Juez Hinostroza Pariachi, corrosivo audio a audio.
Juez Hinostroza Pariachi, corrosivo audio a audio.
Edición 2551: Jueves, 9 de Agosto de 2018

Ajuste Fiscal

Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, en dos semanas, por un pelo, respaldado por JFS.

Juez Hinostroza Pariachi, corrosivo audio a audio.
Juez Hinostroza Pariachi, corrosivo audio a audio.

La junta de fiscales supremos del viernes 3 llegó, como es usual, a su estación de informes y pedidos. Pablo Sánchez tomó la palabra para proponer que el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, se alejara temporalmente del cargo y lo reemplazara Zoraida Ávalos, quien secundó la propuesta. Tomás Gálvez intervino para aclarar que el tema no se había puesto al voto y que, en todo caso, la junta no tenía competencia para pedirle a Chávarry una medida de esa naturaleza. De similar opinión fue Víctor Rodríguez Monteza.

Luego los fiscales se fueron juntos a almorzar. Una fuente asegura que en aparente paz.
No fue una votación en forma como trascendió en algunos medios. Menos una ratificación formal. Pero sí dio cuenta de la situación que atraviesa el Ministerio Público desde que el 20 de julio Chávarry asumió el cargo para el que la junta lo eligió el 7 de junio.

Pedro Chávarry dirime en junta de cinco fiscales supremos con su propio voto.
Pedro Chávarry dirime en junta de cinco fiscales supremos con su propio voto.
  Entonces, luego de conocerse el primer audio en el que se escucha a Chávarry hablar con el juez supremo César Hinostroza sobre cambios en la Academia de la Magistratura, Sánchez y Ávalos habían expresado las mismas reservas.

CARETAS 2550 reveló que el conflicto dentro de la Academia –con Chávarry de presidente e Hinostroza de vicepresidente– no es poca cosa y enfrenta a su renunciante director, Luis Alberto Pacheco, con el vocal supremo Jorge Luis Salas Arenas, también miembro del Consejo Directivo. Pacheco hace graves acusaciones contra Salas, pero Chávarry e Hinostroza cerraron filas con el juez.

Chávarry siguió complicándose con la ya famosa reunión con periodistas que le organizó Antonio ‘Toñito’ Camayo a pedido de Hinostroza. De negar que se diera la reunión, forzado por cada agónico audio, pasó a aceptarla.

Hoy, Chávarry enfrenta una denuncia constitucional presentada por Marco Arana del Frente Amplio. Paradójicamente, el fiscal de la Nación presentó denuncias similares contra Hinostroza y los exmiembros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).

Las emisiones de nuevos audios han complicado la situación de Hinostroza. Chávarry se inhibió de seguir investigándolo para presentar conclusiones adicionales al Congreso y la tarea recaerá a partir de ahora en Sánchez, como fiscal supremo de mayor antigüedad. Si el Congreso le levanta la inmunidad a Hinostroza, el fiscal encargado de las pesquisas será Jesús Fernández Alarcón, de la Fiscalía Suprema en lo Contencioso Administrativo. Colocado por Sánchez, ciertamente.

Chávarry calificó de “antojadiza” la denuncia en su contra. Si no aparecen más evidencias en su contra, y si se toma en cuenta la mayoría que tiene con su propio voto dirimente en la junta de supremos, será la única posibilidad por la que Chávarry podría dejar el puesto. Quien será el ponente en la subcomisión de acusaciones constitucionales es el acciopopulista Víctor Andrés García Belaunde.

El fiscal de la Nación tiene en contra al Ejecutivo. El presidente del Poder Judicial, Víctor Prado Saldarriaga, es cada vez más crítico en sus declaraciones. La izquierda y miembros de organizaciones como IDL demandan su renuncia.

Sánchez fue perseguido por FP, que hoy apoya a Chávarry.
Sánchez fue perseguido por FP, que hoy apoya a Chávarry.
Pero la tortilla se ha volteado en el Parlamento. Fuerza Popular cerró filas con el fiscal de la Nación. Lo contrario ocurrió con Sánchez. En noviembre del año pasado, el actual presidente del Congreso, Daniel Salaverry, presentó una acusación constitucional contra Sánchez por los pobres resultados del caso Lava Jato.

Destituir al fiscal que impulsó las investigaciones contra el partido de la mayoría parlamentaria hubiera resultado en un escándalo mayúsculo que arrasaba con la separación de poderes.

Sánchez se mantuvo impasible y tampoco ganó nuevos amigos en el Congreso al negarse a asistir a las citaciones luego de varias funciones circenses en el hemiciclo.   

Hoy Chávarry cuenta con el claro favor de Fuerza Popular y su prensa y comentocracia afines. Si apuntan a un fiscal de la Nación debilitado, funcional para pasar los casos que los comprometen por agua tibia, se dispararán al pie. No será así una gestión sostenible.  

El último caso es el del congresista Héctor Becerril, también sujeto de una acusación constitucional por tratar de disuadir a los integrantes del CNM a que voten para elegir presidente a Julio Gutiérrez Pebe, uno de los consejeros más comprometidos en la órbita del encarcelado José Cavassa.  

Sin embargo, decisiones que Chávarry mostró de arranque como la unificación del equipo fiscal que investiga el caso Lava Jato (ver nota aparte) también le han valido puntos entre actores que, en otras circunstancias, lo hubieran visto con más sospecha.

Solo le queda un camino. Por sus acciones, después de los audios, lo conoceréis. 

Loading...