Fueron 87 los agentes de seguridad contratados por Walter Jibaja.
Fueron 87 los agentes de seguridad contratados por Walter Jibaja.
Edición 2544: Jueves, 21 de Junio de 2018

El Batallón Jibaja

Jueves 14: miembros del cuerpo de seguridad de Congreso forman en la Plaza Bolívar.

Fueron 87 los agentes de seguridad contratados por Walter Jibaja.
Fueron 87 los agentes de seguridad contratados por Walter Jibaja.

El cuestionado jefe de seguridad del Congreso, Walter Jibaja, dispone de una guardia pretoriana que forma en la Plaza Bolívar.

Las cifras están en controversia. Según el Programa Cuarto Poder, desde que Fuerza Popular tomó control del Congreso en julio de 2016, el personal de la Oficina de Prevención y Seguridad del Parlamento se incrementó en 100%. Jibaja contrató a 87 agentes adicionales, lo que sumó el número total a 174. El oficial mayor del Legislativo, José Cevasco, salió a responder flanqueado por Jibaja, exedecán de Alberto Fujimori, que en julio del 2014 el número total era el mismo y que 74 de los agentes tienen contrato indefinido.

Hoy tuitea con poco tacto y menos gusto.
Hoy tuitea con poco tacto y menos gusto.

Es decir, se sacó al personal que se pudo despedir para que ingresen aquellos 87.
Pero el número es solo una parte de la historia. En el fondo lo que está en debate son las formas, inaceptables para una democracia.

CARETAS lo denunció en diciembre último, cuando el experimentado reportero gráfico Óscar Medrano fue sancionado con una suspensión de sus actividades periodísticas en el parlamento hasta el final de esta legislatura.

La carta llegó firmada a la redacción por el jefe de comunicaciones del Congreso, Christian Peralta, a quien se señala ahora por emplear un equipo de “fujitrolls” en la oficina de comunicaciones, y se originó en la negativa de Medrano de ingresar a un innovador “corral” para periodistas. El fotógrafo advirtió que “el nuevo cuerpo de seguridad del Congreso está compuesto de oficiales de las FFAA” (CARETAS 2517).

Ayer fue el edecán.
Ayer fue el edecán.

Las redes sociales ya se encargaron de exhumar los tuits borrados –algunos insultantes, otros absurdos– de Jibaja. Cevasco dice que tuitea en sus tiempos libres. Y debe tener largas jornadas de almuerzo porque se publican en horas de trabajo.   

Congresistas de Frente Amplio, PPK, AP, Nuevo Perú, Apra y APP firmaron una moción para que Jibaja sea retirado de su puesto, sin éxito.

Es una de las últimas entradas del catálogo autoritario del Parlamento, tal como ocurre con la ley que prohíbe la publicidad estatal (ver más).

Keiko y Alberto posaron en magníficos jardines de casa en La Molina.
Keiko y Alberto posaron en magníficos jardines de casa en La Molina.
  En noviembre, con el impulso del fujimorista Daniel Salaverry que ahora busca reemplazar a Luis Galarreta en la presidencia del Congreso, se aprobó la denuncia constitucional para sacar del camino al ahora saliente fiscal de la Nación Pablo Sánchez.

Bueno recordarlo si se toma en cuenta el intento por recomponer antes de tiempo el Tribunal Constitucional, la modificación del reglamento para cambiar las reglas de la cuestión de confianza y atar de manos al presidente de la República –que se resolverá precisamente en el TC, así como la segunda ley “antitránsfuga”– y la parálisis de la Comisión de Ética, al punto que su presidencia debió pasar a Peruanos Por el Kambio el mes pasado.

EL PRECIO DE SACAR A KENJI
El exedecán es un eslabón entre fujimorismos. Leal a su jefa y a su exjefe. Pero creer en la ilusión es como creer que Jibaja puede contener las críticas con agentes y corralillos.

La foto que Keiko Fujimori publicó en su cuenta de twitter el 15 de junio la muestra con su padre en los magníficos jardines de la casa de La Molina en la que vive desde que fue indultado en la última navidad. Las imágenes confirman por qué el alquiler está calculado en US$ 5 mil.

Carlos Rivera de IDL.
Carlos Rivera de IDL.
  Pero el tranquilizador paisaje en el que se mueve el ingeniero contrasta con su entorno familiar y su futuro legal.

Dos días después, el domingo del día del padre, el suspendido Kenji Fujimori volvió a publicar el vídeo en el que se le observa leerle a Alberto la noticia del indulto. Este último colgó una foto de hace 35 años, con su entonces esposa Susana Higuchi y sus cuatro hijos en la mesa.

En esta pugna política por afectos paternales queda el gesto desencajado del expresidente, abrazado por su hija:

“#ConEsperanza Juntos en el camino de mantener su libertad”.

El mismo viernes la Corte Interamericana de Derechos Humanos dio a conocer su resolución sobre la supervisión de la sentencia del caso Barrios Altos y La Cantuta. En resumen, dispone que el Poder Judicial peruano revise la pertinencia del indulto humanitario otorgado por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski y que el 29 de octubre el Estado y los  demandantes informen “sobre los avances por parte de la jurisdicción constitucional del control” de la gracia.

“Yo lo calificaría como una fórmula salomónica”, declaró el martes 19 el presidente del PJ, Duberlí Rodríguez. “No toma una posición clara, un poco como que devuelve la pelota a la cancha de la justicia constitucional y la justicia ordinaria”.

La pelota está, primero, en la cancha de las víctimas y los deudos de Barrios Altos y La Cantuta. De sus abogados, más concretamente: IDL, Aprodeh, Comisedh y Fedepaz.   

La masacre de Barrios Altos.
La masacre de Barrios Altos.
 

Como lo explica el magistrado del Tribunal Constitucional, Eloy Espinosa-Saldaña (ver entrevista), solo ellos pueden decidir qué tipo de recurso oficiar ante el Poder Judicial porque esto se trata del control de los casos de Barrios Altos y La Cantuta, donde Fujimori fue calificado como autor mediato por la justicia nacional.

Al cierre de esta edición estaban por llegar a un acuerdo. Carlos Rivera del IDL se inclinaba por el “control de convencionalidad”, por lo que la decisión la tomaría una sala de la Corte Suprema. En cualquiera de los casos, es prácticamente imposible que para octubre haya una definición, por lo que sólo se le comunicará a la CIDH el estado del proceso.

La resolución fue firmada por el pleno de la Corte, excepto el magistrado argentino Eugenio Zaffaroni, que no acudió al último período de sesiones en marzo, donde se presentaron las partes para exponer sus argumentos. Zaffaroni es un personaje de polendas en su país, donde la Fiscalía lo investiga por haber declarado que “quisiera que el gobierno (de Mauricio Macri) se fuera lo antes posible”.  

El esperanzador hashtag de Keiko terminó siendo irónico. Sacó a su hermano del Congreso supuestamente por negociar votos para canjear el indulto, lo que de saque lo hace ilegal. Y ese será el argumento que irá por delante en el recurso judicial. 

Loading...