Inmueble en José Mariano Arce, Pueblo Libre,    fue vendido a Luna, según Noguera por US$380 mil. Pero dos años después Noguera sigue apareciendo como propietario en registros públicos.
Inmueble en José Mariano Arce, Pueblo Libre, fue vendido a Luna, según Noguera por US$380 mil. Pero dos años después Noguera sigue apareciendo como propietario en registros públicos.
Edición 2543: Jueves, 14 de Junio de 2018

El Topo

Consejero del CNM que investiga influencia de José Luna en la ONPE le vendió una casa.

Inmueble en José Mariano Arce, Pueblo Libre,    fue vendido a Luna, según Noguera por US$380 mil. Pero dos años después Noguera sigue apareciendo como propietario en registros públicos.
Inmueble en José Mariano Arce, Pueblo Libre, fue vendido a Luna, según Noguera por US$380 mil. Pero dos años después Noguera sigue apareciendo como propietario en registros públicos.

Consejero Iván Noguera a la salida del CNM el lunes 11.
Consejero Iván Noguera a la salida del CNM el lunes 11.
Entre cuestionamientos, el Consejo Nacional de la Magistratura eligió a José Castillo como jefe de ONPE en febrero del 2017. Las recientes denuncias sobre el poder de los operadores de José Luna en la ONPE, que tuvieron vínculos con Vladimiro Montesinos y le habrían dado un “empujón” a la inscripción de su partido Podemos Perú, motivaron que el CNM le abra una investigación a Castillo. Pero la influencia de Luna va mucho más allá y pone en serios cuestionamientos al CNM.

La influencia política en la ONPE y el Consejo Nacional de la Magistratura ya alcanza un nivel de escándalo.

La primera se encarga de los procesos electorales y por lo tanto es el primer escalón fundamental de legitimidad del sistema democrático. Faltan cuatro meses para las elecciones municipales y regionales.

Los siete consejeros del segundo designan y ratifican a los jueces y fiscales de todo el país. Por añadidura, eligen y, de ser el caso, destituyen a los jefes de la ONPE.

Son nervios neurálgicos de los poderes del Estado. Están conectados. Y hoy también parecen atrofiados.

MALAS INFLUENCIAS
Las denuncias de la exgerente jurídica de la ONPE, Susana Guerrero, comenzaron con el favorecimiento del que habría gozado Podemos Perú, el partido del magnate Jose Luna, dueño de la universidad Telesup,  que hoy aloja la candidatura de Daniel Urresti a la alcaldía de Lima. Guerrero tiene motivos para sospechar de un operativo de falsificación de firmas que pasó por agua tibia en la ONPE.

Su testimonio terminó en graves señalamientos (CARETAS 2540) sobre el peso que tienen operadores de Luna, particularmente José Cavassa, en el funcionamiento de ONPE. Cavassa fue el gerente de gestión electoral de la organización en tiempos de Vladimiro Montesinos y fue uno de los procesados por el caso de la fábrica de firmas falsas para la ilegal re-reelección de Alberto Fujimori, en el 2000. Al igual que Luis Navarrete, exregidor de Vamos Vecino que es uno de los personeros de Luna.

Ante los preocupantes indicios, a fines de mayo el CNM inició un proceso de investigación a la gestión de Adolfo Castillo Meza, jefe de ONPE. Inicialmente se designó a los consejeros Elsa Maritza Aragón, Julio Gutiérrez e Iván Noguera como los encargados de realizar la indagación preliminar.

CARETAS 2542 reveló que Gutiérrez y Noguera favorecieron a Castillo durante las evaluaciones para su cuestionada selección como jefe de ONPE en febrero de 2017. También que la esposa de Noguera es decana de derecho en Telesup, la universidad con la que Luna ha hecho una fortuna.

Tras la publicación del artículo, el presidente del CNM, Orlando Velásquez, precisó que la indagación preliminar solo sería responsabilidad de la consejera Aragón.

Ahora se descubre que Noguera le vendió una casa a Luna en 2016.

LA VENTA DE LA CASA
Noguera y Velásquez fueron designados como consejeros en diciembre de 2014, para el período  2015-2020. El primero representa a las universidades privadas y el segundo a las públicas. Velásquez fue el último presidente de la disuelta Asamblea Nacional de Rectores y, como tal, fue un tenaz opositor a la  implementación de la ley universitaria.

Al año y medio de ejercer como consejero, el 30 de junio de 2016, Noguera le vendió una casa a Luna. Está ubicada en el Jirón José Mariano Arce 285-287 en Pueblo Libre. Según la escritura pública de compra-venta, Noguera recibió el inmueble como herencia de su madre que falleció en el 2013.
Noguera reconoció a CARETAS que Luna le pagó US$380 mil por la casa.

Pero según búsqueda realizada por CARETAS en registros públicos el martes 12, Luna, que tiene siete propiedades a su nombre, no es el dueño. Noguera sigue figurando como propietario de la casa.

“Yo sí digo la verdad”, respondió Noguera. “Sí hubo una compra-venta a la Universidad, sí mi esposa es Decana, sí he sido docente investigador, sí he sido presentado al CNM por Telesup y estoy orgulloso de eso, porque todo está muy bien”.

Añadió que “vendí la casa barata porque realmente había ya una relación laboral con la universidad”.
Sobre la persistencia de su condición de propietario explica que “la venta se hace ante un notario y el notario inscribe en registros públicos. Yo me desligo de ese tema que ya es responsabilidad suya”.
Y concluye que “todos los datos se prestan a la suspicacia, porque se puede ser mal pensado”.

A cuatro meses  de proceso electoral.
A cuatro meses  de proceso electoral.
ERA UN TOPO
Noguera iba a investigar la influencia de Luna y sus operadores en la ONPE. Es, además, uno de los consejeros que deberá votar si las irregularidades en la ONPE, relacionadas directamente con la influencia de Luna en la institución, ameritan la destitución del jefe de la ONPE.
Así está la situación.

GRUPO PARALELO
En su columna del martes 12 en La República, Ricardo Uceda reiteró que un grupo paralelo a Castillo fue el que nombró las gerencias y los cargos claves en la ONPE. Este incluía nada menos que a Cavassa y Fernando Obregón, personaje que había presentado una tacha contra el favorito del proceso de selección que eventualmente ganó Castillo y cuya empresa editó los libros que el actual jefe de la ONPE presentó para subir su puntaje. Uno de ellos tiene una denuncia de plagio, pues correspondería a otra publicación editada previamente por el propio Obregón (CARETAS 2539).  

Febrero de 2017. El entonces presidente del    CNM, Guido Águila, felicita a Castillo por su designación.
Febrero de 2017. El entonces presidente del    CNM, Guido Águila, felicita a Castillo por su designación.

Castillo negó las irregularidades y despidió a la mensajera que las denunció, Susana Guerrero. ¿Pero si todo estaba bien por qué Obregón, que era su asesor y estaba como encargado de la importante gerencia de gestión electoral –la que años antes manejó Cavassa– presentó su renuncia?

A estas alturas es lógico preguntarse si es que la CNM eligió a un jefe de la ONPE con experiencia insuficiente que serviría como mascarón de proa para que intereses subalternos se tomen por asalto la institución, que es lo que advierte la abogada Guerrero.

Velásquez acaba de rechazar el proyecto de ley que presentó el Poder Judicial para modificar la composición del CNM. Actualmente, los consejeros son elegidos por la Corte Suprema (1), la junta de fiscales supremos (1), los Colegios de Abogados (1), los colegios profesionales (2) y las universidades (2). El PJ también propone cambiar el proceso de elección y los requisitos.

El actual primer ministro, César Villanueva, presentó en febrero un proyecto de ley para ampliar los causales de vacancia de los consejeros. El expresidente Pedro Pablo Kuczynski también insistió en la necesidad de reformar el Consejo.

Cavassa participó en designación de funcionarios claves. Denunciante Guerrero.
Cavassa participó en designación de funcionarios claves. Denunciante Guerrero.

RESULTADOS INCUESTIONADOS
El sociólogo y docente Fernando Tuesta Soldevilla fue jefe de la ONPE entre 2000 y 2004. Le tocó dirigir un auténtico proceso de reconstrucción tras la salida de José Portillo Campbell, que es tristemente recordado por la frase “papelito manda” para tapar el fraude de la re-reelección.
Lo primero que debió hacer fue cambiar al personal de las gerencias. Cavassa era el poder en la sombra y se resistió a dejar su puesto.

“En países como el nuestro, uno de los elementos fundamentales es la percepción positiva que deben tener los organismos electorales”, dice Tuesta. “En lo que va del siglo siempre han estado muy arriba. Y ha costado mucho. Noticias como esta nos causan sorpresa, desazón y mucha preocupación”.
Subraya que “tenemos la elección de octubre y estamos de cara al 2021. Todo el esfuerzo se puede ir abajo si es que no se dan las medidas correctivas adecuadas. La neutralidad e imparcialidad tienen que estar acompañadas con la transparencia y limpieza del proceso, cuyos resultados deben ser incuestionados”.  

Loading...