Desmanes demuestran que radicalismo vuelve a salir a las calles. Esta marcha no es la única por estos días.
Desmanes demuestran que radicalismo vuelve a salir a las calles. Esta marcha no es la única por estos días.
Edición 2542: Jueves, 7 de Junio de 2018

Presión y Succión

Protesta contra el Congreso del martes 5 termina en violencia y queman camioneta de la Policía. Infiltrados buscan juego propio y pechar la democracia.

Desmanes demuestran que radicalismo vuelve a salir a las calles. Esta marcha no es la única por estos días.
Desmanes demuestran que radicalismo vuelve a salir a las calles. Esta marcha no es la única por estos días.

Facultades Denegadas

David Tuesta volvió a Lima en la noche del domingo 3. Entonces supo que le agendaron al  día siguiente, sin consultarle, una reunión con los dirigentes del Consejo Nacional de Transporte Terrestre (CNTT), que tenía programado el inicio de un paro para el martes 5.

Esa fue la gota de gasolina que rebasó el tanque.

El titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) estuvo de viaje oficial en París del sábado 26 de mayo al viernes 1, donde participó en actividades de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) de la que el Perú busca ser miembro pleno.

Fue la segunda manifestación en rechazo al Parlamento en menos de una semana.
Fue la segunda manifestación en rechazo al Parlamento en menos de una semana.

La resolución suprema que autorizó su viaje añadió que los días 2 y 3, se ausentaría por razones personales. De Francia se fue a visitar a su familia, que se quedó en Madrid luego que él dejó su trabajo como director corporativo de asuntos estratégicos de la Corporación Andina de Fomento (CAF) para asumir la cartera del MEF hace dos meses.  

Trascendió que esto fastidió al primer ministro César Villanueva, aunque rubricara la resolución del viaje con el presidente Martín Vizcarra. Villanueva reclamó porque Tuesta se tomaba días de más cuando en el Perú las papas quemaban como resultado del incremento del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) aprobado entre gallos y medianoche del 8 de abril.

Premier César Villanueva asistió a Comisión de Descentralización el martes 5. Instó por enorme esfuerzo de planificación. Pero se cierran las puertas de las facultades delegadas.
Premier César Villanueva asistió a Comisión de Descentralización el martes 5. Instó por enorme esfuerzo de planificación. Pero se cierran las puertas de las facultades delegadas.

La reunión de la discordia se realizó en la tarde del lunes sin Tuesta, en la sede del Ministerio de Transportes y Comunicaciones. El gobierno pactó la devolución del 54% del lSC a las empresas de transporte formales. Es decir, S/ 0.8 por galón de diésel. Los transportistas suspendieron la huelga y se firmó un acta con pocos antecedentes: un ministro MTC sancionaba un cambio impositivo en lugar de uno del MEF.

Tres días antes, el MEF propuso a los transportistas devolverles el 30% del ISC al diésel a los vehículos de hasta 5 años de antigüedad, el 10% a las de 5 a 10 años, y el 5% a vehículos más viejos. Tuesta no estaba, pero aprobó la propuesta presentada por el viceministro de Economía, César Liendo, y el director general de Políticas de Ingresos Públicos del MEF, Marco Camacho. El abanico iba en línea con el propósito original de cobrarles más impuestos a los más contaminantes.

Mensaje con complejo de Adán.
Mensaje con complejo de Adán.

El resultado final fue mucho más allá y determinó la renuncia de Tuesta, en carta presentada a Vizcarra y no a Villanueva. Liendo, el vice que llevó la propuesta del MEF a los transportistas, también se fue.
El presidente y el premier tienen una excelente comunicación. Pero no incluyó al hombre del MEF. El episodio coronó una espectacular secuencia de descoordinación en el gobierno.

Controversia con transportistas por ISC precipitó renuncia de Tuesta.
Controversia con transportistas por ISC precipitó renuncia de Tuesta.
EL SUCESOR
Al cierre de edición tomaba más cuerpo  la posibilidad de que el sucesor de Tuesta fuera Carlos Oliva Neyra, ex viceministro de Hacienda durante las gestiones de Luis Miguel Castilla y Alonso Segura en el gobierno de Ollanta Humala (2011-2015), y que luego, al final de ese quinquenio, fue vicepresidente del

Banco de la Nación y director del Banco Central de Reserva.
También estaba en la terna Carlos Casas, profesor principal en la Universidad del Pacífico y ex viceministro de Economía en 2010, durante los períodos de Mercedes Aráoz e Ismael Benavides, en el gobierno de Alan García.

Vizcarra reconoció que el jefe de gabinete de asesores de Tuesta, José Arista, completaba el bolo.

Viceministro de Hacienda entre 2006 y 2010, casi todo el gobierno aprista, fue luego gobernador de Amazonas, donde cultivó una buena relación con Villanueva, su colega en San Martín. Arista incluso impulso con el actual premier una plataforma de exautoridades regionales para sondear las posibilidades en política nacional. Villanueva exploró las opciones en Acción Popular y se inclinó por apoyar la precandidatura del actual presidente del partido, el excongresista Mesías Guevara. En el camino apareció Alfredo Barnechea y los borró del mapa. Villanueva buscó entonces refugio en Alianza Para el Progreso.   

Carlos Casas, exviceministro. Derecha, Arista pasó de casi fijo a no tanto.
Carlos Casas, exviceministro. Derecha, Arista pasó de casi fijo a no tanto.

Arista parecía fijo pero en su contra jugó el episodio de la compra de excedente de papa en enero, cuando era ministro de Agricultura de Pedro Pablo Kuczynski. Incluso haber integrado ese gabinete, cuando Vizcarra dijo que ninguno de esos ministros iba a repetir el plato, complicó sus posibilidades. Haber sido mencionado en los “mamanivídeos” tampoco ayudó. El “avenger” Bienvenido Ramírez mencionó puestos que habían sido designados como pago de favores políticos para evitar la vacancia de PPK en diciembre pasado, y dos se concretaron en el ministerio de Agricultura dirigido por Arista.      

Carlos Oliva fue el que tomó fuerza.
Carlos Oliva fue el que tomó fuerza.

DESAFÍOS Y CONTRAMARCHAS
De repente Tuesta era una suerte de mago… Valdivieso. Solo duró ocho semanas en el cargo, pero ahora pende de un hilo el plan económico del gobierno. A inicios de mayo, el Ejecutivo presentó un pedido de facultades delegadas al Congreso que iba a ser sometido a voto este jueves 7.

¿Ahora qué sentido tiene?

En el último tramo del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, el Ejecutivo anunció que presentaría un paquete de facultades delegadas, pero el documento comandado por la expremier Mercedes Aráoz  no tenía un componente tributario significativo.

En cambio, las facultades de Villanueva contienen 44 temas tributarios, cada cual más específico. Su salida, observa un reputado economista, reduce la posibilidad de que su sucesor pueda hacer política fiscal desde el MEF. Además, cuesta creer que el nuevo ministro haga suyas las propuestas diseñadas por Tuesta.  

Al final, dirigentes de transportistas negociaron con Trujillo del MTC.
Al final, dirigentes de transportistas negociaron con Trujillo del MTC.

La renuncia de Tuesta fue anunciada por el presidente Martín Vizcarra en un mensaje a la Nación de 12 minutos y 30 segundos, a las 10 de la noche, el lunes 5. “El crecimiento se logrará por inversiones, no por aumento de tasas”, enfatizó.  

Vizcarra anunció  la creación de una comisión ad hoc que legislará sobre las normas antielusivas y que será integrada por el MEF y la SUNAT.

“En arameo, lo que ocurrió en los 90”, describió  Sandro Fuentes, exsuperintendente de la SUNAT. “El MEF tiene pruebas de laboratorio, pero la SUNAT las testea en la realidad”, explicó el tributarista.

En cambio, en los últimos cinco años, las reformas tributarias han sido dictadas por el MEF en desmedro de la autonomía de la SUNAT. El resultado: el colapso de la recaudación tributaria a 12,9% del PBI. La gestión de Tuesta no fue una excepción.

Pedro Cortez, de Telefónica, top de litigios. Roque Benavides y crítica gremial.
Pedro Cortez, de Telefónica, top de litigios. Roque Benavides y crítica gremial.

La polémica alza al ISC a los combustibles, automóviles, bebidas azucaradas y alcoholes no fue debatida en el Consejo de Ministros, y Vizcarra firmó el DS, sin medir bien las consecuencias. A eso han ido las críticas que Tuesta ha formulado privadamente. A que el presidente y el premier se embarcaron en sus políticas para luego dar contramarchas. Anatema para el credo del MEF.  

Roque Benavides de Confiep coincide al afirmar que “este gobierno ha tenido decisiones que, al final, ha tenido que tomar pasos hacia atrás”. Sobre el ISC añadió que “el mensaje no es el más adecuado, yo creo que las decisiones tienen que pensarse bien y cuando se toman se deben defenderlas”. Criticó iniciativas como la cancelación de los contratos de exploración y concesión petrolera con la empresa Tullow Oil, firmados en los últimos momentos del gobierno de PPK y a los que se oponían pescadores artesanales del norte del país.

De hecho, durante su mensaje, el Presidente mostró signos de un complejo de Adán que dejó ver su flanco débil de la comprensión de la economía. “En solo dos meses, ya se ven los cambios”, subrayó.
¿Si es así por qué se fue su ministro de Economía, desautorizado en las semanas previas no solo por el ISC sino también por la intención de modificar el Impuesto a la Renta?

Vizcarra atribuyó como mérito de su corta gestión el crecimiento económico de marzo y abril, la concesión de la mina Michiquillay y la ampliación de la de Toromocho, además de la entrega de concesión  de los puertos de San Martín en Pisco y Salaverry en Trujillo.

“Estamos recién poco más de dos meses”, hizo notar. “Sin embargo, vemos que ya nos exigen resultados como que estuviéramos dos años. Estamos dos meses y ya estamos entregando obras, culminando, haciendo transferencias, pensando de manera descentralizada”.
En efecto, van dos meses.


Rascando la Olla
Vizcarra se refirió a litigios con empresas, no a deudas tributarias.
Durante su mensaje, el presidente Martín Vizcarra dijo que las grandes corporaciones deben al fisco cerca de S/ 8 mil millones — o 1% del PBI. Sin embargo, es falso que se podrá recaudar esa suma.  Se trata de litigios en el Poder Judicial. Algunos ya a nivel de la Corte Suprema, cierto.  La reciente sentencia a favor del Estado de una deuda de S/ 8 millones a Telefónica por servicios satelitales acaso sea la punta del iceberg.  
“No ha habido el esfuerzo del Estado para cobrarles como corresponde”, insistió el presidente al día siguiente en Cajabamba, Cajamarca, donde entregó las obras de un hospital.
El cálculo total de la suma sideral de tributos, multas e intereses de las grandes empresas, con cuentas que retroceden hasta cuatro décadas, supera los S/ 11 mil millones. Las deudas originales son de aproximadamente S/ 2 mil millones pero se suman S/ 1500 millones de multas y más de S/ 8 mil millones de intereses. El ránking litigioso lo lidera Telefónica (S/ 6.5 mil millones), Cerro Verde (S/ 2 mil millones), Volcán (S/ 1 mil millones), Scotiabank (S/ 450 millones) y Pluspetrol (S/ 100 millones).
Fuera del radar, hay S/ 75 mil millones por cobrar a miles de pequeñas y medianas empresas como el Club Universitario de Deportes, por ejemplo. De ahí a incorporar todo ello a la caja, hay un buen trecho. Y que reemplace la reforma de un modelo tributario que hace rato pide chepa, hay otro más.   
En septiembre pasado, el jefe de la SUNAT, Víctor Shiguiyama, declaró en la Comisión de Presupuesto del Congreso que ese modelo “ya está llegando a su límite” y que requiere cambios estructurales para hacer más modernos los regímenes tributarios, racionalizar las exoneraciones y fortalecer las capacidades del ente recaudador.

Loading...