Edición 2539: Jueves, 17 de Mayo de 2018

Juntando las Piezas

Gobierno aplica un “gasolinazo”, pero no es suficiente para cumplir con la meta de recaudación tributaria.

No convenció ministro David Tuesta en el tradicional desayuno empresarial SAE Apoyo este martes 15. El selecto grupo de ejecutivos interrogó al titular de Economía sobre el paquete de facultades legislativas y el aumento al Impuesto Selectivo al Consumo (ISC). Se le preguntó sobre el empoderamiento del Tribunal Fiscal, y respondió “voy a tomar nota”, cuando es un capítulo de la ley de facultades delegadas. Desde el frente minero se le pidió que precise qué tiene en mente sobre los convenios de estabilidad tributaria. Tuesta sostuvo que se adecuará conforme a los estándares internacionales como en Chile. Pero en Chile no hay convenios de estabilidad. De acuerdo a fuentes presentes en el desayuno, Tuesta no dio la talla. O no soltó prenda.

Ministro Tuesta a su salida del Congreso el martes 15.
Ministro Tuesta a su salida del Congreso el martes 15.
Esta semana, Tuesta  subió las tasas del  ISC a los combustibles, las bebidas azucaradas, licores y autos nuevos. Según fuentes allegadas al MEF, el ministro ha querido reducir a cero el riesgo que la meta del déficit fiscal se les vaya de las manos –proyectada en 3,5% del PBI el 2018.  El gobierno ya aplicó recortes de gastos públicos que significarán un ahorro de S/ 900 millones. El ISC debe reportar S/ 1,700 millones al fisco asegurando la meta.  Existe un consenso de que la situación fiscal está en el límite. Pero no sobre la oportunidad en el alza del ISC.

En marzo, la regularización del Impuesto a la Renta (IR) reportó S/ 5,456 millones, un récord histórico, básicamente por la mayor renta minera. En bandeja, el impulso fiscal que necesitaba el MEF. En contraste, el ISC no mueve la aguja de la recaudación significativamente. En 2017, el fisco recaudó S/ 6,300 millones por concepto del ISC, una fracción de los S/ 110,000 recaudados en impuestos.  La mitad de los ISC provienen de la cerveza, más que los propios combustibles. Parece ser que en el Perú se chupa más de lo que se moviliza.

Donde hay carne es en la propuesta de eliminación de exoneraciones tributarias que suman  S/ 16,000 millones. Las hay de todo tipo: regionales, educativas, etcétera. Pero previsiblemente este capítulo confrontará resistencias en la Selva y en el propio Congreso.

El gobierno se ha trazado como meta incrementar la presión tributaria de 12,9% a 15,3% del PBI al 2021. La brecha de recaudación es del orden de S/ 35,000 millones. El paquete de facultades delegadas en materia tributaria plantea la reforma de la Ley del Impuesto a la Renta y del Impuesto General a las Ventas, nuevas medidas antielusivas y la modificación de los regímenes de estabilidad tributaria, entre otras. Es ambiciosa, pero poco precisa. El viernes 18, el Premier César Villanueva sustentará el pedido de facultades delegadas ante el Congreso.


Botón Rojo

El frágil equilibrio entre el crecimiento económico y la disciplina fiscal.

El ministro Tuesta apretó el botón rojo,  el martes 8, a las 23:58 horas. Los nuevos ISC entraron en vigencia a las 00:00 del día siguiente. La norma completa fue colgada en el portal web de El Peruano a las 00:03 y la versión impresa del DS fue publicada en El Peruano el jueves 10 – fechada el miércoles 9. Los nuevos gravámenes entraron en vigencia 24 horas antes de que muchos contribuyentes se enteraran.
- El alza en el ISC grava a los combustibles y bebidas nocivas más que a las limpias. En términos ambientales, corrige una inveterada distorsión. Aun así, el diésel con menos contenido de azufre (Repsol)  ahora es más caro que el diésel más nocivo (Petroperú). La norma cae en otras pequeñas contradicciones patrióticas: los licores de más grado alcohólico son gravados más fuertemente, salvo el pisco.
- El gobierno sustentó el alza de los ISC por consideraciones ambientales y de salud. Pero el encarecimiento de las gasolinas puede tener un efecto contractivo en la economía cuando el crecimiento es aún débil,  se advierte. Ironizó un asistente al SAE de Apoyo, ¿es esta una política sanitaria o tributaria?
- A Alfredo Thorne se le acusó de aplicar un frenazo económico. Tuesta está aplicando otro frenazo. Recortar el gasto público y aumentar los impuestos son medidas eminentemente contractivas de la economía.    

Loading...