Chávarry el 2 de julio, en sesión de la Academia Nacional de la Magistratura. Derecha, Juez Hinostroza, aceleran proceso para retirarle la inmunidad.
Chávarry el 2 de julio, en sesión de la Academia Nacional de la Magistratura. Derecha, Juez Hinostroza, aceleran proceso para retirarle la inmunidad.
Edición 2550: Jueves, 2 de Agosto de 2018

Todo se Escucha

Supervivencia del Fiscal de la Nación Pedro Chávarry pende de un hilo.

Chávarry el 2 de julio, en sesión de la Academia Nacional de la Magistratura. Derecha, Juez Hinostroza, aceleran proceso para retirarle la inmunidad.
Chávarry el 2 de julio, en sesión de la Academia Nacional de la Magistratura. Derecha, Juez Hinostroza, aceleran proceso para retirarle la inmunidad.

La tensión es palpable por el WhatsApp. Los periodistas lo utilizan para pescar datos pero por estos días es al revés y fiscales de importancia toman la iniciativa y responden sin solicitud de por medio a los golpes que recibe la cabeza de la institución, Pedro Chávarry.

El martes 31 fue un ejemplo, cuando el procurador anticorrupción Amado Enco anunció la presentación de un recurso de recusación para que Chávarry se inhiba de investigar al juez supremo César Hinostroza Pariachi, contra quien presentó una acusación constitucional en el Congreso.

Aclararon que no será Chávarry, sino el fiscal supremo provisional Jesús Fernández Alarcón quien vería la investigación en caso el Congreso apruebe la acusación y destituya a Hinostroza.

El congresista Carlos Bruce declaró que esta semana se le levantaría la inmunidad al juez. Pero su colega Oracio Pacori de Nuevo Perú, ponente de la denuncia por otra infracción constitucional presentada contra Hinostroza y los ex consejeros del CNM hace dos semanas por la bancada PPK, aclara que el trámite podría tomar entre 30 y 60 días.     

El Ministerio Público pasa por un momento muy delicado. El presidente Martín Vizcarra volvió a la carga en su mensaje del 28 de julio y lamentó “los audios difundidos del nuevo fiscal de la Nación”. Chávarry estuvo invisible en las festividades de Fiestas Patrias y trascendió que Palacio le hizo saber que fue “desinvitado” a la Parada Militar.

El mismo martes 31, el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, no respondió directamente si Chávarry debía renunciar. Explicó que “si fuera un hecho aislado pudiera entenderse, pero hay una reiteración de hechos y audios que creo que autónomamente el Ministerio Público tiene que tomar la mejor decisión. No se trata de personas sino de proteger de mejor manera la institucionalidad, en este caso del Ministerio Público”.

La “reiteración” es el cruel cuentagotas de audios que rectifica día a día a Chávarry sobre su relación con el juez Hinostroza. De particular interés ha sido la famosa reunión con periodistas que le organizó el 29 de mayo Antonio Camayo, el dueño de Iza Motors apresado el domingo 31 con otros 10 presuntos miembros de la banda “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

Chávarry buscaba asegurarse su elección como fiscal de la Nación, que se produjo finalmente el 7 de junio.  

Llama la atención que en el medio periodístico local, donde los puñales abundan tanto como los audios de Hinostroza, no se haya filtrado la lista de invitados. Más cuando Milagros Leiva –que negó haber concertado con Camayo un speech de cholo emergente para entrevistar a Edwin Oviedo de la Federación Peruana de Fútbol como lo registra un audio– sí ha reconocido su amistad con el hombre de Iza Motors, y Phillip Butters admitió que asesoró a la empresa de Camayo hasta hace un año y medio.  

Más allá del chisme y la vendetta de Twitter, lo de los periodistas es pueril frente a lo que ocurre con el ambiente en el que dice Chávarry que reconectó después de varios años con Hinostroza Pariachi.
La Academia Nacional de la Magistratura será un escenario central de la reforma. Chávarry viene de haber sido su presidente e Hinostroza Pariachi su vicepresidente. Y lo que dejaron allí es un despelote.

Luis Chanduví presentó chats de presuntas coimas para absolverla.
Luis Chanduví presentó chats de presuntas coimas para absolverla.

EL CASO FEFER
El primer audio donde se les escucha conversando se emitió en la noche del 19 de julio, a horas de que Chávarry asuma como fiscal de la Nación. Pero su significado no se entendió bien. El audio del 13 de febrero registró el pedido del fiscal al juez para despedir a Luis Pacheco Mandujano como director académico de la Academia, debido a los choques que tenía con el juez supremo José Luis Salas Arenas, también miembro del directorio. No es, como se interpretó en algunos medios, que se buscara sacar a Salas.

Pacheco detalla su decepción sobre el episodio en una entrevista en las páginas siguientes. Pero también salta a la vista otro caso que vincula a los jueces supremos Hinostroza y Salas.

Uno de los procesos judiciales más sonados de los últimos años fue el de Eva Bracamonte, acusada de haber ordenado el asesinato de su madre Miriam Fefer en agosto de 2006 (CARETAS 1940).  

En octubre de 2015, Luis Chanduví, exempleado de los Bracamonte Fefer, denunció en un reportaje del programa Punto Final que la defensa de Eva Bracamonte pagó coimas de US$70 mil a tres jueces de la sala de la Suprema –entre ellos Salas Arenas– que en 2013 anularon la sentencia de 30 años y ordenaron un nuevo juicio. También a dos jueces de la Segunda Sala Penal para reos en Cárcel que dos años más tarde la declararon inocente.

Finalmente, en mayo de 2017, la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema, presidida por Hinostroza Pariachi, ratificó la absolución y archivó el caso.

Detenidos Carlos Parra de la Corte del Callao, Antonio Camayo de Iza Motors.
Detenidos Carlos Parra de la Corte del Callao, Antonio Camayo de Iza Motors.

Chanduví presentó conversaciones de WhatsApp y mensajes de texto sobre los pagos y declaró que él mismo acompañó al abogado de Bracamonte, Iván Torres la Torre, y a su amiga, July Naters, a retirar el dinero a la agencia del BBVA en Larco. También señaló al padre de Eva, Marco Bracamonte, y al abogado Genaro Vélez como el contacto con los jueces.

Una investigación se inició en OCMA pero luego le comunicaron a Chanduví que se archivó por falta de pruebas.  

Consultado, el juez supremo Salas respondió que “en su momento se aclaró ese tema, esa fue una falacia, una mentira burda. El señor Genaro Vélez afirmó que nunca había hablado tal cosa. Al señor Vélez lo he conocido por televisión, nunca tuve algún tipo de contacto. Todo lo que se señaló en ese momento fue objeto de aclaración, quien habla recibió el respaldo de la Corte Suprema porque mi trayectoria es conocida”.

A pesar de que los medios dieron la noticia del inicio de la investigación, Salas dice que nunca fue notificado por la OCMA.

El magistrado goza de la confianza del nuevo presidente del Poder Judicial, Víctor Prado Saldarriaga. Tanto que el martes 31 anunció que sería el presidente de la nueva Sala Penal Especial de la Suprema cuya equivalente fue antes presidida por Hinostroza. Se encargará de juzgar a los altos funcionarios que hayan cometido delito.  

Leer: Entrevista con el nuevo presidente del Poder Judicial, Víctor Prado Saldarriaga

Loading...