El mismo presidente del PJ, Duberlí Rodríguez, encabeza inspección in situ.
El mismo presidente del PJ, Duberlí Rodríguez, encabeza inspección in situ.
Edición 2524: Jueves, 1 de Febrero de 2018

Duberlí En Chaparrí

Como en el Lejano Oeste, área de conservación privada en Lambayeque se convierte en tierra de nadie.

El mismo presidente del PJ, Duberlí Rodríguez, encabeza inspección in situ.
El mismo presidente del PJ, Duberlí Rodríguez, encabeza inspección in situ.

En el marco del “Pacto de Madre de Dios”, firmado en noviembre y entregado el 21 de enero al papa Francisco, el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez Tineo, estuvo el sábado 26 en el área de conservación privada (ACP) de Chaparrí y en el caserío El Mirador, en Chongoyape, Lambayeque. Visitó la casa, ahora abandonada, de Flor Vallejos, donde fue asesinado su esposo el teniente gobernador José Napoleón Tarrillo Astonitas (Caretas 2523).

Rodríguez estuvo acompañado del congresista Marvin Palma, de Fuerza Popular, y de representantes del Ministerio Público, la Corte Superior de Lambayeque y del Frente de Defensa “Salvemos Chaparrí”, con quienes recorrió la zona donde se produjeron los incendios de noviembre y diciembre 2017.

“También hemos ido a un lugar que ya ha sido invadido y donde ha intervenido maquinaria pesada dejándolo totalmente talado y listo para comenzar labores agrícolas dentro del ACP de Chaparrí”, señaló.

En Chongoyape hay 42,412 hectáreas: 34,412 son del ACP Chaparrí. Hay otras 100 hectáreas del fotógrafo Heinz Plenge, llamado ACP “La Huerta de Chaparrí”. Las casi ocho mil restantes pueden ser cultivadas por la comunidad. Sin embargo, mil hectáreas de Chaparrí ya han sido invadidas por Segundo Barrantes Paiva. “Si dejamos que avancen, mañana serán 2 mil, pasado 3 mil, y así sucesivamente hasta terminar con el área de conservación privada de Chaparrí”, se alarma Rodríguez.

Asesinado teniente gobernador.
Asesinado teniente gobernador.

Flor Vallejos, la viuda del asesinado ‘Napo’ Tarrillo, ha debido salir del lugar por las amenazas. Se ha querido pasarlo como un crimen pasional o como ajuste de cuentas por presuntamente traficar con terrenos. Para el alto magistrado, “la hipótesis más creíble es aquella vinculada a las invasiones de Chaparrí, porque él denunciaba que la Policía, los fiscales y los jueces no le ponían atención”.

Las declaraciones sobre el tema de la ministra del Ambiente, Elsa Galarza, durante su visita a Chiclayo fueron muy criticadas. Para ella, el Estado no se pueden meter: “Lo que tratamos de hacer es vigilar que estén cumpliendo la normativa. Si no la cumplen, se les retira la certificación”, dijo. Para el presidente del Poder Judicial, “lo concreto es que las 34 mil hectáreas de Chaparrí están siendo invadidas y eso hay que parar”. Plenge, por su parte, consideró que las declaraciones ministeriales eran “dulce música para los oídos de los traficantes y terroristas que están matando a las personas que defienden la reserva”. A Plenge le interesó el lugar, “por la posibilidad de hacer algo por el bosque seco y por la presencia del oso andino”. Los comuneros de Chongoyape pidieron su ayuda y lo invitaron a volverse comunero. Le quisieron vender 500 hectáreas en el lugar, pero él aceptó 100, las llamadas ACP “La Huerta de Chaparrí”.

Duberlí Rodríguez señala que es la primera en su género de Latinoamérica. Diez años después, ya había 41. Actualmente hay 122, según el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado. “Ha sido un buen ejemplo para la conservación de bosques, flora y fauna”. Según Rodríguez, solo hay una investigación en etapa preliminar por un incendio de noviembre de 2016. El único acusado es Javier Cruzado Carranza.

Loading...