Víctor Prado Saldarriaga: “Para mí es cuestión de principios la elección universal de los jueces”.
Víctor Prado Saldarriaga: “Para mí es cuestión de principios la elección universal de los jueces”.
Edición 2550: Jueves, 2 de Agosto de 2018

Metiendo el Pico

Entrevista: Enrique Chávez | Víctor Prado Saldarriaga, nuevo titular del Poder Judicial, tiene cinco meses para atajar a magistrados rapaces.

Víctor Prado Saldarriaga: “Para mí es cuestión de principios la elección universal de los jueces”.
Víctor Prado Saldarriaga: “Para mí es cuestión de principios la elección universal de los jueces”.

Sanmarquino, especializado en crimen organizado y lavado de activos, académico de pura cepa. Integrante de la sala que sentenció a Alberto Fujimori. Víctor Prado Saldarriaga intentó en dos ocasiones presidir la Suprema, pero no quiso negociar votos. Hoy llega en un momento crítico y solo por cinco meses. Podría ser su momento estelar.

¿Qué opina del nuevo órgano control propuesto por el Ejecutivo, nombrado por concurso público?

–No conocemos todos los detalles pero tenemos la propuesta de los jueces contralores, con la misma idea de ser elegidos a partir de un concurso público. Se incluye la necesidad de dotar a ese sistema de una unidad especializada en investigaciones, llamémosla encubierta.

El gobierno habla incluso de una policía especializada.

No le colocamos esa referencia, pero sí sería un grupo de expertos que detecten a tiempo las situaciones críticas.

¿Entonces hablamos de puntos de coincidencia?

–Sin conocer el detalle, los veo bastante bien. Falta perfilar la línea de autonomía de ese organismo.

¿La población quiere seguir escuchando de la autonomía judicial?

–Si hablamos de jueces contralores ya no tendrían una actividad jurisdiccional. Solo se dedicarían a políticas y prácticas de control, y esto les daría un margen de autonomía operativa y funcional muy importante sin que sea necesario un órgano alterno al PJ.

Con respecto al CNM,  ¿coinciden o discrepan?

–Tiene que ser una reforma constitucional. Sea cual sea la ruta, creo que implica una mayor exigencia de los perfiles, como lo señaló el presidente de la República. En la propuesta del PJ hay un aspecto más, y es la necesidad de fortalecer la Academia de la Magistratura para que quien va a enfrentarse al Consejo de la Magistratura no sea un improvisado sino alguien ya formado para internalizar los valores propios de la función judicial. Ya tendríamos aseguradas especialidad, vocación, calidad técnica e integridad. Que lleguen los mejores. No los mejores amigos.

¿Qué añadirían?

–Las facultades de emergencia de la Corte Suprema. Frente a la experiencia vivida tenemos que estar preparados para tomar decisiones inmediatas y suspender al mal magistrado. También sugerimos modificar el sistema de elección de los magistrados que van a ejercer la presidencia del PJ, de las Cortes Superiores, y que extiendan su período de dos a tres años.

Plantón del 26 de julio frente a Fiscalía reclamó renuncia de fiscal de la Nación.
Plantón del 26 de julio frente a Fiscalía reclamó renuncia de fiscal de la Nación.

Usted advierte de la necesidad de presupuesto para la reforma. ¿Cómo explicarle a la población?

–Ayer se publicó el decreto legislativo 1368, que crea el sistema nacional especializado de justicia para la protección y sanción de la violencia contra las mujeres integrantes del grupo familiar. Se financiará con cargo a los presupuestos institucionales de los pliegos involucrados sin demandar recursos adicionales al Estado. Una reforma de papel como esta no sirve para nada, sino para engañar a la población. ¿Y de dónde nos piden crear salas y juzgado? A eso me refiero.

¿nde iría el nuevo presupuesto?

–Fundamentalmente en lo que atañe a los programas de gastos de implementación. No requerimos construir obras, traer expertos o hacer consultorías, no. Mejoremos el sistema de control. No hablamos de remuneraciones, eso no es lo que nos interesa ahora. Lo que nos interesa ahora es caminar con lo que tenemos, pero tampoco caminar sin muletas.

¿Cómo llega alguien como Walter Ríos a la presidencia de la justicia en el Callao?

–Y cómo pretendía llegar a la Suprema. Porque en uno de los famosos audios llega a señalar: “hay que apoyar, porque después me van apoyar a mí”. Es decir, no había un acceso como lo manda la Constitución sino una vía rápida, completamente oscura y manejada.

Pero lo elige la propia Corte Superior y no el CNM. Los mismos magistrados.

–Por eso, pero para mí es cuestión de principios la elección universal de los jueces. Si votan 20 o 30 magistrados y coloqué 10 o 15 ya gané la elección, eso no debe ocurrir más. Debe ser un voto directo por la calidad de los programas y de la trayectoria de las personas, con un mecanismo de dar cuentas regularmente.

¿No habría demagogia para ganar votos?  

Planteamos una propuesta muy similar a la que se implementó en Bolivia cuando se tuvo que elegir autoridades judiciales por voto de toda la ciudadanía, con la diferencia que somos solo 3,100 jueces. No hay propaganda, no hay financiamiento de campaña, no hay movilización a distritos judiciales. Dejamos que el JNE haga los debates que se transmitirán por el canal judicial.

¿Cómo reducir la carga de la Suprema?

–No podemos seguir viendo compensación por tiempos de servicio,  aumentos de pensión alimenticia o desalojos. Ese tipo de procesos deben tener su doble instancia pero no llegar a la Suprema. Fue importante que el Presidente disponga que la ONP no litigue en exceso, lo que quitará una amplia carga. Aquí tenemos dos salas adicionales ocupadas con ese drama de personas que dieron su vida por el crecimiento del país.

¿Cómo observa la situación del fiscal de la Nación?

–Nos preocupa en el sentido que debe preocupar a todos los peruanos. Es la necesidad de entender que uno no es una persona, sino una representación de una institución. Si tengo un entorno que me exige explicaciones voy a tener un duro camino para que la institución se exprese como la representación de lo que la sociedad quiere. Pero es una decisión del fiscal. Aquí no vamos a mirar la paja en el ojo ajeno con tremendo tablón en el nuestro. No tenemos posibilidad más que hacernos una introspección.   

Loading...