Heredia contiene a la prensa que irrumpió en su casa en la tarde del lunes 30: “¡Están invadiendo propiedad privada!”.
Heredia contiene a la prensa que irrumpió en su casa en la tarde del lunes 30: “¡Están invadiendo propiedad privada!”.
Edición 2537: Jueves, 3 de Mayo de 2018

Preguntas Ardientes

Libertad de Nadine Heredia y Ollanta Humala inicia nuevo capítulo del proceso penal, apuntalado por nuevos testimonios en Brasil.

Heredia contiene a la prensa que irrumpió en su casa en la tarde del lunes 30: “¡Están invadiendo propiedad privada!”.
Heredia contiene a la prensa que irrumpió en su casa en la tarde del lunes 30: “¡Están invadiendo propiedad privada!”.

Las últimas semanas, Nadine Heredia se había mostrado mucho más afectada. Su aparente estoicismo estaba quebrado y la razón era muy cercana a sus afectos de madre. Una de sus hijas requiere de frecuentes consultas médicas por un problema de columna e incluso crecía la posibilidad de una intervención quirúrgica en una zona siempre delicada.

Su reclusión le impedía acompañarla donde los médicos, labor que recaía usualmente en su madre Antonia Alarcón y su hermano Ilán Heredia. A diferencia de su esposo Ollanta Humala, su régimen era mucho más restrictivo y apenas podía hablar con la niña, o con sus parientes para que le actualicen la situación, por la noche. Afortunadamente, el diagnóstico de la niña se fue estabilizando y hasta ahora no es necesaria la operación.

Cuando se anunció la sentencia del Tribunal Constitucional, el jueves 26, Humala y Heredia se encontraban juntos con sus tres hijos en el penal de la Diroes, donde el ex presidente cumplía su mandato de prisión preventiva. La visita familiar había sido arreglada de acuerdo a ley con un mes de anticipación, para que coincidiera con el cumpleaños número 16 de Illariy, la hija mayor.

El júbilo se apoderó del ambiente al conocer la decisión que les permitía recobrar la libertad tras nueve meses y medio entre rejas, pero la demora posterior del trámite de fin de semana se hizo eterna.

“Pasamos de una prisión preventiva arbitraria a una ilegal privación de nuestra libertad”, tuiteó Humala.
El trámite disponía que el TC notifique físicamente a las partes a través de Courier y que los cargos sean incluidos en el expediente remitido a la Cuarta Sala Penal de la Corte Superior de Justicia de Lima. Hasta ahí se avanzó el viernes 27. El lunes 30 la sala remitió la documentación al juzgado que denegó previamente el habeas corpus, que a su vez ofició al Inpe, que tenía 24 horas para proceder a la libertad.

Para la defensa de la pareja el trámite no se aplicaba a los que están privados de libertad y el TC, que sesionaba en Arequipa, pudo tranquilamente notificar por vía electrónica la decisión directamente al Inpe el mismo jueves.

Heredia salió del penal anexo de mujeres de Chorrillos pasadas las 5 de la tarde. Cada escollo se convirtió en agónico y el último fue el que encontró en la turbamulta de la prensa apostada en la entrada de su casa. Cuando se abrió la puerta del garaje, el enjambre empujó en pleno.

Tortuoso retorno de Heredia a su casa. Fiscalía considera que tiene “las pruebas necesarias” para presentar acusación.
Tortuoso retorno de Heredia a su casa. Fiscalía considera que tiene “las pruebas necesarias” para presentar acusación.

Con justicia, allí se esfumó la sonrisa que la ex primera dama había mostrado a cámaras en todo este difícil trance, aun cuando una casaca le tapaba las esposas.

“¡Salgan de mi casa, están invadiendo propiedad privada!”, exclamó mientras su madre y personal de seguridad sacaban a los periodistas.

La patética escena fue mencionada más tarde por Humala que primero pasó a saludar a la militancia del Partido Nacionalista y luego declaró en la puerta de la casa, flanqueado por Heredia y su abogado Alberto Otárola, cuya sonrisa era tan amplia que amenazaba con salirse de su cara.

“Ingresaron a mi casa sin autorización. Entiendo que es por el calor de la chamba, pero eso también nos demuestra que la prensa debe actuar con responsabilidad. Deben respetar porque respetos guardan respetos”.

Segundos antes, se le había quebrado la voz.

Humala declaró que salieron “fortalecidos” y aceptó “martirologio”.
Humala declaró que salieron “fortalecidos” y aceptó “martirologio”.

LA RUTA DEL PROCESO
Humala se ha referido al “martirologio” como requisito para fortalecer a su partido, por cierto inexistente en las encuestas. También a la sensibilización que ha pasado como político al vivir en carne propia la separación que la cárcel impone en las familias.

La experiencia ha sido sin duda dramática. Pero está muy lejos de terminar.

El fiscal Germán Juárez anunció que la investigación preparatoria se encuentra en su fase final y el coordinador de la Fiscalía de Lavado de Activos explicó que “tienen las pruebas necesarias” para acusarlos de lavado de activos tras recibir US$3 millones de Odebrecht.

Los abogados de la pareja aclaran que se debe incorporar primero los testimonios recabados recientemente en Brasil (ver nota aparte), lo que encuadra la presentación de la acusación en un plazo razonable de alrededor de 60 días. Como mínimo, el juicio oral se debería iniciar en agosto. En los próximos días, el presidente del PJ, Duberlí Rodríguez, emitirá directivas para que el juicio tome como máximo un año, tomando como referencia el proceso que el juez César San Martín llevó contra Alberto Fujimori.

Por el lado de la receptación del dinero, la acusación se divide en dos grandes bloques. El primero se refiere al procedente de Venezuela para la campaña del 2006. Aunque las vinculaciones de Humala con Hugo Chávez fueron notorias, esta es la parte menos sustanciosa de la acusación. Otra cosa ocurre con Brasil, donde los testimonios de Jorge Barata, Marcelo Odebrecht, Luiz Mameri y Fernando Migliaccio son complementarias y concluyentes sobre el aporte del dinero solicitado por Lula da Silva y el origen de la llamada Caja 2 del Departamento de Operaciones Estructuradas. Por lo tanto, los fondos serían de origen ilícito (el abogado Wilfredo Pedraza apunta que en todo caso eso no tenía por qué saberse: “hacia el 2011 Barata era considerado empresario del año, con gran influencia en Confiep”). A ellas se añade la del publicista Valdemir Garreta, quien confirmó el pago de US$ 986 mil por parte de Odebrecht y OAS por su trabajo y el de Luis Favre en la campaña.  

La estrategia de Humala consistirá en torear lo que se refiere a la recepción del dinero, particularmente  a Nadine Heredia. Toman de referencia una supuesta parte de la declaración de Migliaccio, en la que admite la posibilidad que dinero enviado al Perú pudo terminar en otros rubros distintos a los “proyectos” para los que estaba destinado.

Pasada esa parte –pues persisten pocas dudas del ingreso de ese dinero- se concentrará en combatir la acusación por lavado de activos. El fiscal Vela sostiene que las pericias contables y financieras del Ministerio Público al patrimonio de la pareja arrojan un desbalance de S/.9 millones.

Vela confía en que tienen evidencia más que suficiente y expresa poca confianza en los resultados de la cooperación internacional, aunque en abril la justicia suiza desestimó el pedido de Ivoska Humala, hermana del ex presidente, para evitar la divulgación de sus cuentas en ese país. Heredia tuiteó que no hizo transferencias a su cuñada y que ella ni su marido tienen cuentas fuera de las ya conocidas en Francia.

El abogado Pedraza recuerda que la ley de partidos sanciona los aportes ilegales “con un circuito adecuadamente regulado” que los encuadra en faltas administrativas y no penales. Por eso conectar el aporte con las finanzas personales de los Humala constituye el mayor desafío de la Fiscalía.