Ernesto Blume, Marianella Ledesma, Augusto Ferrero y Carlos Ramos. Abajo, Manuel Miranda, José Luis Sardón y Eloy Espinoza-Saldaña.
Ernesto Blume, Marianella Ledesma, Augusto Ferrero y Carlos Ramos. Abajo, Manuel Miranda, José Luis Sardón y Eloy Espinoza-Saldaña.
Edición 2534: Jueves, 12 de Abril de 2018

Tres a Tres

Voto de Eloy Espinosa-Saldaña romperá desempate de habeas corpus Humala-Heredia. De otro lado, la guerra sigue en el TC.

Ernesto Blume, Marianella Ledesma, Augusto Ferrero y Carlos Ramos. Abajo, Manuel Miranda, José Luis Sardón y Eloy Espinoza-Saldaña.
Ernesto Blume, Marianella Ledesma, Augusto Ferrero y Carlos Ramos. Abajo, Manuel Miranda, José Luis Sardón y Eloy Espinoza-Saldaña.

Luego de dos plenos, el Tribunal Constitucional postergó para el 26 de abril su decisión sobre el habeas corpus interpuesto por Ollanta Humala y Nadine Heredia para enfrentar el proceso por lavado de activos en libertad. El magistrado Eloy Espinosa-Saldaña se encuentra de vacaciones y dejó su voto en un sobre sellado, pero el resto del pleno no aceptó abrirlo en ausencia y emitirá su voto en persona en la fecha señalada. La cosa está que arde. Ernesto Blume, presidente del colegiado, apuntaba en un principio a una decisión unánime pero la pretensión tuvo que ser abandonada. Blume, Carlos Ramos y Augusto Ferrero se inclinan por declarar fundada la demanda. Manuel Miranda, José Luis Sardón y Marianella Ledesma, en cambio, van por su archivamiento. Se trata de una configuración interesante, pues no responde a la división progre-conservadora que se le atribuye al TC. El abogado de la pareja, Wilfredo Pedraza, reclamó que se consigne el voto de Espinosa-Saldaña antes del 26 y el propio magistrado declaró a El Comercio su extrañeza desde España. Alega que los cambios introducidos en el borrador de sentencia no cambian su voto “en una línea”. Según fuentes cercanas al magistrado, la presión para no abrir su voto vendría desde Blume y Sardón. Ambos –con Ferrero– votaron por vacarlo el 20 de marzo, pero la balanza se inclinó a favor de Espinosa-Saldaña. Hay que recordar que la controversia ya venía desde la acusación constitucional para tres magistrados –con destitución para Espinosa-Saldaña– que casi se concreta en el Congreso, y que solo fue detenida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Según este orden de ideas, se buscaría cargarle el muerto del retraso a Espinosa-Saldaña. 

Loading...