.
Seguimiento registró encuentros en hostales, con dos días de diferencia, con dos mujeres que dependían laboralmente de Ríos.
Edición 2553: Jueves, 23 de Agosto de 2018

Extorsión Sexual

Nuevos audios dan cuenta de faceta depredadora de Walter Ríos: “Pero para yo firmarlo cómo es mañana, pe”.

Seguimiento registró encuentros en hostales, con dos días de diferencia, con dos mujeres que dependían laboralmente de Ríos.
Seguimiento registró encuentros en hostales, con dos días de diferencia, con dos mujeres que dependían laboralmente de Ríos.

Weinstein Peruano

Las acusaciones contra el otrora todopoderoso productor de Hollywood, Harvey Weinstein, desataron una reacción global. El movimiento #MeToo ha tenido ramificaciones en otras industrias y supone un cambio cultural de impacto sísmico.

Weinstein enfrenta denuncias de acoso y agresión sexual por parte de aproximadamente 85 mujeres. Otras 13 dicen haber sido víctimas de violación. Un Gran Jurado de Manhattan lo acusó en julio de cargos por los que puede pasar el resto de su vida en prisión.

Weinstein era un auténtico depredador sexual.

El escándalo de los audios en el Poder Judicial tiene su propia versión del Yo También. En el  caso de Walter Ríos, expresidente de la Corte Superior de Justicia del Callao, mucho se ha dicho de los “diez verdecitos” y la compulsión de cobrar parte de las coimas con whisky etiqueta azul y vino blanco Protos. Pero la misma atención no se le ha dado a su faceta predatoria.

El 22 de marzo fue filmado saliendo con abogada de un hotel. Lo llevó su chofer en camioneta del PJ.
El 22 de marzo fue filmado saliendo con abogada de un hotel. Lo llevó su chofer en camioneta del PJ.
Uno de los audios registra una repugnante conversación en la que Ríos le demanda a una funcionaria tener relaciones sexuales a cambio de la firma de lo que, aparentemente, es la firma de una resolución de ascenso.

El diálogo muestra a la mujer en la gama que va de lo concesivo a lo suplicante y expresa hasta dónde puede llegar el hostigamiento basado en una relación de poder. Se trataba de la principal autoridad del Poder Judicial en el Callao.

Este audio se suma a los que difundió Latina el 5 de agosto, donde Ríos le instruye a su asistente Gianfranco Paredes para colocar a Cinthya Celeste Vargas, relatora de la Tercera Sala Penal del Callao, en la jefatura de la unidad de planeamiento y desarrollo, cargo que ocupó hasta el 10 de mayo Aldo Mayorga. Éste renunció por el retraso en la construcción de unos módulos, lo que quedó registrado en otra llamada.

Ríos favorecía hostales en el Callao y el Cercado de Lima, como estos dos. Casos de acoso sexual en el PJ han terminado con destituciones de otros presidentes de cortes. Hay casos que no se resuelven luego de años.
Ríos favorecía hostales en el Callao y el Cercado de Lima, como estos dos. Casos de acoso sexual en el PJ han terminado con destituciones de otros presidentes de cortes. Hay casos que no se resuelven luego de años.

Mayorga, por cierto, protagonizó otra denuncia formulada en 2016 por una trabajadora del PJ, que lo vio manteniendo relaciones sexuales en la sede de la Corte. El caso lo propaló el programa Punto Final.
A los pocos días de nombrar a Vargas, Ríos la retiró debido a los persistentes rumores sobre la relación entre ambos.

El material de seguimiento que la Dirección General del Ministerio del Interior (Digimin) dio cuenta que el 20 de marzo Ríos mantuvo un encuentro en el Hotel Nevado de La Perla con una funcionaria que él colocó en enero de 2017 como coordinadora 1 del Área de Servicios Judiciales y Recaudación de la Unidad Administrativa y Finanzas de la Corte. Dos días más tarde tuvo otra cita en el Hotel Karioca’s, en el Cercado de Lima, con una mujer que fue identificada como una abogada y con la que también tenía un vínculo laboral. Luego los recogió en el vehículo oficial su inseparable chofer John Misha.

CASOS RECIENTES
La situación devuelve a la memoria la denuncia por acoso sexual que, once años atrás, presentó la practicante Susan Hidrogo contra el entonces presidente de la Corte Superior de Justicia de Lima, Jovino Cabanillas (CARETAS 1994). Ahí describió una cultura vertical que trata a los jueces como seres superiores, con entornos que más parecen pequeños séquitos.  

El juez terminó destituido por el Consejo Nacional de la Magistratura. Pero ya entonces el Comité de América Latina y el Caribe Para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM) advertía que el acoso e incluso las violaciones eran más frecuentes de lo que podía pensarse.

En los últimos años, los presidentes de las cortes superiores de Ayacucho y Madre de Dios fueron destituidos por acoso sexual. En el primer caso, para resolver un proceso, Antenor Jorge Aliaga pidió, además de favores sexuales, dinero en efectivo. Y también un venado.

Alexandra Sánchez, secretaria de la Corte de Lima Este, denunció este mes que su denuncia por acoso contra el juez Miguel Sotelo –llamado “jugadorazo” por el abogado de Gerson Gálvez Calle ‘Caracol’ en otra interceptación telefónica– no se resuelve en la OCMA desde hace tres años.
“Si a mí, que soy servidora del Poder Judicial, no me pueden resolver por tantos años un proceso que debe durar 20 días, cómo será para el ciudadano de pie”, se preguntó.

Harvey Weinstein enfrenta cadena perpetua.
Harvey Weinstein enfrenta cadena perpetua.

En agosto, la OCMA propuso suspender por seis meses al juez Tiberio Juan Aquino Osorio, integrante de la Sala Penal Liquidadora de la Corte Superior de Justicia de Ucayali, por acosar a una servidora del tribunal que solicitó su rotación.

En julio fue suspendido otro magistrado de Paiján, de la Corte Superior de La Libertad, porque acosó a una litigante. En diciembre pasado ocurrió lo mismo con un secretario judicial en Áncash, quien hostigó sexualmente a dos compañeras.

El acoso llegó hasta el penal de Barbadillo en 2014. Su exdirectora, Katy del Águila, denunció al secretario de un Juzgado Penal de Lima, Jesús Laura Antón, por chantajearla económica y sexualmente para resolver a su favor un habeas corpus interpuesto por el expresidente Alberto Fujimori, que reclamaba la reposición de un teléfono público.

El  presidente Martín Vizcarra, basado en las recomendaciones de la comisión de reforma judicial encabezada por Allan Wagner, propone la creación del Sistema Nacional Especializado de Justicia para la Protección y Sanción de Violencia contra las Mujeres e Integrantes del Grupo Familiar. También se revisarán las sentencias en casos de violaciones. Pero resulta claro que, para entender cómo opera la Justicia en materia de género, tendrá que dar una buena mirada dentro de casa.


Transcripción de Audio

Mujer: Aló
WR: Mira, ya, ya hablé con Gianfranco. Tú ayer se lo has presentado a las 3 y 30 de la tarde con una chiquita. Ya lo revisó. Cumples los requisitos. El día de hoy lo va a terminar, él está almorzando. Y me lo va a mandar con el chofer. Yo debo estar firmándolo a las 3:30, 4, 5. Mañana a primera hora lo mandan. ¿Puedes hablar?
M: Sí claro, estaba tomando agua, disculpa.
WR: Pero para yo firmarlo cómo es mañana, pe.
M: Eso es chantaje. Eso es chantaje. No puedo.
WR: Entonces no lo firmo.
M: No seas así.
WR: Pero aunque sea calatita, pe.
M: Ven acá a mi oficina pues.
WR: ¡No! Yo estoy en San Isidro.
M: Entonces mañana pues.
WR: Mañana pe, temprano.
M: Mañana vienes acá a mi oficina.
WR: No, no, no. Mira…
M: No Walter, no me pidas eso, no mi amor. Te he dicho ya. Estoy mal.
WR: ¿Por qué? Tempranito ven bañadita.
M: Estoy mal.
WR: Sexo oral nomás.
M: No hagas esto, quiero descansar, estar bien.
WR: Te la lamo al toque.
M: Qué jodido eres. Te he dicho que no, niño.
WR: Puta madre. Ya, conversamos. Yo te aviso cuando lo firme.

Loading...