Sepúlveda, ¿un amigo indelicado? Derecha, urgentes explicaciones que lo obligarán a rememorar.
Sepúlveda, ¿un amigo indelicado? Derecha, urgentes explicaciones que lo obligarán a rememorar.
Edición 2519: Miércoles, 20 de Diciembre de 2017

Cuentas Ignoradas

Las primeras facturas corresponden al periodo en que PPK era ministro de Estado de Alejandro Toledo.

Sepúlveda, ¿un amigo indelicado? Derecha, urgentes explicaciones que lo obligarán a rememorar.
Sepúlveda, ¿un amigo indelicado? Derecha, urgentes explicaciones que lo obligarán a rememorar.

Como el apóstol Pedro, Pedro Pablo Kuczynski negó tres veces su vinculación con la constructora brasileña Odebrecht. A dentelladas, el Presidente de la República finalmente lo admitió este fin de semana.

Leer: Una Costosa Mentira

La pistola humeante fue la relación de pagos a las empresas de servicios financieros Westfield y First Capital entregada por Odebrecht a la Comisión investigadora Lava Jato del Congreso, el martes 12 pasado. Las primeras facturas corresponden al periodo en que PPK era ministro de Estado del gobierno de Alejandro Toledo entre febrero del 2004 y julio del 2006.

El domingo 17 por la noche, el Presidente de la República ofreció una tensa entrevista en vivo transmitida por la Tv nacional ante un panel de cinco periodistas. El Presidente reiteró que no es socio ni ejecutivo de First Capital, la “boutique” financiera de propiedad del chileno Gerardo Sepúlveda. Y aseguró que Westfield –en efecto, de su “propiedad unipersonal”– fue administrada, mientras fue ministro de Economía, presidente del Consejo de Ministros y jefe de Proinversión, por su socio… Gerardo Sepúlveda. Pero el Presidente no presentó ningún documento que formalice su alejamiento de la empresa durante ese periodo.

Leer: Los Lazos de Miami

First Capital (FC) estructuró una emisión pública de bonos para el proyecto hidroenergético Trasvase Olmos de US$ 100 millones en 2006. Según el estado de cuentas de Odebrecht, FC recibió US$ 950,000 como comisión de éxito por esa operación. Paralelamente Odebrecht pagó a Westfield un total de US$ 782,000 entre el 2004 y el 2007.

Por un lado, la bicoca de US$ 60,000 por concepto de “reembolsos de gastos” a nombre de Trasvase Olmos. La facturación se disparó en diciembre del 2007 por servicios financieros aún pendientes de una urgente explicación a nombre de IIRSA Norte, el ramal Norte  de las famosas carreteras Interoceánicas por las cuales Odebrecht sobornó con US$ 20 millones al presidente Alejandro Toledo, según confesión del exejecutivo de Odebrecht, Jorge Barata, ante las autoridades judiciales en Brasil.

Hasta ser confrontado por las contundentes evidencias, Kuczynski se negó sostenidamente a admitir que alguna vez hizo negocios con la principal empresa implicada en el multimillonario escándalo internacional de sobornos Lava Jato. Sus omisiones y mentiras atizan ahora el fuego de la vacancia con la virulencia de un incendio en California, y Kuczynski está al filo de ser vacado de la Presidencia de la República por el Congreso –dominado por una mayoría fujimorista agresiva y cerril– a solo 18 meses de su mandato. Contra las cuerdas, mostró su cara más banal: el banquero de inversión, sin reconocer el obvio conflicto de intereses  descubierto. Sin embargo, aún es prematuro saltar a conclusiones definitivas.

Leer: Los Reembolsos de Westfield

Los servicios financieros al Trasvase Olmos y H2Olmos de FC en 2006 y 2012 están acreditados. Los depósitos se realizaron a través de la banca y los desembolsos no fueron de la Caja 2 –contabilidad paralela para el pago de coimas– de Odebrecht. La adjudicación del proyecto Trasvase Olmos en julio del 2004, siendo PPK titular de Economía, fue el cierre de un proceso impulsado seria y consistentemente desde 1999, en el gobierno de Alberto Fujimori. A su vez, el concedente era el Gobierno Regional de Lambayeque y la contratación de FC y Westfield fue un negocio con el concesionario privado. En términos éticos, esos vasos comunicantes no debieron ocurrir, si bien relativiza la naturaleza de los cargos hoy utilizado por la oposición política para defenestrarlo del poder.

Loading...