Ernesto Blume, presidente del TC, recordó que fallos de la  CIDH son de obligatorio cumplimiento.
Ernesto Blume, presidente del TC, recordó que fallos de la CIDH son de obligatorio cumplimiento.
Edición 2526: Jueves, 15 de Febrero de 2018

La Cruz del Tribunal

TC pide acatar fallo de CIDH que deja sin efecto denuncia contra magistrados. Se vienen otros casos claves.

Ernesto Blume, presidente del TC, recordó que fallos de la  CIDH son de obligatorio cumplimiento.
Ernesto Blume, presidente del TC, recordó que fallos de la CIDH son de obligatorio cumplimiento.

El presidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Blume Fortini, señaló  el martes 13, que el Estado debe cumplir con lo ordenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en el sentido de dejar sin efecto la acusación constitucional contra cuatro de los magistrados, que incluye la recomendación de destituir e inhabilitar por 10 años al magistrado Eloy Espinoza. “Invocamos muy respetuosamente a las autoridades respectivas a cumplir esta decisión de la Corte IDH”, expresó Blume, que advirtió que las decisiones de la Corte son de obligatorio cumplimiento. La noche anterior, el presidente del Congreso, Luis Galarreta, declaró que solicitarían al Ejecutivo, mediante Relaciones Exteriores, que formule a la Corte un pedido de aclaración del fallo. El argumento central es que la instancia nacional no se ha agotado y que se trata de un caso en curso, por lo que el tribunal supranacional no tiene vela en el entierro. Pero la cosa va por otro lado. A los jueces los acusan por haber “cambiado” el voto del exmagistrado Juan Vergara, cuando estos afirman que todo lo que se hizo fue contabilizarlo de manera correcta. Lo que ha hecho la CIDH es controlar el cumplimiento de la sentencia del caso El Frontón, en la que se ordena al Estado hallar y castigar a los responsables. La sanción, particularmente contra Espinoza, impediría el cumplimiento de esa sentencia, pues, en corto, permitiría que el caso ya no sea considerado como un crimen de lesa humanidad, con lo que las responsabilidades quedarían truncas. El TC tiene en preparación otros fallos que interesan sobremanera a Fuerza Popular, como el hábeas corpus presentado por Keiko Fujimori para anular la sentencia contra Alberto Fujimori –y por el que se pronunciarían sobre el indulto– y el que permitiría formar otras bancadas más allá de la mixta de independientes.